El Mercedes G-Code Concept y 7 tecnologías que podrían (o no) ser de ciencia ficción

 |  @davidvillarreal  | 

Era un secreto a voces. Mercedes-Benz quiere extender su gama SUV hacia abajo, hacia productos más económicos y comedidos en sus dimensiones, pero no por ello menos ambiciosos en sus aspiraciones. El Vision G-Code nos adelanta el futuro del SUV de Mercedes-Benz y un hipotético rival para el Nissan Juke, pero también un despliegue tecnológico sin precedentes, casi de ciencia ficción. 7 tecnologías que tal vez algún día veamos en los coches de calle.

Conoce el ánimo del conductor por la iluminación de la parrilla

No es de ciencia ficción, aunque aún no hemos visto una solución similar en la calle, que modifique la iluminación exterior en base al modo de conducción.

Probablemente sea la solución más estrafalaria y sorprendente de este prototipo, algo que ciertamente no estamos convencidos de que pudiera tener un sitio en cualquier coche, aún menos en un Mercedes-Benz. La iluminación LED es económica y, más allá del uso práctico que podamos hacer de ella, también es útil para aportar estilo. Es por eso que el prototipo Vision G-Code se presentaba con una parrilla iluminada, con una luz tenue a la sazón del modo de conducción que hayamos escogido.

La disposición de los LED formando una trama tridimensional no solo permite que el tono de la iluminación pueda modificarse, sino también el aspecto y las figuras que forma esa trama. En el G-Code, la parrilla modificaría su diseño según estemos aparcados, en modo HYBRID eDrive, en modo HYBRID eco y en modo HYBRID sport.

Diciendo adiós a los retrovisores

No es de ciencia ficción. Ya lo hemos probado y está presente en modelos como el Volkswagen XL1.

Hace apenas unos días os dábamos 7 razones por las que los espejos retrovisores deben morir. He probado un coche sin retrovisores y sigo vivo. El Volkswagen XL1 ya está en la calle sin retrovisores y no parece que haya ningún problema por ello. Los retrovisores rompen la estética del coche, pero sobre todo penalizan la aerodinámica, generan ruidos, son uno de los elementos más desprotegidos ante roces fortuitos en calles estrechas y en garajes y pueden ser perfectamente sustituidos por un sistema de cámaras y pantallas en el habitáculo.

Prescindiendo del pilar central con puertas suicidas, estilo Rolls-Royce

No es ciencia ficción. El Ford B-MAX lleva años en los concesionarios careciendo de pilar central, y el área que queda descubierta al abrir todas sus puertas no es precisamente el de un deportivo como el Mazda RX-8 (ver foto de las puertas del B-MAX).

La razón más importante para que exista un pilar, una división entre las puertas que dan acceso a las plazas delanteras y las traseras es la seguridad. Es un elemento fundamental para mantener la rigidez del conjunto y su resistencia ante impactos laterales. Pero en los últimos años, hemos visto como el uso de materiales más resistentes y ligeros permitía integrar esos mismos refuerzos en las puertas, prescindir del pilar central y aún así hacer que las nuevas puertas, que incluyen un falso pilar en su interior para resistir impactos, fueran relativamente ligeras. El Ford B-MAX es el ejemplo más claro que os podemos dar de esta forma de diseñar un coche.

Otro de los problemas inherentes en esta idea reside en que las puertas traseras, que habitualmente van ancladas al pilar central, han de buscar un nuevo punto de apoyo. En el B-MAX se recurrió a puertas correderas, pero el resultado sería el mismo si optásemos por puertas de estilo suicida, estilo Rolls-Royce, de apertura en sentido contrario, como en el Opel Meriva.

La nueva generación de utilitarios y pequeños crossover que está por llegar, podría aprovecharse de esta idea para perseguir el ideal de hacer coches cada vez más pequeños e igualmente prácticos y accesibles.

Arranca el motor con tu móvil y experimenta el futuro del infoentretenimiento

No es ciencia ficción. La tecnología InControl del nuevo Jaguar XE incluirá un sistema muy parecido para abrir las puertas desde una aplicación en el móvil.

Este prototipo contaría con un sistema que nos permite proceder al arranque del G-Code con nuestro móvil, lo cual no deja de ser una solución interesante para prescindir de llaves en el bolsillo. Tampoco es una tecnología de ciencia ficción, puesto que este sistema ya está presente en algunos modelos como el nuevo Jaguar XE y el sistema InControl. La utilización en un vehículo, como este prototipo, dotado con un volante y pedales retráctiles y asientos con memoria, es aún más interesante en el caso de coches compartidos entre varios conductores. Cada conductor llegaría, accionaría el coche y automáticamente este seleccionaría su posición de conducción.

Puedes ir diciendo adiós a los botones físicos

La berlina de Tesla (ver prueba del Tesla Model S) demuestra que se puede ahorrar la instalación de muchos botones en el salpicadero si la interfaz táctil del equipo de entretenimiento facilita su acceso mediante un sistema cómodo de menús.

En el Mercedes G-Code no solo resulta innovador el aprovechamiento de tu smartphone, sino la propia concepción de todo el habitáculo. Fíjate que ha prescindido de un volante al uso, utilizando un sistema estilo joysticks digno de un DTM. Tampoco hay botones, tan solo superficies de proyección de imágenes muy amplias y superficies táctiles para interactuar con todos los sistemas, incluidos los dispositivos de apertura y cierre de las ventanillas laterales.

