Olvídate del gasóleo convencional, el biodiésel a base de algas es el futuro y tu coche no notará la diferencia. Foto 1 de 2.