CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Superdeportivos

3 MIN

Koenigsegg Agera S Hundra: cuando no todos los superdeporitvos tienen que ser híbridos

David Clavero | @ClaveroD | 5 Mar 2013
Koenigsegg-agera-s-hundra-Ginebra-050313-1024-04
Koenigsegg-agera-s-hundra-Ginebra-050313-1024-04

El fabricante Koenigsegg acude al Salón del Automóvil de Ginebra con una edición especial de su particular visión de qué debe ser un superdeportivo. El Koenigsegg Agera S Hundra se trata de una edición one-off destinada a conmemorar la fabricación de las primeras 100 unidades que han abandonado la factoría del constructor sueco en su breve pero intensa vida como constructor de una de las estirpes de deportivos más reconocida a lo largo y ancho del globo.

Ante el tremendo festival de tecnología, diseño y testosterona que ha supuesto la presentación en sociedad del Ferrari LaFerrari, el Lamborghini Veneno y el McLaren P1, cualquiera podría pensar que el Koenigsegg Agera S Hundra pasaría desapercibido en el Salón del Automóvil de Ginebra. Nada más lejos de la realidad, la “discreción” de su carrocería vista en Fibra de Carbono con incrustaciones de Oro de 24 Kilates supone todo un deleite para los visitantes del expositor sueco.

Koenigsegg Agera S Hundra: edición one-off a petición de coleccionista

No te pierdas nuestra prueba del Koenigsegg Agera en las instalaciones de Koenigsegg en Suecia

Han pasado nada más y nada menos que 10 años desde que Koenigsegg arrancará como un constructor más de superdeportivos que pretendía hacer realidad el sueño de muchos de los amantes del motor: fabricar tu propio vehículo a imagen y semejanza del más húmedo de tus sueños. Ahora, tras el largo recorrido firmado con un diseño atemporal que no encuentra parecidos en ninguna máquina pasada o presente, Koenigsegg celebra que su factoría ha fabricado la unidad número 100 en su historia manteniendo un proceso de desarrollo y construcción completamente artesanal en un hangar militar.

El Koenigsegg Agera S Hundra supone entonces el recuerdo vivo de la breve historia de Koenigsegg descubriendo una nueva forma de entender los superdeportivos y acercándonos a conocer récords como el 0-300-0 Km/h del que tanto se le llena la boca a su fundador, Christian Koenigsegg, cuando refiriéndose al Koengisegg Agera R habla de 14,53 segundos registrados por el comité Guinness de los récords.

Ataviado para la ocasión con los excesos expuestos de Oro a petición, el Koenigsegg Agera S Hundra emplea un propulsor V8 con 5 litros sobrealimentado por dos turbocompresores (1,4 bares de presión absoluta) capaz de desarrollar la friolera de 1044 CV de potencia máxima. La entrega de los 1.000 Nm de par sobre el tren trasero se realiza mediante una caja de cambios automática de doble embrague con 7 relaciones y un diferencial electrónico programable.

En un momento de prestaciones híbridas, Koenigsegg apuesta aún más por la técnica

A nivel de prestaciones, uno de los datos más relevantes que ponen de manifiesto la capacidad extrema del Agera S es su relación peso/potencia con 1,24 kilogramos por CV. En un momento donde vemos como McLaren y Ferrari ya no dudan en hablar de híbridos, Koenigsegg pretende recorrer la misma senda en busca del mejor compromiso entre eficiencia y prestaciones buscando las máximas posibilidad del estado del arte de la técnica.

Sobrealimentación eléctrica o control electro-neumático de válvulas son algunas de las sorpresas con las que Koenigsegg pretende seguir marcando la delgada línea que mantiene al fabricante sueco muy al margen del resto de firmas.

8
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Koenigsegg En Diariomotor: Christian Koenigsegg y el sueño de una vida: el niño que quería construir el mejor coche del mundo | Koenigsegg Agera: nos subimos a él (y vivimos para contarlo)