Camino de Santiago en un Chevrolet Volt (día VIII). ¡Llegamos a Santiago! Conclusiones: ¿es rentable el Volt?, ¿merece la pena?

Día 8: Amenal-Santiago de Compostela. Con esta última etapa terminamos nuestra aventura. Hacemos balance de nuestro viaje y sacamos conclusiones del Chevrolet Volt.

Esta mañana hemos salido desde Amenal, contentos de afrontar la última etapa del Camino de Santiago. La batería del Chevrolet Volt estaba hasta arriba, por lo que hemos realizado los 16 kilómetros íntegramente en modo eléctrico. Nos hemos dirigido por la A-54 y la N-634 y rodeando el perímetro del aeropuerto, dejándolo a mano izquierda, ¡qué etapa tan fea! Después de pasar por Lavacolla y cruzar la N-634a franqueamos el centro de la televisión Gallega y RTVE, antes de llegar al Monte del Gozo, monumento erigido en 1993 durante el año jacobeo, desde donde obtenemos la primera panorámica de la catedral de Santiago.

Pocos minutos después hicimos escala en Santiago de Compostela. No se nos permite el paso en coche a la Plaza del Obradoiro, por lo que lo dejamos aparcado e hicimos los últimos metros a pie, junto con el grupo de amigos que nos acompañaron en esta aventura. La gente se emociona, es difícil no hacerlo. Comentan que pocos viajes son comparables a éste. Tras subir por la escalinata de la Catedral y admirar el Pórtico de la Gloria, toca hacer cola para darle el abrazo al Santo y visitar su sepulcro. A continuación nuestro grupo se dirige a la Oficina del Peregrino a recoger la Compostela.

Chevrolet VoltEl Monte del Gozo

Por la tarde-noche volvimos a la Catedral de Santiago a hacer unas fotos, previa autorización de la Policía Local y con la inestimable colaboración fotográfica de @xabierm. La Plaza del Obradoiro es, por la noche, un lugar maravilloso, con su tranquilidad, magia y encanto; quizá uno de mis rincones favoritos de España… por no decir el que más. La Iglesia fue consagrada en el año 1128 y adornada con elementos barrocos en el XVIII. Tiene cinco fachadas, a cada cual más maravillosa. Pero volvamos al tema que nos concierne: el Volt.

Echemos cuentas… ¿cuándo es ideal el Chevrolet Volt?

Chevrolet Volt

El Volt es un coche óptimo para alguien que no recorra más de 60 kilómetros al día (aproximadamente unos 14,500 km/año). En esta situación teórica podría circular siempre con energía eléctrica almacenada en las baterías, sin gastar gasolina. En este caso UTÓPICO, suponiendo que esto siempre fuera así, y que tuviese contratada una tarifa de discriminación horaria como la “Energía Valle” de Endesa (con esta tarifa, el coste por kW/hora es un 65% más barato al realizar la carga durante la noche), la recarga le saldría a un euro, por lo que el consumo sería de 1.66 euros/100 km: 240.7 euros/año en electricidad. [Con una tarifa normal, el coste sería de 3 euros/100 km]

Una persona que para recorrer esa misma distancia usase un vehículo diésel, con un consumo medio – muy reducido – de 4,5 litros/100 km gastaría (a 1.45 euros/litro diésel) un coste en combustible de 942.5 euros al año.

Por tanto, el propietario de un Volt se ahorraría unos 700 euros al año en combustible. Si quisiese amortizar la diferencia respecto a un vehículo diésel, que cuesta 10.000 euros menos (el Volt cuesta 44,000 euros y por ejemplo un Toyota Prius híbrido sale por 30,000 euros), necesitaría ¡14 años! y, ojo, partiendo de la base de que ésta es una situación idílica: la mayoría de propietarios del Chevrolet Volt repostarán gasolina en algún momento.

La otra cara de la moneda es que si alguien se comprase el Volt en detrimento de una berlina premium de precio similar (BMW Serie 5 o Mercedes Clase E), obviamente, la amortización se realizaría desde el primer minuto.

