Bentley ve su futuro en híbridos enchufables y SUV

 |  @davidvillarreal  | 

El sustancial crecimiento de las ventas de Bentley durante el ejercicio 2011 parece haber dado alas, y nunca mejor dicho, a este tradicional fabricante de lujo británico que se muestra dispuesto a iniciar una auténtica revolución en su gama de productos. Recordemos que el aumento de las ventas a nivel global ha sido de un 37%, superándose las 7.000 unidades, 2.000 de las cuales únicamente fueron destinadas a Norteamérica (el feudo de la marca) y con un crecimiento en China del 104,17%.

Tras dos años de pérdidas Bentley regresa a los beneficios y se plantea ya toda una serie de nuevos productos que traten de aumentar aún más las ventas anuales de una marca de lujo que, pese a la crisis, sigue creciendo a un ritmo imparable. Bentley se ampara en la experiencia Porsche para expandir sus posibilidades con híbridos, probablemente enchufables, nuevas carrocerías y versiones para el Continental y un SUV de lujo. Por otro lado en Crewe hay quien ve la desaparición de Maybach como una oportunidad para cubrir el hueco del fabricante de gran lujo de Daimler.

Recientemente os comentábamos la sorpresa y satisfacción con que habíamos acogido la llegada de los nuevos motores V8 a la gama Bentley Continental GT y GTC. Por primera vez Bentley mostraba sus intenciones de modernizar su gama de motores y adaptarse a las exigencias de eficiencia impuestas por los tiempos que corren en una industria automovilística donde cada vez tienen menos cabida motores como aquellos W12 que habían dominado hasta el momento y cada vez más apuestas más eficientes como los nuevos V8 y sus menos de 11 litros/100 kilómetros.

La apuesta de Bentley va mucho más allá y ya estarían trabajando en sus primeros híbridos. Para ello harían uso de la tecnología del Grupo Volkswagen, la misma empleada por Porsche, pero en este caso según declaraciones del jefe de ingenieros de Bentley, Rolf Frech, a la revista británica Autocar, la tecnología híbrida enchufable se postularía como la más atractiva para sus intereses. Garantizaría el mantenimiento de un alto par a bajas vueltas y sobretodo mejoraría la eficiencia y los consumos de los nuevos modelos.

Durante los últimos meses también se rumoreó acerca de un diésel, pero dicha posibilidad parece aún más lejana.

Aún más prometedora se vislumbra la posibilidad de un SUV de postín, de alto standing. Según apuntan los primeros rumores esta alternativa se posicionaría por encima de las que ya existen en el mercado, su precio base no sería inferior a los 120.000€. Recordemos que Maserati también ultima sus planes de lanzar un todocamino de lujo y corte deportivo para el próximo año. En este caso y debido a su exclusividad y su elevado precio, difícilmente podría revalidar el éxito del Porsche Cayenne.

Otro movimiento imprescindible sería la ampliación de la gama Bentley Continental con nuevas carrocerías y opciones. Las más probables serían una versión extrema del Bentley Continental GT Supersport, un descapotable con un nuevo y avanzado sistema de capota (podemos imaginarnos que un techo rígido escamoteable) y un pequeño coupé biplaza.

Bentley espera que estos movimientos ayuden a lograr el objetivo de superar las 10.000 ventas anuales a medio plazo, en cuestión de un par de años.

Fuente: Autocar.co.uk | The Wall Street Journal
En Diariomotor: Algunas pistas sobre el futuro de Bentley: un SUV y un deportivo ligero para la firma

Lee a continuación: Bentley Continental GT y GTC V8, inusitadamente eficiente

Solicita tu oferta