Formula E: Diariomotor acude al arranque del gran experimento tecnológico

 |  @ClaveroD  | 

Diariomotor ha acudido hasta Clermont-Ferrand (Francia), sede de Michelin como uno de los principales patrocinadores y único suministrador de neumáticos de la Formula E, para dar respuesta a un sinfín de preguntas sobre esta nueva forma de entender la competición. Aprovechamos al máximo estos primeros test que se han realizado en el circuito de l’issoire con los compuestos finales de neumáticos para descubrir que muy pronto veremos carreras disputadas entre monoplazas eléctricos. Acompáñanos…

Lo primero que hay que aclarar es que no estamos ante un intento de dar relevo a la Fórmula 1. La Formula E nace independiente, con la única intención de servir al verdadero sentido que esconde toda competición y que se ha desvirtuado sobremanera en los últimos tiempos; brindar a los fabricantes un laboratorio donde poder experimentar, probar y desarrollar tecnologías que tarde o temprano encuentren aplicación directa en el vehículo de calle. Vehículos como el tuyo y el mío.

Apostando por la razón de ser de toda competición

En la segunda temporada de Fórmula E, los equipos tendrán total libertad para trabajar en el apartado técnico del monoplaza

De este modo la Formula E Arrancará el próximo mes de Septiembre en la ciudad de Beijing poniendo sobre la mesa un calendario atípico – de Septiembre de 2014 a Junio de 2015 – con un total de 10 grandes premios disputados por 10 equipos, 20 pilotos y un único diseño de monoplaza en esta primera temporada.

No hay la menor duda de que hablamos de un auténtico desafío que supondrá una verdadera revolución para todos los implicados. Ninguna de las firmas que han apostado por este proyecto evita tener que reconocer que participar en la Fórmula E es asumir muchísimos riesgos con una hoja de ruta repleta de novedades, pero según nos ha explicado Michelin en primera persona, el potencial de investigación y desarrollo para los nuevos sistemas de movilidad bien merecen la pena.

Es ni más ni menos que Pascal Couasnon, máximo responsable de Michelin Motorsport, quien nos explica la gran oportunidad que supone embarcarse de lleno en la Formula E. Recordemos que Michelin salió de la Formula 1 tras hacerse obligatorio un único suministrador para todos los equipos. La firma francesa dijo entonces que al no existir competencia entre suministradores y un reglamento más cercano al mundo real en lo que a neumáticos se refiere – recordemos que en F1 se usan llantas de 13 pulgadas -, el interés desaparecía para ellos llevándoles a otras competiciones más atractivas como lo ha sido en los últimos años la resistencia.

Sonido peculiar, pero realmente rápidos en pista

Lo realmente interesante de la Formula E es que nace con verdadera vocación por ser un laboratorio técnico y tecnológico

¿Y cómo ser único suministrador de Formula E sí alberga interés para Michelin? Gracias a un reglamento donde las características de los neumáticos son muy cercanas al mundo real sobre llantas de 18 pulgadas, con dibujo asimétrico, único compuesto y diseño para seco y lluvia y una importante preocupación por conseguir el difícil equilibrio entre eficiencia y alto rendimiento se consigue que estas carreras se convierten en un laboratorio donde poder dar respuesta a las necesidades que comienzan a demandar vehículos híbridos y eléctricos.

Estos neumáticos desarrollados por Michelin en exclusiva para la Formula E, su denominación será la de Michelin Pilot Sport EV, tendrán unas medidas 255/40 R18 para el tren delantero y 305/30 R18 para el tren trasero. El verdadero desafío estará en encontrar un compuesto capaz de conciliar agarre, duración y eficiencia para extraer el máximo de estos monoplazas eléctricos a baterías en superficies complejas como son los circuitos urbanos con muy baja adherencia y gran presencia de elementos que dificultan la presencia de grip como suciedad, pintura, desperfectos…

A partir de aquí se puede entender como firmas como Renault, McLaren, Williams Advanced Engineering o Qualcomm han decidido subirse al carro para hacerse con esa ventaja que habla de conseguir nuevos avances técnicos y tecnológicos en un tiempo muy inferior al que necesitaría la evolución natural del mercado. La evolución de los productos en el mercado necesita de años, en competición la misma evolución habla de semanas o meses.

