Fórmula 1. Marussia, huyendo de la última posición

 |  @josetellaetxe  | 

La batalla que se desarrolla en las plazas finales de la parrilla no está exenta de alicientes para los aficionados y su trascendencia es mínima tan solo porque mediaticamente hablando, resulta poco vendible para el gran píblico. En todo caso, si ayer mismo mencionábamos a Caterham [Fórmula 1. Caterham, la lucha en el fondo del pelotón], hoy toca acercarnos a su rival inmediato en esa pelea silenciosa que se desarrolla entre ambas por evitar ser la última escudería del campeonato: Marussia.

Y si en el caso del equipo malasio decíamos que no es un novato precisamente, el único equipo ruso del paddock sí lo es, tanto como podamos contar como anécdota que desde su estreno en el Mundial de 2012, Marussia no utilizó el KERS en sus vehículos hasta la temporada pasada.

Sea como fuere, la Marussia actual tiene poco que ver con la escuadra que compró a finales de 2011 los restos de Virgin Racing, otra de las representantes de la Fórmula 1 asequible que propusieron Max Mosley y la FIA a mediados de 2009, ya que en las dos sesiones anteriores se ha ocupado de ir sentando las bases de un proyecto que si bien no ha cosechado los resultados deseados, durante 2012 fue capaz de imponerse a HRT y en 2013 al hoy por hoy su rival más directo: Caterham.

Sin embargo, al igual que mencionábamos en el caso de la escudería de Tony Fernandes, la de Nikolái Fomenko también sufre de numerosos problemas económicos que lastran su capacidad de evolución y comprometen su futuro inmediato, a pesar de que por primera vez en su corta andadura en Fórmula 1, encara el campeonato con una plataforma propulsora competitiva después de haber firmado con Ferrari para 2014 y sesiones posteriores, tras el abandono de Cosworth.

Así las cosas, el equipo con sede en Dinnington ha salvado el cuello durante la gira asiática y frente a Caterham fundamentalmente, gracias a la fiabilidad de la unidad de potencia italiana y a un MR03 que por fin parece gozar de un auténtico chasis de competición, sumando tan solo un abandono en su casillero y por colisión (Jules Bianchi, en el Gran Premio de Malasia).

Habiéndose beneficiado también del precipitado banderazo final que supuso el acortamiento del pasado Gran Premio de China, Marussia, con Max Chilton y Jules Bianchi al volante de sus monoplazas, está haciendo lo único que le resulta asequible: terminar carreras, acumular kilómetros y rodaje, y sumar resultados.

En este sentido, de cara al inicio del calendario europeo en el que se intercala el Gran Premio de Canadá, la rusa está mejor posicionada que Caterham pero aún se mantiene demasiado lejos de Sauber y Renault, básicamente porque cuenta con un presupuesto muy limitado que en cuanto se agote, comenzará a pasarle factura de manera irremediable.

 

En Diariomotor: Fórmula 1. Nigel Stepney fallece en accidente de tráfico

Lee a continuación: Fórmula 1. Nigel Stepney fallece en accidente de tráfico

Ver todos los comentarios 0