Jornadas de conducción segura Volvo 2014: haciendo de la seguridad una seña de identidad

 |  @HerraizM  | 

Si hay algo que define a Volvo es su desempeño por hacer de la seguridad su principal virtud. Es algo tan arraigado en la marca que se ha convertido ya en su seña de identidad, con un enorme trasfondo en su historia, con peculiares soluciones actuales como el airbag de peatón y propuestas futuras que pasan por llevar la seguridad a un nuevo nivel, el de la conducción autónoma.

Para conocer de primera mano los sistemas de seguridad de la marca y ponerlos a prueba Volvo organiza cada año unas jornadas de seguridad para clientes a las que nuevamente, tras las jornadas del año pasado, hemos podido asistir.

De carácter gratuito para los clientes, nos ponemos en la piel de esos más de 500 asistentes que han pasado por esta edición de las jornadas de conducción para conocer en primera persona la experiencia que les ofrece Volvo, dando la oportunidad no sólo de conocer mejor a su coche en un entorno idóneo y controlado, sino también mejorando su conducción conociendo las reacciones tanto propias como del vehículo ante una situación de peligro como puede ser una frenada de emergencia y todo ello rodeado de la amplia mayoría de los productos de la gama del fabricante sueco.

¿En qué consisten estas jornadas?

Las jornadas de conducción segura de Volvo comienzan en un aula con un briefing donde se informa al cliente de la teoría sobre los nuevos sistemas de seguridad incorporados a la marca, un poco de trasfondo histórico, nuevos métodos de seguridad en los que se está trabajando y las claves sobre lo que se va a realizar durante las siguientes horas en estas jornadas de conducción segura.

En el paddock del Jarama espera una enorme flota de suecos que van desde el XC90 al pequeño de la casa, el V40, pero mientras, Ernesto Nava, Director de la escuela de conducción del RACE y Jorge Muñoz, responsable de prensa de la marca, nos introducen ya en elementos de seguridad como la alerta de colisión o cambio involuntario de carril, el airbag de peatón, el sistema de protección contra latigazos cervicales o el detector de peatones y ciclistas con función de frenado.

Además Ernesto Nava nos deja ya con las primeras claves sobre lo que vamos a hacer durante la jornada y que se va a buscar potenciar en cada una de las áreas por las que pasaremos: offroad, pista deslizante y circuito.

Esta edición cuenta además con un invitado de excepción, el nuevo Volvo V60 Plug-in Hybrid que bien merece un punto destacado al margen.

Tras el briefing con las introducción teórica tanto a la técnica de los sistemas de seguridad de la marca, como a ciertas nociones de conducción llega el momento de volver al paddock, montarnos en los coches y empezar con la práctica.

Divididos en grupos, comenzamos la jornada en la zona offroad. Con el Volvo XC90 y Volvo XC60 como monturas. Descensos, zona de inclinación lateral, cruces de ejes, una demostración sobre rodillos de como funciona un sistema de tracción… la mayoría de clientes no pondrán a menudo en demasiados apuros a sus XC60 y XC90, por lo que pasar un rato entre la tierra con ellos puede enseñarles de lo que son capaces sus coches más allá del asfalto.

Antes de zambullirnos en la arena Volvo nos da unas primeras nociones sobre como funciona una tracción total sobre un banco de rodillos alternos. Los presentes, periodistas del motor, hemos visto trabajar en unas cuantas ocasiones un sistema de tracción total, pero recordemos que hoy estamos viendo estas jornadas de conducción como si de un cliente o posible cliente de la marca se tratara y por tanto que mejor manera de entender como funciona eso de una tracción a las 4 ruedas que con un ejemplo práctico.

Descensos por una pendiente bastante marcada tanto con el XC60 como con el XC90, viendo la labor del control automático de descensos y ejerciendo nosotros también a golpe de freno de control de descenso cuando este no esta presente (el Volvo XC90 no contaba con este sistema) y ascensos con parada a mitad de la pendiente para comprobar como es capaz de trabajar la tracción total subiendo desde parado una considerable cuesta.

Además no faltaron tampoco las zonas de elevaciones irregulares y de cruce de ejes. Obviamente no se trata de una trialera, pero sí esta muy por encima del rendimiento offroad que los clientes de la marca exigen a sus coches y del que podrían exigir futuros clientes. En todas las zonas, a pesar de no ser muy complicadas, tanto el XC60 como el XC90 demuestran una muy buena capacidad tanto por tracción como por distancia al suelo.

Viendo al XC90 y teniendo presente que su renovación es inmediata me parece que ha envejecido realmente bien, además nos señalan desde la marca que no es sólo nuestra percepción, a los concesionarios se siguen acercando bastantes clientes preguntando por esta generación del gran crossover sueco.

Es el turno de pisar asfalto, pero no, todavía no nos toca entrar al circuito, sino que le toca el turno a la pista deslizante. A los mandos del Volvo V40 y del Volvo V60 nos adentramos en un trazado de conos en el que se combinan superficies de asfalto clásico con zonas pulidas deslizantes y tramos mojados. La idea es poner en práctica esquivas, frenadas de emergencia y ver como trabajan asistencias a la conducción como el ABS o el ESP lo que me resulta especialmente interesante si tenemos en cuenta que no son precisamente pocas las personas que no detectan que ocurre en el coche cuando salta el ABS, que no conocen que esa vibración que se produce en el pedal es porque el ABS esta actuando, por lo que esta zona es muy instructiva para llegar a conocer como reacciona un coche ante una situación de emergencia, para aprender como hay que afrontar una frenada ante un golpe que parece inminente o como reaccionar a un subviraje en una curva mojada, todo ello en un entorno controlado y aprendiendo como tenemos que reaccionar y que esta pasando en el coche.

