comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Industria

5 MIN

Como cliente: ¿cómo te afectará el cierre de Chevrolet Europa?

Cada vez que una marca cierra sus puertas, son muchas las dudas que asaltan a sus clientes, los que compraron uno de sus coches antes de anunciarse la liquidación y los que aún estarán dispuestos a comprar un modelo que habrá firmado su defunción. Esto es algo que ya vimos con Saab, también ex de General Motors. Y aunque el caso de Chevrolet sea diferente, porque su salida del continente europeo no supondrá el cese de la producción para otros mercados, la desconfianza que pueda generar en el cliente sigue siendo exactamente la misma. Estoy seguro de que todos coincidiremos en que anunciar el cese de las ventas de una marca con dos años de antelación, puesto que se producirá antes de 2016, perjudicará muchísimo los intereses comerciales de esta en los próximos meses.

Llamadme optimista, pero desde el punto de vista de un cliente, donde algunos puedan ver un grave problema, también es posible contemplar una gran oportunidad de adquirir un modelo en unas condiciones inmejorables. Como ya os adelantamos en el blog de ¿Qué coche me compro?, antes del anuncio del cierre ya existían modelos con promociones realmente jugosas, como por ejemplo un Chevrolet Malibu por 21.925 euros (incluido Plan PIVE 4). La duda ahora es la siguiente, ¿qué respaldo dará Chevrolet a sus clientes cuando se haga efectivo el cierre a finales de 2015?

La prioridad de Chevrolet: asegurar la garantía y la red de postventa

Los 85 concesionarios Chevrolet actuales iniciarán un proceso de reconversión. La concesión y General Motors estudiarán cada caso particular, por lo que no está prevista una reconversión en masa a otra marca (Opel o Cadillac), aunque quizás sea lo que suceda.

Chevrolet ya se ha comunicado por carta y por teléfono con sus clientes para notificarles la nueva situación de la marca. El cierre de la red comercial no supondrá la liquidación de las garantías vigentes ni de los servicios de postventa que se prestaban hasta la fecha. Chevrolet ya ha iniciado el proceso para asegurar una red de reparadores autorizados en la que probablemente todo el protagonismo recaerá en los 85 concesionarios presentes a día de hoy. General Motors se ha comprometido a facilitar su reconversión, suponemos que reduciendo las trabas para que estos pasen a una concesión de otra marca o en la mayoría de los casos transformándose a una de las marcas del grupo, como Opel, que a partir de ahora recibirá un mayor apoyo en Europa o como Cadillac, que pretende resurgir según los nuevos planes de General Motors para nuestro continente y evidentemente necesitará músculo comercial.

Por el rápido suministro y por la experiencia de los profesionales que hasta ahora trabajaron con Chevrolet, está claro que el hecho de que el cliente siga recibiendo la asistencia en los talleres y concesionarios actuales – aunque cambien de nombre – será vital para mantener la fidelidad. Aunque la lógica nos invite a pensar que así sucederá, aún tendrá que estudiarse la reconversión de cada centro desde su caso particular.

Chevrolet avisará a los clientes de los movimientos que sucedan en sus centros cercanos, pero en cualquier caso no está de más informarse directamente en los concesionarios y talleres en los que hayan recibido servicio durante los últimos años.

Chevrolet garantiza el suministro de piezas durante al menos diez años. Recordemos que la marca cesará sus ventas en Europa, pero los modelos actuales seguirán produciéndose para otros mercados.

Por otro lado Chevrolet tranquiliza. Los pedidos que se hayan realizado antes del anuncio del pasado jueves, se mantendrán y se entregarán según lo previsto. Los acuerdos de leasing tampoco finalizarán ni se verán afectados, seguirán vigentes según las condiciones de la empresa con la que se suscribiera. Chevrolet también está ofreciendo la posibilidad a aquellos clientes que realizasen un pedido antes del anuncio y aún no hayan recibido su coche y, a la luz de las últimas noticias, quieran optar por su devolución, de estudiar cada caso particular.

De momento Chevrolet garantiza el suministro de piezas durante al menos un período de diez años y recurre al caso de otras marcas que cerraron en los últimos años para afirmar que no debería suponer una depreciación sustancial en el precio del vehículo. Pero en cualquier caso la duda sigue existiendo y es comprensible que algún cliente se sienta agraviado por esta situación.

Siendo positivos, vemos la posibilidad de que las ofertas de los modelos Chevrolet mejoren considerablemente en los próximos meses y haya descuentos importantes por liquidación. Con lo cual, es previsible que haya una oportunidad interesante para el cliente y con la garantía de la prestación de servicios que anuncia Chevrolet, el suministro de piezas asegurado y las múltiples similitudes y piezas importantes compartidas por Opel y Chevrolet, estoy convencido de que nos encontraremos con promociones comerciales muy recomendables de ahora en adelante.

Mientras tanto, os mantendremos informados de todo lo que suceda en torno a Chevrolet.

Más información: Comunicado oficial de Chevrolet Europa a sus clientes (en castellano) En Diariomotor: Chevrolet dirá adiós a Europa a finales de 2015: General Motors cierra filas en torno a Opel y Cadillac