General Motors vende su participación en PSA, pero la cooperación continúa

 |  @sergioalvarez88  | 

A mediados de 2011 General Motors adquirió una participación del 7% en el Grupo PSA Peugeot-Citroën. El objetivo de este acuerdo estratégico era el desarrollo conjunto de un motor de gasolina de baja cilindrada, además de un vehículo del segmento B cuya plataforma sería compartida con GM para el desarrollo de un monovolúmen compacto y un crossover. Desde el principio, se estimó la compra de esta participación en 400 millones de dólares de capital, además de otorgar a GM poder de decisión en PSA.

No obstante, no todo ha sido un camino de rosas. PSA tuvo que renunciar casi al completo al mercado automovilístico iraní – que suponía el 20% de las exportaciones de Peugeot – en una época en la que el rendimiento de las marcas de PSA en Europa afecta gravemente a sus cuentas. La venta de la participación de GM no quiere decir que la alianza se disuelva, sino que indica que las necesidades de capital ya han sido creadas. Aún así, la venta de la participación en una oferta pública ha incurrido en pérdidas para GM.

General Motors vende su participación en PSA, pero la cooperación continúa

La alianza GM-PSA tendrá uno de sus frutos en un monovolúmen pequeño que será fabricado en Zaragoza.

El total del capital del Grupo PSA ha sido vendido por 250 millones de euros, incurriendo en una pérdida de 50 millones de euros. Según indican ambos grupos automovilísticos, parte del acuerdo de cooperación no se llevará a cabo: se ha abandonado los planes del desarrollo conjunto de una plataforma para el segmento B y el desarrollo de un pequeño motor de gasolina. PSA (Peugeot y Citroën) es un grupo más que competente en el segmento B, lo que puede haber hecho innecesaria la cooperación con GM.

No obstante, los planes para lanzar en el año 2016 un crossover compacto y un pequeño monovolúmen del segmento B siguen su curso. Además, ahora se añade un vehículo comercial de segmento B, posiblemente basado en el monovolúmen antes citado. Ambos grupos compartirán la producción de estos vehículos mediante una fórmula flexible aún no explicitada, pero centrada en Europa, destino de los vehículos de esta alianza. La industria del automóvil española se beneficiará considerablemente de la aventura GM-PSA.

General Motors vende su participación en PSA, pero la cooperación continúa

Como ya sabíamos, el monovolúmen del segmento B será fabricado por GM España en Zaragoza, mientras que el crossover compacto será fabricado en Francia por PSA. Las sinergias logradas por la alianza se valoran en estos momentos en 1.200 millones de dólares, y comenzarán a dar sus frutos en 2018, tras la fase de inversión inicial. Habrá que ver si la actual alianza de PSA con el Grupo Fiat en vehículos comerciales podrá seguir funcionando tras la entrada de General Motors, o tendrá que ser revisada.

Mientras tanto, General Motors ha decidido cerrar filas en torno a Opel y Cadillac en Europa: dejará de vender Chevrolet en Europa en dos años, con el objetivo de simplificar su oferta, a pesar de tener posicionamientos más que compatibles, complementarios de hecho.

Fuente: General Motors | Grupo PSA
En Diariomotor: Chevrolet dirá adiós a Europa a finales de 2015: General Motors cierra filas en torno a Opel y Cadillac | General Motors quiere posicionar a Opel como una marca “premium” | El acuerdo entre PSA y BMW finaliza en 2016: ¿adiós al 1.6 THP?

Lee a continuación: Holden anuncia el fin de sus operaciones en Australia y Toyota podría seguir su mismo camino