Los Spark-Renault SRT 01_E emplean un chasis desarrollando por Dallara que declara a los cuatro vientos su pasado interés en la competición norteamericana. McLaren es la encargada del grupo de propulsión-transmisión. Williams la tecnología en baterías y Renault la puesta a punto final del conjunto. El peso mínimo de los monoplazas será de un mínimo de 800 Kg y la potencia máxima alcanzará los 270 CV. Tal y como sucede a día de hoy en la Fórmula 1, el consumo energético será monitorizado y estará limitado a 30 kWh.

El planteamiento de la Formula E en cada gran premio difiere bastante de lo que estamos acostumbrados al hablar de competición automovilística. En un único día, el sábado, tendrá lugar la celebración de los entrenamientos, la calificación y la carrera. La duración de cada carrera será cercana a los 60 minutos y requerirá que los 20 pilotos de los 10 equipos participantes realicen un cambio de monoplaza durante la carrera debido a la ajustada autonomía eléctrica que ofrecerán las baterías en condiciones reales de competición.

Aquí lo que importa es la habilidad del piloto

Hartos de ver como la ventaja técnica de unos chafa el espectáculo de todos, en la Formula E veremos como sólo el piloto será el factor decisivo

Ver rodar en circuito estos eléctricos de competición sorprende sobremanera. El principal aspecto que llama la atención es la total ausencia de sonido hasta que el monoplaza no se acerca a nuestra posición. Según la organización el ruido máximo generado será de 80 decibelios y ciertamente se dejan oír con un agudo y claro sonido a su paso recordando más a un avión que a un coche convencional. Por otro lado nos encontramos con otro aspecto que sorprende en un eléctrico, los Spark-Renault tienen caja de cambios secuencial de cinco relaciones, y de este modo es muy fácil percibir como el piloto engrana relaciones a través de un crujido seco y muy reconocible desde la distancia.

Los motivos que defienden la introducción de un cambio secuencial en este esquema de propulsión tienen que ver con las características del propio propulsor eléctrico. Aunque bien es sabido que la disponibilidad de par motor desde bajas revoluciones es su mejor cualidad, gracias a ello el 0-100 Km/h cae en sólo 3 segundos, la oferta de potencia y eficiencia en altas revoluciones se ve comprometida obligando a emplear una transmisión para paliar estos defectos. Esta solución no se está aplicando en el mercado en estos momentos, sin embargo éste podría ser un gran paso para ver transmisiones en los eléctricos que están por llegar.

Como comentábamos en un principio, los Spark-Renault tendrán una potencia máxima de 270 CV, si bien su uso estará limitado a los entrenamientos y calificación. Durante las carreras la potencia será de 180 CV, pudiendo alcanzar los 270 CV únicamente haciendo uso del sistema Push-to-Pass en un margen determinado de ocasiones.

Analizando con más detalle cómo se regirá la Formula E en esto de cuándo podrá disponerse de la máxima potencia, me encuentro con otro detalle sumamente interesante que podría cambiar la forma de ver la competición para siempre. Ya que la Formula E se correrá en las calles de algunas de las principales ciudades del mundo para mostrar al público una nueva forma de entender el automovilismo en primerísima persona, los organizadores han decidido ir un paso más allá dando al público un papel protagonista con la posibilidad de ayudar a sus pilotos favoritos a través de las redes sociales. De esta manera, los pilotos más votados a través de Twitter, Facebook, etc. dispondrán de 10 segundos extra para usar el máximo de la potencia total del monoplaza durante la carrera.

En definitiva me marcho de este primer contacto con un buen sabor de boca. En el fondo la Fórmula E es mucho más que sonido o cifras de potencia. Es sin duda una apuesta muy arriesgada, me atrevo a decir que una de las más arriesgadas de las que he conocido hasta la fecha, pero conocida ahora desde dentro entiendo que realmente aquí se puede conseguir una importante evolución para el futuro de la propulsión híbrida y eléctrica y, tal y como yo entiendo que debe ser la competición, es lo que de verdad se debe tener en cuenta a la hora de valorar lo que exhibirá la Formula E una vez arranque su primera temporada.

