Shelby GT500 contra Chevrolet Camaro ZL1: duelo de deportivos americanos con Chris Harris

Fran López  | 

¿Son los superdeportivos de origen europeo los que parten la pana dentro de la cúspide del mundo de la automoción? Lo cierto es que algo de verdad puede haber en esta afirmación tan atrevida, pero no podemos dejar de lado a ciertas creaciones llegadas de territorio nipón. Ni tampoco deberíamos hacer lo propio con los muscle cars norteamericanos, que en los últimos años están viviendo una segunda juventud después de años, incluso décadas, en las que pasaron por momentos bastante menos boyantes.

El omnipresente periodista británico Chris Harris, que últimamente parece estar en todas, cruza el océano para dar rienda suelta dos de las criaturas más emocionantes de los últimos tiempos nacidas en Estados Unidos. Estamos hablando del Shelby GT500 y del Chevrolet Camaro ZL1, que ofrecen potencia a raudales en los dos casos y mucha diversión al volante.

Comenzamos repasando el Chevrolet Camaro ZL1. El Camaro más brutal de serie de toda la historia, y a la altura de la leyenda de sus antepasados, entrega nada menos que 580 CV en su configuración actual, con un motor 6.2 V8 LSA de generosa cilindrada y además sobrealimentado. Y si alguno podría dudar de su rendimiento dinámico o de la eficacia de su chasis, ahí están datos como su tiempo en el Nordschleife, marcando una vuelta rápida de 7:41.27. No, está claro que los muscle car modernos ya no son aquellos coches pesados e ineficaces a los que se les atragantaban las curvas.

Shelby GT500 vs Chevrolet Camaro ZL1

El Shelby GT500, por su parte, supone la quintaesencia Mustang llevada a su más alta expresión. La firma de Carroll Shelby recurre a un motor V8 de 5.5 litros, también sobrealimentado mediante compresor volumétrico, para conseguir 662 CV. Sus prestaciones están más que aseguradas. En ambos casos, tanto en el del GT500 como en el del Camaro ZL1, le debemos unir otro factor que no hace más que incrementar el atractivo de estos dos modelos: sus precios relativamente asequibles, que apenas superan los 50.000 dólares. Quizás estemos hablando de dos de los mejores ejemplos de unas de las mejores relaciones precio/potencia en el segmento de los deportivos.

¿Y qué opina Chris Harris de todo esto? Pues nada mejor que darle un repaso al vídeo para verlo, espectacular como siempre de la mano del británico, y en este caso también con la dualidad de uso por carretera y en circuito. En las calles de Manhattan, “Monkey” Harris se queda con el Camaro ZL1, por ser algo más dócil y cómodo de utilizar dentro del tráfico urbano.

También en su prueba en circuito (en el trazado de Monticello) destaca el Chevrolet Camaro ZL1 sobre el Shelby GT500, y es que a pesar de su menor potencia es dos segundos por vuelta más rápido. ¿Sorprendente resultado? Quizás, pero pese a ello, Harris se quedaría con el Shelby GT500 por su mayor carácter. ¿Y quién soy yo para contradecirle? Simplemente diré, parafraseando a uno de los mejores probadores de motor de este país, “el peor, para mí”. Y más teniendo en cuenta el precio de venta de ambos: afortunados que se pueden considerar los compradores norteamericanos…

Fuente: PistonHeads
En Diariomotor: Chevrolet Camaro ZL1 | Shelby GT500 2013 | “God Bless America”, un repaso a la oferta de deportivos americanos

Lee a continuación: 1967 Shelby Mustang GT500CR Convertible, hasta 780 CV de la mano de Classic Recreations

Toda la información que necesitas sobre el modelo Chevrolet Camaro: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.

Ver todos los comentarios 14