Chevrolet Volt

Aspectos que debemos conocer

“El Volt es una experiencia de conducción única. Hay tecnología suficiente para mantenerte emocionado todo el tiempo y para entusiasmar a quien tengas alrededor”

No consumir gasolina no significa que el Chevrolet Volt sea gratis en el día a día. Debemos tener en cuenta dos factores: por un lado, como ya hemos dicho, la electricidad se paga (recorrer 100 km con electricidad cuesta unos 3 euros, menos de la mitad que un motor diesel… pero no es gratis). Y, cuidado, cada día la electricidad sube como la espuma.

Por otro lado, la fiabilidad a largo plazo. Desconocemos el coste de reparaciones del sistema eléctrico y cómo se conservará el Volt con el paso de los años. Además, no todos los concesionarios Chevrolet tienen la preparación adecuada para reparar el Volt: sólo ocho en nuestro país. Si no tienes uno cerca…

Si eres un defensor acérrimo del medio ambiente, debes saber que “no todo lo que brilla es oro”. Aunque el Chevrolet Volt no emita CO2 a la atmósfera no es 100% ecológico, si bien existe contaminación indirecta puesto que la energía con la que se recarga la batería no se obtiene totalmente de energía limpia.

Chevrolet VoltEl Chevrolet Volt junto al Hostal de los Reyes Católicos, actualmente lujoso Parador de Turismo

Conclusiones

  • El precio del Chevrolet Volt es excesivo, la tecnología se paga. Mala cosa hasta que disminuya su precio de venta. Como dijimos, “el Volt es el Mac Book Pro Retina de los coches”. Por ejemplo, ¡el Chevrolet Camaro sólo cuesta 400 euros más! Pero tiene un punto a favor: es 3000 euros más barato que el Opel Ampera (*).
  • No es un deportivo, pero consigue hacer que disfrutes de una experiencia de conducción única. Hay tecnología suficiente para mantenerte emocionado todo el tiempo y para entusiasmar a quien tengas alrededor.
  • Sólo recomendable para eco-adictos de clase media-alta o enamorados de la tecnología que recorran menos de 60 kilómetros al día y que prefieran un Chevrolet Volt por su tecnología antes que un clásico Audi A6, BMW Serie 5 o Mercedes Clase E.
  • Es imprescindible mejorar la fiabilidad del sistema de carga.

Chevrolet Volt

¿Cuánto nos ha costado el viaje?… y ¿cuánto costaría con un diésel?

  • Kilómetros totales recorridos: 1870 km
  • Kilómetros recorridos con el motor de combustión (según ordenador de a bordo): 1616 km
  • Facturas de gasolina: 178.9 euros
  • Kilómetros recorridos de forma eléctrica (según ordenador de a bordo): 254 km
  • Coste de la electricidad (aproximado): 7.6 euros –a cargo de los albergues donde nos hemos alojado-
  • Coste final del viaje en Volt (suponiendo que la electricidad corre a nuestro cargo): 186.52 euros
  • Coste final viaje de nuestro amigo Miguel Ángel (ha hecho el mismo recorrido en un BMW 520d, con un consumo medio de 5.5 litros/100 km): 153 euros (coste hipotético según consumo medio)

Chevrolet VoltEl Chevrolet Volt llama la atención y la gente le hace fotos

¿Merece la pena el Chevrolet Volt/Opel Ampera?

No, excepto que sea un capricho. La tecnología de este coche es, sencillamente impresionante, pero su precio es desorbitado. Igualmente es imprescindible mejorar la fiabilidad del sistema de carga: es demasiado sensible y con frecuencia da error. Recordemos que hemos intentado cargarlo en seis ocasiones y sólo hemos podido hacerlo en tres de ellas. Además, la infraestructura pública de recarga de vehículos eléctricos aún está por desarrollar y en las ciudades por las que hemos viajado no disponíamos de un punto de recarga público (excepto en El Ejido).