Aire fresco a bordo procedente de la “combustión” del hidrógeno”

El hidrógeno debería comenzar a introducirse, a un ritmo muy lento aún, en los próximos años. El aprovechamiento de los subproductos de esta reacción para regenerar el aire del habitáculo sí es algo que desconocíamos hasta la fecha.

El prototipo Mercedes Vision G-Code hace uso de una avanzada tecnología de propulsión híbrida, basada en hidrógeno y en turbinas sobrealimentadas. El hidrógeno no solo es excelente para circular con “cero emisiones” locales, sino que además genera oxígeno, que un sistema de tratamiento y climatización aprovecharía para proporcionar aire fresco y saludable al habitáculo, algo que también es importante en situaciones muy concretas, como conducir de un parking cerrado o permanecer durante un buen rato en un embotellamiento en un túnel.

Piensa en la carrocería como un inmenso panel solar, un generador de electricidad

Hemos visto conceptos similares que aún no han sido aplicados en modelos de producción. Suena a ciencia ficción, pero en un futuro no tan lejano podríamos verlo en la calle.

Una de las soluciones que más me ha cautivado de este prototipo ha sido la utilización de un acabado de pintura denominado “multi-voltaic silver”. Mercedes-Benz ha imaginado cómo el uso de materiales avanzados capaces de transformar la energía lumínica del sol en electricidad, que podrían ayudarnos a suministrar los accesorios eléctricos de a bordo o, en el caso de este prototipo, a suministrar los sistemas que intervienen en las reacciones necesarias para mover su mecánica de hidrógeno. La pintura del G-Code también sería capaz de recargar las baterías mediante la energía electrostática que se generaría en la carrocería por el propio rozamiento con el aire en carretera o incluso por la fuerza del viento, cuando el coche está estacionado.

Recargando energía mediante el rebote de los amortiguadores

No es la primera vez que oímos hablar de esta tecnología. No es nada descabellado pensar que los sistemas de regeneración ya presentes en la frenada, se extiendan a la amortiguación.

Y eso no es todo. Cualquier elemento móvil es propenso a facilitar, por mínima que sea, la recuperación de energía. El rebote de los amortiguadores también puede aprovecharse, mediante un sistema de fluidos, para generar energía. Mercedes-Benz no cuenta para qué podría utilizarse esta energía, pero sí que el sistema a integrar en el chasis sería compacto y no demasiado complejo.

¿Veremos en un futuro coches que recarguen sus baterías aprovechando los resaltos de los pasos de cebra y los baches de las carreteras de nuestras ciudades? No estaría del todo mal, ¿no crees?

Vídeo del Mercedes G-Code Concept

Fuente: Mercedes-Benz
En Diariomotor: Mercedes G-Code Concept: este es el aspecto del futuro Nissan Juke de Mercedes-Benz

Lee a continuación: Porsche Cayenne GTS, ahora en vídeo (y en compañía de Walter Röhrl)

  • nombre

    Seria un gran error la instrumentacion centrada al estilo Picasso, el volante tipo el coche fantastico sabemos que no se materializara y lo de la parrilla segun estados de animo…sin comentarios, por lo demas, perfecto.

  • nombre

    Por otra parte está suficientemente claro, que, este tipo de coches, se llame Mercedes o cualquier otra marca, son el presente mas cercano.Hemos llegado a un punto en donde todo ha avanzado tanto y los costes de fabricacion de las nuevas tecnologias son perfectamente asumibles y no solo para unos pocos, si no para la mayor parte del publico.Con esto quiero decir que basta ya de coches que no se corresponden con la epoca en la que estamos, nos siguen intentando colar que unos faros full led, un cuadro de mandos full lcd, sistema de arranque sin llaves, pantallas de infoentretenimiento de mas de 8 pulgadas…incluso un triste navegador, son cosas de ultimisima tecnologia, cuando deberia ser lo normal.Las marcas deberian intentar comerciar y hacer negocio con otro tipo de opciones, materiales exquisitos de asientos, acabados en maderas nobles lo cual tendria su logica.Basta ya de de publicitar el bluethoot “de serie” como argumento de compra, es de chiste, y mientras ,las marcas haciendose de oro.

  • ADN

    Me sorprende el uso de nitrógeno, no es que sea algo nuevo pero cada vez se ve menos su uso en el sector automotriz y prototipos. Destacable la desaparición de botones físicos, otro gran avance en los paradigmas de Mercedes pensando en que hace 10 años ya podíamos encontrar cerca de 100 dentro de uno (los de la foto + los que no se ven)
    http://www.carsberry.com/photogallery/hkcslu4rli93.jpg

    • Engineer

      Hidrógeno, no nitrógeno. No es lo mismo. Respecto al menor uso de éste elemento estoy muy en contra a lo que dices. Solo tienes que mirar a los japoneses como Toyota, Honda, Nissan etc, para ver que en un futuro que el hidrógeno será algo muy común en las carreteras.

      • ADN

        Si, error mio al poner nitrogeno. Aun asi realmente en los ultimos años pocos prototipos se han presentado con funcionamiento a base de hidrogeno, mas años han pasado ya desde que un coche de hidrogeno se puso en los concesionarios