comscore
MENÚ
Diariomotor
Industria

3 MIN

De Tomaso se declara en quiebra

Tras muchos años en el olvido, en 2009 volvió a hablarse de la marca italiana De Tomaso, que se labró fama mundial al lanzar al mercado hace ya más de treinta años el De Tomaso Pantera, uno de los deportivos de los 80 más reputados. Los nuevos dueños de la marca decidieron reflotarla en el Salón de Ginebra de 2011, cuando presentaron al público el De Tomaso Deauville, un prototipo que no hizo ninguna gracia puesto que no encajaba de ninguna forma con la anterior filosofía de la firma.

Ahí empezaron los primeros problemas de De Tomaso, que no logró captar los potenciales clientes que necesitaba para asegurarse una mínima viabilidad económica del proyecto. El vehículo ya estaba prácticamente definido para llegar a producción, pero su desarrollo se vio paralizado hasta tal punto de que durante varios meses apenas tuvimos noticias del Deauville. La última noticia que se supo que él es que sus derechos de fabricación fueron vendidos a una empresa china, lo cual indica que los actuales dueños de DeTomaso desistieron de sus planes iniciales.

De esa manera, De Tomaso se quedó sin su principal activo, sin que supiéramos si ya estaban trabajando en la berlina de altas prestaciones y en el superdeportivo heredero del Pantera que habían anunciado en sus planes iniciales de reflote. Parece ser que esto no fue así, ya que se acaba de saber que De Tomaso ha entrado en bancarrota. La empresa no tiene suficiente dinero para mantenerse en pie, y tiene deudas tanto con los bancos como con los pocos empleados con los que cuenta.

Según un periódico italiano, la empresa será gestionada a partir de ahora por un administrador nombrado por el juez, a la espera de que se llegue a una solución definitiva para De Tomaso. La información disponible en este momento es escasa, por lo que no sabemos si esta situación será transitoria o si, por el contrario, esto significa el punto y final definitivo para esta nueva aventura de De Tomaso. Por el momento, voto por la segunda opción, aunque aún cabe esperanzas.

No es la primera vez que De Tomaso se declara en bancarrota, ya que en la década de los 90 se vio envuelta también en serios problemas económicos que provocaron la paralización de la fabricación de deportivos y el olvido de la marca, que nunca más volvió a fabricar coches en serie. Y aquí se plantea la gran duda ¿prefieres que DeTomaso fabrique coches sin fondo histórico como es el Deaudeville, o mejor que permanezca en la memoria con joyas como el De Tomaso Pantera?

Fuente: Motor Authority Fotografía del De Tomaso Pantera: Pat Durkin En Diariomotor: De Tomaso DeAuville en Ginebra, una decepción de casi 90.000 euros | El De Tomaso Deauville se desinfla; sus derechos pasan a manos chinas