¿Algo más que tienes que saber?

Sí. Si te compras un Chevrolet Volt deberás, preferiblemente, tener un garaje privado en casa donde poder instalar una estación de carga rápida. Con ella, se solventarían los numerosos problemas de fiabilidad del cargador portátil y podrás realizar la carga en menos de cuatro horas (16A). Esta estación de carga tiene un sobrecoste adicional de unos mil euros.

Además, para gente que disponga de una plaza de garaje en un parking comunitario, debemos avisarle que no sería la primera vez que hay riñas entre vecinos por alguien que pone a cargar un vehículo eléctrico aprovechando la energía que paga la comunidad de propietarios. Ni sería el primero que se encuentra con el típico gracioso que desconecta el cargador para evitar que aprovechemos la “energía comunitaria”.

Chevrolet Volt

Lo mejor

  • Tecnología.
  • Equipamiento muy completo.
  • Confort de marcha, dinámica y puesta a punto.
  • Aislamiento del habitáculo sobresaliente.
  • Es 3000 euros más barato que su hermano gemelo, el Opel Ampera(*).

    A mejorar

  • Precio excesivo.
  • Sensibilidad del cargador y numerosos problemas con las cargas
  • Consumo excesivo en autovía usando el motor de combustión (8 litros/100 km)
  • Falta de potencia en autovía cuando se acabe la energía almacenada en las baterías

Chevrolet VoltLa estación de carga (1000 €) solventa muchos problemas de fiabilidad y tarda menos de 4 horas

(*) El Opel Ampera entra en el Plan Pive y el Chevrolet Volt no, porque la marca no facilita su parte de la ayuda… así que la diferencia actual de precio entre el Chevrolet Volt y el Opel Ampera es de sólo 1000 euros.

En Diariomotor: Chevrolet Volt | Camino de Santiago en un Chevrolet Volt

Lee a continuación: Camino de Santiago en un Chevrolet Volt (día VII). Analizando el exterior e interior

Solicita tu oferta
  • Luis Miguel Ortego

    Gran reportaje Pepe. Has tocado todas las teclas del asunto del Volt y aclarado muchos asuntos. A partir de ahora cuando alguien pregunte por este coche siempre le podemos decir “Léete esto…”

    Saludos!

  • enzo099

    Quitando esos pequeños contras es un buen coche (claro, como en todo). Si siguen trabajando en él llegará lejos y si hablamos a nivel estético, me lo pones al lado de un Prius y… me encanta jejej.

    Buen articulo, me tenía enganchado! ahora solo falta la vuelta con otro coche jeje.

  • Ulnar

    ¿Sale a cuenta comprarse un Volt, Ampera?

    No.

    Pero… Sale a cuenta comprarse algún otro coche… Tampoco. No importa el precio, lo que gastes en un coche es dinero perdido. Hacer comparaciones con un coche más barato es absurdo, pues siempre ganará el coche más barato, hasta que lleguemos a una bicicleta, que es el único vehículo realmente rentable…

    Pero cuando se compra un coche no estamos buscando rentabilidad económica, se buscan otras cosas, y según lo que se busque, el Volt ofrece unas sensaciones únicas… ¿U otro coche podría haberte dado las sensaciones del 4 día en puro eléctrico… No puesto que con un puro eléctrico no habrías podido llegar hasta allí, y no hay nada comparable a circular por un paisaje a admirar con el silencio y confort de un vehículo eléctrico.

    Un coche cubre una necesidad de desplazamiento, y desde el punto de vista económico, si esa necesidad se puede solventar gastando menos, esa es la buena opción, pero si ese fuese el único punto de vista, sólo se vendería el coche más barato, o el más barato/km recorrido, y la realidad es bien diferente.

