iXoost: el nuevo objeto de deseo del melómano y amante de la velocidad

 |  @davidvillarreal  | 

¿Cómo no se nos podía haber ocurrido antes? En Diariomotor os hemos mostrado en más de una ocasión el fetiche preferido de cualquier petrol head que se precie de serlo, motores transformados en artículos decorativos, en cafeteras, coches-mesa de billar, en camas para suite de hotel. Ahora, imagínate decorar tu casa con unos altavoces de diseño con la fisonomía del colector de escape de un Fórmula 1 y de ilustres motores de competición de ocho, diez y doce cilindros.

Hablamos de lujo, diseño y construcción artesana. De ahí que el equipo más económico que nos propone iXoost arranque en 5.700 euros. El diseño juega un papel fundamental en la industria de los equipos de sonido, no hay más que ver el éxito de ciertos productos ofrecidos por marcas como Bosé y Loewe. Por eso mismo, estoy convencido de que iXoost no tendrá problemas para vender sus equipos de temática automovilística.

iXoost ofrece una amplia selección de altavoces basados en los colectores de escape de motores emblemáticos de ocho, diez y doce cilindros.

iXoost ha optado por el formato de altavoz en “barra” compacta, integrando las pantallas pequeñas de tipo tweeter para agudos en los propios colectores de escape, con una pantalla de mayor tamaño para frecuencias medias y adicionalmente un subwoofer para graves externo. También contaría con un dock, una estación de conexión para dispositivos iPod y iPhone, así como las conexiones digitales pertinentes.

Esta marca ya se ha dejado ver por eventos de lujo y amantes de los automóviles como el propio Top Marques de Mónaco. El abanico de posibilidades que ofrece iXoost es realmente amplio. El cliente podrá escoger entre diferentes diseños de motor, V8 de monoplazas como el Williams de 2010, el Cosworth de 1978, el Leyton de 1990, el Red Bull de 2006, el Renault R26 de 2006, el Ferrari de 2007, V10 de Red Bull en 2005, Jaguar en 2000, Ford-Cosworth en 2002, Jordan en 2004, e incluso varios V12 – los más caros – del Maserati MC12 FIA GT1, el Bugatti EB 110 GT y el Ferrari F1 V12 412T1 de 1994.

Fuente: iXoost vía Autoblog en español
En Diariomotor: Espresso Veloce, la cafetera perfecta para los amantes del automóvil

Lee a continuación: Chevrolet SSR (2003-2006), ¿crónica de una muerte anunciada?

Ver todos los comentarios 5
  • monalisadora

    Shut up and take my money!

  • Frank

    ORGASMICOOO!!

  • Luis Gonzalez

    No me digas nada y dame 5

  • Jose

    Pufffff, eso no suena ni rezando !!!!!

  • routiger

    Con ese precio, funcionara realmente el motor…