Tras esta experiencia toca conocer uno de los sistemas de seguridad que más se han popularizado en los últimos tiempos. Se trata del frenado de emergencia en ciudad, algo que nos encontramos ya en el grueso de las marcas con el mismo esquema de funcionamiento, variando muy ligeramente las velocidades en las que actúa. De este modo, por debajo de 50 km/h, probamos frente a diferentes obstáculo como es eso de que el coche frene por nosotros, luchando de cara a esta prueba con nuestro instinto que nos dice sin cesar “frena que te vas a dar”.

Toca de volver al paddock y pasar al pitlane del Jarama para comenzar con la parte de circuito.

Lo primero en esta zona es conocer al nuevo Volvo V60 Plug-in hybrid. Obviamente el objetivo no es ir a hacer tiempos, sino que entraremos al trazado madrileño para conocer como se comporta en cada uno de sus modos de conducción, saliendo en modo eléctrico desde el pitlane con el modo Pure, pasando por el modo combinado Hybrid, donde actúan la mecánica diésel, de 215 caballos, y la mecánica eléctrica, de 70 caballos, buscándole además las cosquillas en el modo Power, viendo además como en determinadas zonas cargamos sus baterías a golpe de frenada o retención del motor.

Completamos la experiencia en pista a lomos del Volvo V40, del V60 y del S60, quedando bastante satisfecho con el paso por curva del V40.

Volvo V60 Plug-in Hybrid en detalle

Estas jornadas de conducción segura de Volvo han tenido un claro protagonista, el Volvo V60 Plug-in Hybrid. Presentado en 2011, con el Salón de Ginebra del mismo año como escenario de su debut público, el familiar híbrido de Volvo nos propone un conjunto mecánico conformado por un bloque D5 turbodiésel de 5 cilindros y 2.5 litros con una potencia de 215 caballos y un par de 440 Nm junto a una mecánica eléctrica que como veíamos anteriormente desarrolla 70 caballos.

Bajo la denominación mecánica D6 (aunque la de su bloque diésel sea D5), el Volvo V60 Plug-in Hybrid ofrece una conducción en modo eléctrico de hasta 50 kilómetros, permitiéndonos recargar las baterías en una toma de corriente convencional. Esta mecánica eléctrica queda situada sobre el tren trasero, siendo sus baterías de iones de litio con un tiempo de recarga, en función de la toma, de entre 3.5 horas y 7.5 horas.

El V60 Plug-in Hybrid homologa un consumo medio de 1.8 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 48 g/km. Prestacionalmente registra un 0 a 100 km/h en 6.1 segundos. Dada su configuración mecánica cuenta con tracción total seleccionable, encargándose el motor eléctrico de las ruedas traseras en un proceso similar al que nos encontramos en la tecnología Hybrid4 de PSA. Cuenta con los 3 modos de conducción mentados anteriormente con un modo Pure en el que se da prioridad al modo eléctrico, un modo Hybrid en el que el tren eléctrico y la mecánica convencional trabajan conjuntamente (modo por defecto) y el modo Power en el que se busca un mayor rendimiento, aprovechando además la entrega instantánea de par del motor eléctrico en bajas.

Lanzado en 2011, su comercialización se inició en una pequeña tirada en 2012, con 1.000 unidades, incentivándose el volumen de ventas en 2013 y 2014. En España cuenta con un precio de partida de 60.900 euros, ofreciéndose con una única línea de acabado, el acabado Summum, donde aparecen ya elementos como el climatizador bizona, sensor de lluvia y luz, sensor de aparcamiento trasero, sistema multimedia con pantalla a color de 5”, bluetooth, sistema de sonido de alto rendimiento, llantas de 17 pulgadas y volante y pomo del cambio en cuero.

Hora de poner fin a esta nueva edición de las jornadas de conducción de Volvo

Como conclusión podría alabar de nuevo los sistemas de seguridad equipados por Volvo. Podría hablar muy muy bien del trabajo de los miembros de la escuela de conducción del RACE, tanto por parte de Ernesto Nava como de todo el equipo de monitores con los que por suerte tenemos la oportunidad de compartir varios eventos a lo largo del año. Podría volver a elogiar lo mucho que me sorprendió lo fresco que se mantiene el Volvo XC90 a las puertas de un relevo generacional o lo bien que me lo pasé, derrapadas sobre la pista deslizante a parte, dentro del trazado madrileño, pero como conclusión, para poner fin a esta jornada de conducción segura, me quedo con una sensación que tengo muy presente cada vez que termino un curso de este tipo:

Al sacarnos el carnet de conducir deberíamos pasar todos por un curso de este tipo. Nos enseñan a aprobar sí y las primeras nociones de conducción, pero no se nos enseña a como afrontar una esquiva ante una situación de emergencia, como actual el ESP o a percibir que esta pasando en nuestro coche, porque se va de morro…

Por supuesto es además una perfecta forma de conocer la gama de una marca y es de agradecer que Volvo ofrezca a sus clientes y sus posibles futuros clientes (aquellos que se han ido a interesar por un coche al concesionario y han dejado sus datos) esta oportunidad de forma gratuita.

En Diariomotor: Volvo XC90: el interior con el que Volvo quiere convertirse en el Apple de la industria del automóvilPolestar también se atreverá con los Volvo híbridos y diéselVolvo pone en marcha el mayor experimento de conducción autónoma

Lee a continuación: Volvo XC90: el interior con el que Volvo quiere convertirse en el Apple de la industria del automóvil

Ver todos los comentarios 1
  • LS R

    Ja ja, no sabía que Volvo le contrataba el espacio para hacer sus pruebas a BMW…como se ve en la primera foto. ;-)