Rolls-Royce no piensa en reducir el tamaño de sus motores, pero sí en hibridarlos

 |  @vfdezd  | 

Las restrictivas normativas anticontaminación aprobadas en Europa y EEUU hacen que los fabricantes de vehículos muy potentes busquen urgentemente soluciones para reducir las emisiones medias de sus vehículos. Muchos de ellos están pensando en ofrecer vehículos eléctricos que corten de raíz esos problemas con las emisiones, como es el caso de Rolls-Royce. En el Salón de Ginebra de 2011 presentaron el Rolls-Royce Phantom 102EX, un prototipo en forma de Phantom equipado con motor eléctrico.

La intención de la marca era seguir trabajando en la autonomía y las prestaciones que podría ofrecer este coche de cara a lanzar en un futuro a medio plazo una versión de producción, pero todos los análisis realizados por la marca británica en estos meses han demostrado que un Rolls eléctrico no se adaptaría a las exigencias de sus clientes debido a la inmadurez de la tecnología. Hace unas semanas supimos que han dejado de lado por el momento el desarrollo de un modelo eléctrico, pero ello no significa que hayan abandonado la carrera por reducir las emisiones de su gama.

Una de las opciones que podría aplicarse sería la reducción de tamaño de los motores, que son gigantescos bloques V12 con consumos desorbitados. Preguntado acerca de esta posibilidad, el CEO de la marca dijo en el pasado Salón de Nueva York que no van a tocar los motores V12 ya que son el santo y seña de la marca pero, en cambio, dejó la puerta abierta a una posible hibridación de sus coches. Considera que el futuro pasa por combinar un motor eléctrico y uno de combustión interna en el mismo coche.

El directivo puntualizó que no tienen ningún proyecto concreto de investigación sobre esta tecnología, pero ha afirmado que un híbrido enchufable tiene muchas posibilidades de llegar a ser fabricado por la marca. Teniendo en cuenta que aún no están trabajando en ello, y que las cosas de palacio van despacio no se espera que Rolls-Royce tenga listo un híbrido enchufable al menos hasta finales de esta década, por lo que puede que su lanzamiento se postergue hasta el lanzamiento de un futuro modelo completamente nuevo, quizá el reemplazo del veterano Rolls-Royce Phantom.

Con esta tecnología, los Rolls-Royce podrían mantener el imponente rendimiento de sus mecánicas (más centradas en el par motor que en la potencia bruta), combinado con un apoyo eléctrico que permitiría reducir los consumos y las emisiones, sobre todo en ciclos urbanos. De confirmarse definitivamente un Rolls híbrido enchufable, se lanzaría un modelo prácticamente impensable hace poco más de cinco años.

Fuente: LeftLane
En Diariomotor: Rolls-Royce 102EX | Rolls-Royce Phantom Series II, el máximo exponente del lujo recibe aire fresco

Lee a continuación: Rolls-Royce Phantom Series II, el máximo exponente del lujo recibe aire fresco

Solicita tu oferta
  • EL MAS INCOGNITO

    en lo personal creo que estas normal anticontaminacion no deben ser aplicada a super lujos por que hay tan poco de ellos , creo en lo personal no es necesario!!!!! , ahora en los coches de menos de 100 mil dolares si se debe ser duro con estas normas por el volumen que se fabrica de ellos…

  • Lógico a corto plazo, pero… ¿Qué pasará en una década si esto sigue así? Tendrán que bajar la cilindrada.

  • diblin

    el 100 EX es un W 16 cilindros

  • Weichnif

    Pero que más dará lo que consuma un Rolls o un Lamborghini. Con su volumen de ventas y los pocos km que se les hace, su impacto medioambiental es irrisorio. 

    • EL MAS INCOGNITO

      EXACTO ESO MISMO PIENSO