Toyota GT 86, a prueba (III) ¿Quiénes pueden ser sus rivales?

En las dos primeras partes de nuestra prueba del Toyota GT 86 hemos llegado a la conclusión de que el Toyota GT 86 es por concepto un automóvil muy peculiar, tanto que difícilmente encontraremos un verdadero rival pero sí alternativas interesantes que por su precio pueden aproximarse en cierta medida a la idea de deportividad que plantea.

Si nos limitamos a buscar coupés de tracción trasera y en torno a 30.000€ rápido veremos que las alternativas son tan pocas que podemos contarlas con los dedos de una mano, y aún así en la mayoría de los casos el concepto de deportividad es bien diferente al del Toyota GT 86. No obstante intentaremos analizar de un vistazo lo que nos ofrece el mercado para ver qué modelos podrían plantearse como opciones igual de válidas para decidir la adquisición de un nuevo coche entre ellos y el GT 86.

Otros coupés de tracción trasera como el BMW Serie 1

BMW Serie 1 Coupé

Toyota GT 86
El BMW Serie 1 Coupé es más aburguesado, en tanto llega a un equilibrio entre deportividad contenida y confort.

Una buena alternativa que viene a cuento es el BMW Serie 1 Coupé, que por supuesto nace con una concepción mucho más aburguesada en el sentido más automovilístico de la palabra. Es decir, de base renuncia a ser un coupé radical y deportivo para centrarse en ofrecer un equilibrio de confort y el dinamismo que aporta la tracción trasera, una seña de identidad que BMW ha tenido por bien mantener. Un modelo representativo podría ser el BMW 120i Coupé de 170 CV por 30.950€.

Alternativas más baratas y de estética deportiva existen como el BMW 128d Coupé M Sport Edition (143 CV), pero sinceramente, para aquel que tenga alguna duda entre adquirir un Toyota GT 86 y un coupé diésel como este es probable que el Toyota no sea su coche. Durante un tiempo el BMW Serie 1 M Coupé nos apasionó a todos con su apuesta tan radical y sus 340 CV, pero dejó de fabricarse y su precio era prácticamente suficiente como para comprarte dos Toyota GT 86, uno de cada color.

Ya en anteriores partes de esta prueba nos proponíais el Hyundai Genesis Coupé, una buena alternativa por supuesto en países en los que no se haya comercializado en una tirada tan limitada como en España. Su precio virtualmente era el mismo, pero tendrás que tener suerte para hacerte con alguno – y con pocos kilómetros – de los 100 que se matricularon en 2011 y los 15 que se han matriculado este año.

Conceptos bien diferentes como el Mazda MX-5 (biplaza y descapotable)

Mazda MX-5

Toyota GT 86
Aunque biplaza y descapotable, en nuestra prueba del Mazda MX-5 Roadster Coupé 2.0 de 160 CV conocíamos a una buena alternativa por diversión al Toyota GT 86.

Puestos a buscar sensaciones uno de los modelos que por su tracción trasera y su bajo centro de gravedad nos podría conquistar podría ser el Mazda MX-5. Por el precio de un Toyota GT 86 prácticamente podemos aspirar a un modelo equipado con el motor 2.0 de 160 CV y techo rígido. El Miata, más conocido por nuestras latitudes por MX-5, es un buen juguetito para cualquiera que quiera disfrutar de la tracción trasera, pero tiene el “pequeño” defecto (o virtud) de ser biplaza y descapotable, con lo cual el concepto es completamente diferente al del Toyota.

Está claro que podemos optar a otros deportivos potentes y divertidos con tracción trasera, véase el Nissan 370 Z, pero el precio también se dispara. Este último ejemplo no baja de los 45.750€, pero eso sí, con 328 CV tiene prestaciones, deportividad y diversión para rato.

Por otro lado la oferta de compactos deportivos y coupés generalistas es tan amplia que podríamos conseguir una larga lista de modelos de concepción muy deportiva, divertidos y de diseño original; pero en ningún caso con su precio y tracción posterior.

Conclusión de la prueba del Toyota GT 86

Toyota GT 86

En fin, para concluir esta prueba creo que está bien recordar que el Toyota GT 86 es un coupé que bien podría colmar las expectativas de aquellos que busquen un vehículo divertido y de tracción trasera, sin un precio exagerado y con la practicidad que siempre aporta contar con dos plazas adicionales detrás para un uso ocasional. Pese a su radicalidad no es menos adecuado para el día a día que cualquier compacto deportivo, salvo por la falta de espacio, está claro.

Lo que más nos ha gustado es la combinación de motor bóxer atmosférico potente (o de potencia media alta, 200 CV) con tracción trasera, un cambio manual impecable y un sistema de escape sonoro.

Lo mejor

  • Diversión y sensaciones
  • Diseño agresivo y muy exclusivo
  • Sonido y tacto del cambio manual

    A mejorar

  • Altura del habitáculo
  • Materiales a bordo
  • Opciones de equipamiento

En Diariomotor: Toyota GT-86, prueba y presentación en Barcelona

Lee a continuación: Toyota GT 86, a prueba (II) Análisis dinámico del coupé que siempre quiere ir de lado

El Toyota GT 86 es un coupé de tamaño medio y enfoque deportivo. Dado su desarrollo compartido con Subaru tanto el GT 86 como el Subaru BRZ comparten el grueso de su diseño exterior e interior así como su mecánica.

Ver todos los comentarios 30

              El Toyota GT 86 es un coupé de tamaño medio y enfoque deportivo. Dado su desarrollo compartido con Subaru tanto el GT 86 como el Subaru BRZ comparten el grueso de su diseño exterior e interior así como su mecánica.