El curioso caso del viejo Volvo Amazon familiar que le mojaba la oreja al Ferrari 458 Italia

 | 

“Nunca te fíes de las apariencias” es un sabio refrán que habremos escuchado cientos de veces y que describe a la perfección casos como el que aquí os presentamos. Si os ponen delante de vosotros un viejo Volvo Amazon del año 1967 con carrocería fúnebre familiar, de esas de gran tradición en el fabricante sueco, seguramente pensaríais que estáis ante un coche honesto y funcional, un clásico que ha dado muchos años de servicio a una familia y que quizás merezca como premio una buena jubilación.

Pero lo que nunca, o casi nunca se os pasaría por la cabeza es que ese mismo Volvo Amazon, con más de cuarenta años a sus espaldas, podría plantarle cara en una recta a un Ferrari 458 Italia y sacarle los colores al conductor de éste. Pues aquí tenéis la prueba, aunque claro está, este no es un Volvo familiar cualquiera. Debajo de su capó hay truco, y no es otro que los más de 600 CV turboalimentados. De hecho, y siendo honestos, tanto su exterior como su interior ya nos dan pistas de que estamos ante una buena dosis de vitaminas bajo su inocente diseño.

Y es que este es uno de esos casos que tanto nos gusta, cómo con un poco de maña se pueden lograr cosas que al primer pensamiento de cualquiera parecerían casi imposibles, o como mínimo muy difíciles. Como poner en apuros a todo un Ferrari 458 Italia, una de las creaciones más recientes de los de Maranello, con sus 570 CV dirigidos a las ruedas traseras y todo un arsenal tecnológico, con un sleeper envuelto en la carrocería de clásico. Pero es que la historia de este Volvo Amazon es de lo más pintoresca, ya que más allá del exterior, de su estado original probablemente poco quede.

Construido por Mattias Vöcks, ingeniero de Koenigsegg, este Volvo fue ampliamente modificado con el objetivo de ser mostrado en el SEMA Show 2006. Partiendo de un bloque Volvo de 2.8 litros y seis cilindros, gracias a un buen soplado del turbocompresor se superan los 600 CV. Y 600 CV nada dulces, hay que decir, porque a la vista del vídeo la entrega de potencia parece absolutamente brutal.

La preparación se completa con un puesto de conducción muy deportivo, unas llantas de aleación muy generosas (para proporcionar tracción suficiente) y un chasis totalmente reforzado y retocado en aspectos como frenos o suspensión. Disfruta de los vídeos, porque un viejo Volvo dejando atrás con facilidad a todo un Ferrari moderno no se ve todos los días…

Fuente: Jalopnik
En Diariomotor: Volvo Amazon Turbo 1967 con 500 CV

Lee a continuación: Volvo C70 Inscription, una edición especial del descapotable con leves cambios

  • ykz93

    ¿Se atrevería con el Köenigsegg rojo? Aunque creo que está a otro nivel.

  • Como Santa está muy ocupado – o desacreditado -, A los Reyes Magos que se dejen de llaveros y velones aromáticos para la casa y que me manden una wagon igual :)

  • enzo099

    Le moja la oreja y encima tiene espacio para llevarse las maletas!

    • Yo me complicara más la vida y le montara otro motor ahí jeje

  • Rubén

    Lo que mas gusta del video es el bonito sonido del viento que no deja oir NADA