    • nx

      “…no hay nada comparable a circular por un paisaje a admirar con el silencio y confort de un vehículo eléctrico.”…
      Creo que con un V8 de 5 litros yo particularmente me lo pasaría mejor…
      Lo que yo entiendo en el artículo es que este coche no es la panacea de los eléctricos, ni es más barato que sus equiparables de gasolina o diesel.
      Pero hace una cosa importante, abre el camino. Es un primer paso hacia el futuro, y lo pone al alcance de cualquiera. Porque estoy seguro de que el día que un eléctrico de las mismas sensaciones que un deportivo convencional, sin ningún incoveniente, con la atunomía suficiente, y con una carga rápida… llegará para quedarse, y los motores de explosión iran a los museos. (Aunque a los que nos gusta esto de los coches jamás los olvidaremos). S2.

  • Ante todo, felicidades por la currada de articulo, no se ha hecho largo en ningún momento y aporta mucha información útil. El enfoque del análisis, siempre repetiré, debe ser adecuado al coche que tenemos entre manos.

    Este coche no se hace ni para ahorrar combustible ni para salvar al planeta. Este coche se hace para avanzar en la tecnología, para empezar a cambiar conceptos de movilidad, para hacer pruebas, para equivocarse, para aprender y para mejorar, para ver qué quiere el mercado, cómo hacerlo y cómo venderlo… para que algún día, quizá, la tecnología de la movilidad no requiera de tantos combustibles fósiles y sea totalmente práctica.

    El primero nunca es el bueno ni el mejor, todos los modelos iniciales de una nueva tecnología han tenido que seguir un largo proceso. Si se hubiera crucificado el primer Prius hace una década hoy no habría híbridos en la alta gama alemana. Las revistas no deben ponerle rivales, compararlo ni hacerle cuentas de consumo frente a un diésel como eje de la decisión de compra… deben solucionar dudas, informar de cómo funciona, qué usos se le pueden y se le deben dar al coche, qué aporta y qué problemas trae.
    Al igual que creo que los eléctricos no son la solución y se quedarán como un paréntesis en la historia del automóvil, los EV-ER son un buen primer paso para empezar. Igual que se han hecho los motores más pequeños, eficaces y frugales, generación tras generación, la competencia entre marcas pueden hacer mejores baterías, mejores sistemas de regeneración, dar más rango y necesitar menos carga… si todo va por ese camino, en unos lustros, quizá se tenga que poner al Volt en un museo.

  • no merece la pena la estacion de mille euros despues de haberme hecho un estudio exaustivo del coste no merece la pena asi que la solucion si quiere opel o chevy volt vender sus coches es arreglar ese huge problema gracias

  • Azuar

    Gran reportaje si señor. Para la próxima prueba una de larga duración. 100.000 km a x coche !! xD

    Por cierto entre las muchas que hay la que encabeza este articulo en concreto me parece preciosa :),

  • name

    yo no os quería quitar la ilusión hasta que llegarais pero sólo cuenta si se hace andando.

  • Samuel

    Muy buen reportaje, me ha gustado mucho pero me ha decepcionado mucho el consumo del Volt/Ampera. Os preguntareis que porque es esa decepción pues os lo contaré para empezar el ampera/volt tiene 1,2L/100Km homologa contra 3,9 del Prius 3G homologado:

    Tengo un Toyota Prius 3G no es plugin y mis consumos en cada deposito son de 3,9 a 4,1 L/100KM llevando cuatro pasajeros incluido el conductor alrrededor de 690km por deposito de 33€ ya que casi nunca lo dejo bajar del ultimo cuarto del deposito y vivo en Canarias por lo que la gasolina a día de hoy está a 1,10€/L. El coche lo uso tanto en urbano como en autopista. Velocidad media de 88 a 98 km/h por autopista y 30 a 40 km/h en urbano.

    El Prius 3G cuando empecé con el hacia unos consumos de 4,5-4,7L/100KM y a medida que lo vas conociendo puedes bajar el consumo con un poco de esfuerzo y calculo. Incluso puedes ir por autopista llaneando en modo eléctrico sobre los 100km/h pisando suavemente el acelerador hasta cierto punto para que no arranque el motor de combustión. Uso ruedas Michelin Energy y aceite para el motor 5w30.