Rolls-Royce mantendrá, irremediablemente, la fabricación alemana de sus motores V12

 |  @ClaveroD  | 

Rolls-Royce tiene una espina clavada desde que fue adquirida por BMW. Pese a que el propulsor V12 en sus dos configuraciones exclusivas para Rolls están considerados como auténticas delicias por suavidad y rendimiento, el hecho de que su fabricación siga estando realizada en suelo alemán no termina de cuajar en una firma cuya imagen y proyección siempre ha estado, está y estará por encima de muchos otros valores.

La nueva era de Rolls-Royce en manos de los V12 de BMW

Tiempo ha de aquellas épocas en que los propulsores V8 de Rolls-Royce lucían manufactura británica y llegaban al mercado con mínima información en torno a sus detalles llegando a calificar su potencia con la única etiqueta de “suficiente”. Tras la ruptura de Rolls-Royce y Bentley para comenzar una nueva etapa en manos de BMW y Volkswagen-Audi respectivamente, BMW decidió abandonar la arquitectura V8 en favor de un diseño V12 derivado del BMW Serie 7 y con parientes tan cercanos como el BMW 850i y el McLaren F1.

Los primeros compases de esta nueva etapa de Rolls-Royce en manos de BMW tuvieron como resultado un alto grado de satisfacción en tanto a la mecánica V12 de origen alemán. La evolución del propulsor ha sido realizada de forma paralela al Rolls-Royce Phantom – modelo encargado de estrenar el 6,75 V12 -, estrenando en el Rolls-Royce Ghost una nueva generación que, aún manteniendo el esquema V12, rebajaba su cilindrada hasta los 6,6 litros, añadía doble turbocompresor y aumentaba la potencia desde los 460 a los 570 CV.

Bentley, eterna rival de Rolls, ha reinventado toda su gama en idéntico periodo al que ha necesitado Rolls-Royce. La prueba más evidente del tremendo cambio de Bentley la tenemos esta semana en Altas Prestaciones con la prueba del Bentley Flying Spur. Pero Bentley ha conseguido cumplir uno de sus grandes objetivos trasladando a su sede de Crewe (Inglaterra) la totalidad de la producción de sus motores insignia, los 6.0 W12 Twin Turbo.

Rolls-Royce, a través del jefe de la planta de Goodwood Frank Ludwig, ha explicado que los planes de traslado de producción de los motores V12 a suelo inglés tendrán que esperar todavía más, y es que el grado de exigencia y conocimiento que exige la fabricación de las unidades V12 hace sumamente difícil asumir una nueva localización y mano de obra sin comprometer los elevados criterios de calidad.

Por ahora Rolls-Royce tendrá que seguir sufriendo en silecncio con la idea de un corazón alemán dando vida a un espíritu inglés.

Fuente: Autocar.co.uk
En Diariomotor: Rolls-Royce Ghost V-Spec: más potencia y más razones para dar el día libre al chófer | Híbridos de lujo y el “engaño” orquestado por Bentley y Rolls-Royce para superar la legislación medioambiental

Lee a continuación: Colección Torre Loizaga: El castillo de los Rolls – Royce

  • Jorge

    Abrir el imponente capot del Phantom, y encontrarte con el espectacular propulsor V12, yo lo catalogo de obra de arte.

    • THE TRUTH

      Pues que se separen de Bmw y se vayan a pique…

    • NEMO

      Sí, alemana…

      Un saludo.

  • NakTono

    “el grado de exigencia y conocimiento que exige la fabricación de las unidades V12 hace sumamente difícil asumir una nueva localización y mano de obra sin comprometer los elevados criterios de calidad.”

    Traduzco: Los ingleses no son tan inteligentes y capacitados como los alemanes.

    Jaguar, tienes mucho que demostrar ahora ante el trío ario ;)

  • Eduardo Piernas

    No entiendo a estos hijos de la gran… bretaña.
    Un coche brutal, con un motor brutal, donde esta el problema? :/

    • NakTono

      Estimado Eduardo:

      Se llama “chovinismo”. Forma parte del alma de todo británico.

      En cierto capítulo de Top Gear, Jezza se dolía de que un Rolls-Royce es un montón de componentes e ingeniería alemana, en cuanto a Inglaterra le corresponde únicamente el montaje de los mismos, asumiendo pues que un Rolls-Royce no es realmente un coche inglés.

      Los españoles llevamos el mismo asunto con más filosofía y amor patrio. SEAT bebe directamente de Volskwagen, pero nos sentimos orgullosos de que sean montados en Martorell, y de que lleven el sello Made in Spain. No es un deshonor que su patriarca sea alemán. Más bien es un orgullo ser beneficiario de tal alianza.

      • Eduardo Piernas

        Pues a mi, no me molestaria abrir el capo de un SEAT Leon Cupra y encontrarme el V10 atmosferico del M5 e60 por ejemplo. xD

    • ADN

      Y tienen razón de dolerse. En los años 80s y hasta apenas principios de los 90s perdieron su industria automotriz en un porcentaje cercano al 100, al menos la industria a gran escala. Marcas como Jaguar, RR y Bentley, Land Rover y Rover. Pocos fabricantes, pequeños la mayoría no sucumbieron ante ese hecho. Y es que los británicos pusieron en cada marca el sello de la corona y ahora no pueden verlo, pero si pueden ver los coches.

  • ADN

    Cuando una compañía llega a la bancarrota, para hacerla sobrevivir tendrá que adaptarse a ciertos cambios. Cuando Rolls Royce cayo en el régimen VAG y luego en el BMW ya se habían hecho a la idea de que nunca mas seria lo mismo. Yo no lento peros en sus productos, me parece que mas que los controles de calidad a BMW le acrecienta l ego detener bajo su control ciertos detalles.

  • BWSTER

    Lastima que una marca inglesa despues de todo resulte que sus autos no son 100% ingleses

  • Pedro F.

    Jamás compraría un vehículo como este, pero jamás dejaría de admirarlo y girar la cabeza a su paso. Es extraordinario lo mires por donde lo mires. Saludos.