El Plan PIVE 2012 se ha agotado, ¿y ahora qué?

 |  @davidvillarreal  | 

Ya lo adelantábamos a comienzos de mes y año y definitivamente el Plan PIVE 2012 ya se ha agotado y no podrán tramitarse más solicitudes, tal y como hemos podido conocer de la mano del Ministerio de Industria. Recordemos que el plazo de vigencia del Plan PIVE se había propuesto hasta el 31 de marzo de 2013 o el fin de la dotación ministerial, lo que sucediera primero. Finalmente y como era de esperar se ha cubierto la matriculación de 75.000 vehículos subvencionados con 1.000 euros por coche y otros 1.000 euros de ayuda aportados por la marca y el concesionario.

Lo cierto es que incluso con la crisis de por medio, las últimas semanas fueron un buen momento para adquirir un nuevo vehículo en las mejores condiciones posibles si la decisión de compra ya estaba tomada. El mayor logro del Plan PIVE habría sido apaciguar la caída de las ventas y maquillar el resultado de matriculaciones de 2012 en unos meses que podrían haber sido catastróficos de no haber existido tal plan. Pero la pregunta que nos hacemos es la siguiente: ¿qué haremos ahora que se ha agotado el Plan PIVE?

¿Se prorrogará el Plan PIVE 2012 con un nuevo presupuesto?

Aún no podemos asegurar que el Plan PIVE vaya a prorrogarse. Hay que ser prudentes, pero esperar para cambiar de coche tampoco garantiza que las condiciones de compra dentro de unos meses vayan a ser mejores.

Las asociaciones de fabricantes y concesionarios claman por la prórroga del Plan PIVE ante el temor de que el fin de la subvención suponga también una nueva caída libre de las ventas. Ahora mismo se reúnen con el Ministro de Industria para llegar a un acuerdo. El Gobierno por su parte ni confirma ni desmiente que vaya a existir una continuación del Plan PIVE, todo dependerá del presupuesto del Ministerio. Recordemos que el coste real para las arcas públicas era inferior al presupuestado, puesto que esos 1.000 euros que se entregan por coche matriculado están sujetos a IRPF y por cada coche matriculado se embolsan un monto importante en concepto de IVA.

Para serles sinceros, de momento no hay ningún indicio oficial que nos invite a pensar que el Plan PIVE se prorrogará y por tanto merecería la pena esperar para adquirir un coche nuevo. De haber alguna noticia al respecto la publicaremos de inmediato.

A falta de Plan PIVE, las marcas intensifican sus agresivas campañas comerciales

Con PIVE o sin PIVE, muchas marcas disponen de ofertas especiales asociadas a la entrega de un viejo coche y pequeñas sobretasaciones para ayudar al comprador.

Con todo, el mercado atraviesa un momento delicado por la crisis económica y el temor ante lo que pueda pasar en un futuro próximo de los clientes, pero aún así también es una buena oportunidad para beneficiarse de descuentos muy importantes independientemente de la existencia o no del Plan PIVE.

Además de estas agresivas campañas que reducen el margen de beneficios de marca y concesionario pero atraen al comprador, que al final es lo que interesa, muchas marcas disponen de ofertas especiales para aquellos que entregan su viejo coche o incluso una pequeña sobretasación independiente de la dotación del Plan PIVE y sus exigencias. Es decir, que si queremos renovar el coche y beneficiarnos de una pequeña ayuda, aunque esta sea inferior a los 2.000€ totales que nos ofrecía el PIVE, seguirán existiendo alternativas en los concesionarios.

Fuente: Ministerio del Interior
En Diariomotor: Nuevo Plan PIVE 2012: ayuda para la compra de coches nuevos | El mercado de ocasión también desciende en 2012, pero aumentan los coches de más de diez años | El Plan PIVE y la pillería impulsa la venta de usados de menos de 300 euros para achatarrar y recibir las ayudas

Lee a continuación: El mercado de ocasión también desciende en 2012, pero aumentan los coches de más de diez años

  • Pues nada… los concesionarios seguiremos ajustando precios para hacer la compra más asequible

  • Alonso

    Madre mia, ahora mismo estoy buscando coche y si con el PIVE están desesperados, no te quiero decir a partir de ahora, se acabaron esos margenes bestiales que la marca y los concesionarios se llevaban en la época de las vacas gordas