comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Ford

3 MIN

Ford apoya desde fábrica las conversiones CNG y LPG de sus F-150

El CNG (Gas Natural Comprimido) y el LPG (Gas Licuado de Petróleo) son dos alternativas a la gasolina que se pueden emplear para mover vehículos a un menor coste y con un mayor respeto al medio ambiente. En ambos casos la combustión es más limpia y el combustible se encuentra subvencionado en prácticamente todo el mundo. En algunos países como Argentina o Irán la adopción del CNG es muy amplia, superándose los 4 millones de unidades en su parque móvil. El LPG no está tan extendido, pero es muy popular en Italia y en España está aumentando su cuota de mercado.

Lo mejor es que cualquier motor de gasolina con una mínima adaptación puede funcionar con CNG o LPG. Estos combustibles son una opción especialmente razonable en vehículos comerciales que realicen muchos kilómetros al año. Aunque la adaptación de los motores tiene un coste elevado, el combustible tiene precios que en muchas ocasiones son menos de la mitad de la gasolina convencional. Era por tanto cuestión de tiempo que Ford ofreciese una opción a CNG/LPG en su F-150, el vehículo más vendido de Estados Unidos, especialmente para un uso profesional.

Ford estima que en el presente año venderá al menos 15.000 F-150 adaptados a CNG/LPG. De fábrica, y por el precio de 315$ Ford instala en las F-150 equipadas con el motor 3.7 V6 válvulas – y sus correspondientes asientos – reforzadas, nuevos pistones y camisas, y el sistema de gestión electrónica. Parece una ganga, pero de serie no se incluye la pieza más cara de la conversión: el tanque reforzado, las líneas de combustible y nuevos inyectores. Su precio oscila entre 7.500 y 9.500$ y deben ser instalados en un distribuidor Ford autorizado.

En función de la capacidad del tanque de gas la autonomía de las pick-up funcionando con gas puede ser de hasta 1.200 km, a lo que hay que sumar la autonomía con gasolina. Para un vehículo comercial, repostar casi cada 2.000 km es todo un placer y una mejora en su rentabilidad, ya que no pierde tiempo repostando en intervalos más cortos. Con CNG o LPG las prestaciones son prácticamente idénticas – aunque el par motor es ligeramente menor en este tipo de conversiones – y el consumo de la F-150 con cabina sencilla se cifra en 10,2 l/100 km en autopista.

La verdadera ventaja de esta conversión es el precio del gas como combustible. En Estados Unidos el precio medio del galón equivalente de gas es de 2,11$, mientras que el galón de gasolina cuesta casi el doble, 3,66$ de media nacional. Según zonas, el precio del galón equivalente del gas puede ser tan bajo como un dólar. En España ocurre algo similar, el LPG está subvencionado al menos hasta 2018 y cuesta prácticamente la mitad que la gasolina. Para vehículos que hagan muchos kilómetros, estas conversiones son ideales.

Ford estima que sus F-150 CNG/GPL recuperan la inversión en entre 24 y 36 meses. El motor retiene su garantía de fábrica de 5 años o 60.000 millas (100.000 km aprox.).

Fuente: Ford En Diariomotor: Ford F-150 Tremor, la pick-up deportiva americana vuelve en clave EcoBoost | Ford F-150 SSV, la pick-up de bomberos y Policía | 2012 Ford F-150 Harley-Davidson