David Brown Automotive. Mirando al pasado para dibujar el futuro del deportivo británico

 |  @davidvillarreal  | 

No deja de sorprenderme que con la que está cayendo en los últimos tiempos aún sigan surgiendo constructores artesanales y de bajo volumen. 2013 fue un año terrible para muchos fabricantes, aunque lejos de desanimarse, un emprendedor llamado David Brown se propuso lanzar su propia marca. Desconocemos si este hombre será pariente del mismísimo Sir David Brown, el antiguo director y propietario de Aston Martin, el hombre por el cual durante más de seis décadas los Aston han mantenido en su nombre las siglas DB.

De momento no tenemos demasiados detalles de lo que se ha propuesto David Brown Automotive, el ilustre nombre de esta nueva marca. Sabemos que en abril se desvelará el resultado del Proyecto Judi, un automóvil que en palabras de su creador logrará “el impacto y el estilo de los deportivos más clásicos” pero, obviamente, “con la tecnología y el confort de un coche moderno”. Con esta declaración de intenciones es inevitable que vengan a nuestra cabeza nombres como Morgan o Jaguar E-Type, pero hasta que no lo veamos difícilmente nos podremos hacer una idea de lo que pretende ofrecer David Brown a sus clientes

La declaración de intenciones de David Brown nos ha gustado. En abril saldremos de dudas y descubriremos si vende humo o hay futuro en este proyecto que, a priori, pinta interesante.

Para llevar a buen puerto esta nueva empresa, David Brown Jr. contará con el talento de Alan Mobberley, que hasta 2005 y durante casi dos décadas dirigió el rumbo estético de Land Rover. Desde entonces, el bueno de Alan siguió vinculado a la industria del automóvil, encargándose – entre otras cosas – de la ingeniería de Eterniti Motors, otro constructor británico que vistió de punta en blanco al Cayenne para vendérselo a precio de Ferrari a clientes muy adinerados, sobre todo de Oriente Próximo y Asia.

El desarrollo y la construcción de su primer modelo correrá a cargo de Envisage Group, responsables de diferentes proyectos, alguno de los cuales también pasó el año pasado por Diariomotor, el Lyonheart K, algo así como una reinterpretación del Jaguar E-Type.

En unos meses saldremos de dudas y conoceremos lo que nos propone David Brown.

Fuente: David Brown Automotive
En Diariomotor: Lyonheart K: reviviendo al E-Type | Eterniti Artemis: un éxito en el pasado salón de Pekín

  • jairoarenas

    ¿David Brown no era un fabricante de tractores?

    • Piñarri

      Efectivamente, eran de color blanco al que luego pusieron el anagrama de Case.
      “El Tío la vara” se subía encima de uno de ellos, os acordáis.

      • Daniel D

        ¡Que curioso!