En Diariomotor: La Formula E ya rueda en circuito, y ojo que estos van en serio | Spark-Renault SRT_01E: así es el monoplaza de la Fórmula E, la Fórmula 1 de los coches eléctricos

Lee a continuación: La Formula E ya rueda en circuito, y ojo que estos van en serio

Ver todos los comentarios 9
  • zamu

    Se sabe si se va a televisar en algún sitio? Más por curiosidad que por otra cosa…

    • Están confirmados ITV en Reino Unido, FOX Sports y TV Asahi en Japón. En España creo que aún no se sabe nada, pero esperemos que haya retransmisión, aunque lo de que sea en abierto estará más complicado.

  • Motorsport

    No entiendo por qué usan un cambio de marchas, no era que en los eléctricos gracias a la cantidad de par motor que tienen (y también el rango de revoluciones en el que lo mantienen), y lo rápido que podían llegar a girar, no era necesario nada más que una relación? Es que estos por algún motivo especial pierden fuerza a altas revoluciones o pretenden reducir el consumo?

    Por otra parte lo de las redes sociales no me gusta en absoluto, no sé por qué exactamente

    Un saludo

    • David Clavero Domínguez

      Los propulsores eléctricos tienen la gran ventaja de la disponibilidad de par desde cero revoluciones, sin embargo también cuentan con una curva de entrega de la misma que decrece rápidamente conforma suben de revoluciones.

      La potencia máxima que obtiene un propulsor eléctrico es reducida en comparación con su cifra de par, teniendo que sufrir un alto consumo energético cuando se trata de trabajar a un alto número de revoluciones.

      Tal y como explico en el artículo, la adopción de una caja de cambios cumple una doble funcionalidad al mejorar la eficiencia del propulsor eléctrico en altas revoluciones y permitir un rango de uso del propulsor eléctrico mucho mayor con un pack de baterías muy compacto.

      • Motorsport

        Gracias por la explicación, no había entendido bien el párrafo. Además, pensaba que los motores eléctricos mantenían la curva de par casi plana, no sabía que caía bruscamente al aumentar de revoluciones

        Un saludo

  • Pedro

    Para resolver los problemas de autonomía (eso de cambiar de coche durante la carrera es ridículo) y de potencia (180 CV en carrera son insuficientes para 800 Kg), yo colocaría directamente las baterías y los motores del Tesla model S que creo que están muchísimo más evolucionados. Utilizando las baterías en el piso, como el Tesla para bajar el centro de gravedad, tendrías un paso por curva bestial, y con los potentes motores que hacen el 0-100 en 5 seg en el Tesla, que pesa unos 2000 Kg, el rendimiento del conjunto sería espectacular. No acabo de entender el cambio de marchas en un motor eléctrico¿?, aparte del peso que añade al conjunto.

    • David Clavero Domínguez

      Ciertamente el Tesla Model S es una referencia en cuanto a coches eléctricos, sin embargo los problemas que sufre a la hora de hablar de máximo rendimiento son los mismos que cualquier otro eléctrico.

      Los consumos de un eléctrico a la hora de exigir su máximo rendimiento son muy altos, por ello adoptar una caja de cambios se hace obligado si se pretende sacar el máximo provecho de un eléctrico en condiciones de carrera.

  • Pedro F.

    Me
    parece muy interesante esta competición, seguramente no será espectacular
    aunque a buen seguro singular. La falta de potencia para el peso de estos
    vehículos, le restará cierto interés con respecto a otras competiciones, por
    eso me llevo la impresión de que no han querido arriesgar demasiado en
    tecnología punta, seguramente porque hay otras competiciones de mayor calado.
    Aún así voy a seguirla con atención para no perder detalle de la evolución, que
    a buen seguro será grande, siempre que acompañe las ventas de híbridos y
    eléctricos en el mercado.

    Saludos.