comscore
MENÚ
Diariomotor
Curiosidades

4 MIN

Los talleres ilegales proliferan, ¿cómo puede defenderse el consumidor?

Es en tiempos de crisis como estos cuando se multiplica la actividad de talleres ilegales, en ocasiones incluso improvisados en un garaje privado o en la propia calle. Salvando las distancias, faltaría más, del mismo modo que jamás permitiríamos que nos atendiese un médico si titulación o nos practicasen una operación fuera de un hospital, el mantenimiento y reparación de nuestros vehículos requiere de personal instruido que nos garantice que el trabajo se realizará correctamente y estaremos cubiertos por las garantías que establece la ley.

ANFAC (Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones) y FACONAUTO (Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción) han advertido que por cada taller oficial estaría funcionando uno ilegal, o en otras palabras, más de 3.000 establecimientos ilegales. Aunque esto no deja de ser una estimación que no podemos corroborar, es indudable que la actividad ilegal en el sector ha aumentado considerablemente con el riesgo que conlleva para el negocio de aquellos que trabajan legalmente y la desprotección de los clientes que buscando un ahorro económico, en ocasiones bastante importante, recurren a sus servicios.

La problemática de los talleres ilegales

De igual modo que no dejaríamos que nos atendiese un médico sin titulación, deberíamos recurrir únicamente a talleres (oficiales, independientes y autorizados) legales.

Lo habitual es que este tipo de talleres trabajen sin las pertinentes licencias, primero, y sin las obligaciones fiscales y laborales que exige la ley, como la regularización de los trabajadores. En última instancia y no cumpliendo con estos dos requisitos lo habitual es que no se cuente con un lugar de trabajo adecuado ni las herramientas idóneas para elaborar las reparaciones. En resumen, que el ahorro económico que puede suponer la reparación no se justifica si estamos arriesgando la integridad de nuestro vehículo y lo que es peor, nuestra propia seguridad.

Más allá de todo lo comentado anteriormente, otro de los problemas que supone el trabajo de los talleres ilegales es la incorrecta manipulación de deshechos contaminantes que según la normativa vigente deben ser reciclados o destruidos en lugares habilitados a tal efecto.

¿Cómo puedo saber si el taller que repara mi coche es legal o no lo es?

Según la última modificación de 2010 del Real Decreto que así lo estipula, todos los talleres legales tendrán que disponer de una placa-distintivo en un lugar visible en la fachada del establecimiento, con detalles azules sobre fondo blanco. Allí se identificará el taller bajo las siglas de la provincia y el número de registro de este. Una serie de pictogramas en la mitad superior indicarán las actividades para las cuales estará autorizado, es decir, contará con profesional preparado y la maquinaria y herramientas pertinentes.

El pictograma de una llave inglesa indicará que realiza reparaciones mecánicas. Una flecha quebrada apunta a las reparaciones del sistema eléctrico. Un martillo labores de carrocería. Por último el pictograma con una pistola de pintar indica que cuenta con túnel de pintura homologado.

En cualquier caso la mejor forma de saber si un taller es legal, o no lo es, más allá de la lógica (por mucho que nos esforcemos en creerlo un mecánico que nos repara el coche en la calle, no será legal) es solicitar presupuesto y tras la reparación las pertinentes facturas en las que se especifique detalladamente el precio de los repuestos y el material, la mano de obra y el IVA soportado por el trabajo. Si lo reclamas, tienes derecho a que se te entreguen todos aquellos repuestos que se hayan sustituido.

Por último, recurrir a un taller legal no tiene por qué ser excesivamente caro. Recordemos que el consumidor tiene derecho a acudir a talleres independientes incluso en periodo de garantía, aunque siempre deberá exigir que las reparaciones se hagan con las piezas adecuadas, ya que de otra forma la garantía podría quedar invalidada.

Si eres un manitas, por supuesto que muchas labores de mantenimiento y reparación las puedes realizar tu mismo, pero salvo que ya tengas experiencia en esa reparación o formación específica en la materia, ¿no crees que es mejor dejar tu coche en las manos de un profesional?

Fuente: ANFAC | BOE | FACONAUTO Fotografías: BOE | Citröen | Nissan | David Villarreal (Las fotografías empleadas son de archivo y no se corresponden con la de ningún establecimiento ilegal) En Diariomotor: La estafa de las grúas pirata, cuidado porque están al acecho en las grandes ciudades | Un taller destroza los vehículos para estafar a la aseguradora | Ahora se puede mantener y reparar un vehículo durante la garantía en cualquier taller