CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Industria

3 MIN

Alemania quiere que todos los coches matriculados en 2030 sean eléctricos o híbridos enchufables

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 15 Jun 2016
tesla-que-es-01
tesla-que-es-01

Alemania es el paraíso europeo del automóvil, el país de las autopistas sin límites de velocidad, el país de Nürburgring. Pero a los petrolhead alemanes se les agota el tiempo. El país firmó hace unos años un tratado en el que se comprometían a reducir las emisiones de CO2 del país en un 40% con respecto a 1990. El límite es 2020. Para 2050, las emisiones globales del país deben ser entre un 80% y un 95% inferiores a las de 1990. El tiempo se agota, y las tijeras apuntan al sector del automóvil de forma clara.

El país de las Autobahn sin límites de velocidad, del Nürburgring, de los grandes deportivos europeos... pronto será mucho más verde.

Alemania es además un país que se ha comprometido a prohibir los vehículos de combustión interna para 2050, y cuando Alemania se compromete a algo, suele cumplirlo. Pero la realidad, es que desde 1990, aunque otros sectores del país han reducido sus emisiones de forma considerable, el transporte por carretera se mantiene en los niveles de hace más de 25 años. Lo cual en cierto modo es progreso, ya que el parque automovilístico ha crecido desde entonces de forma considerable. El transporte terrestre supone un 20% de las emisiones totales del país.

Rainer Baake, viceministro de economía de la potencia, ha afirmado que no tienen claro como reducir las emisiones de los vehículos de transporte pesado por carretera. Pero necesitan de alguna manera reducir las 165 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono que los vehículos de combustión interna requieren. La solución pasa por reducir las emisiones de los turismos, hasta el punto de que todos los vehículos que se vendan en Alemania en 2030 tendrán que ser de cero emisiones, entendemos que eléctricos o híbridos enchufables.

La adopción generalizada de coches eléctricos requiere del desarrollo de una infraestructura de recarga aún en pañales.

Para impulsar las ventas de eléctricos e híbridos enchufables, Alemania introducirá subvenciones económicas a su compra, un programa con el que esperan que de aquí a 2020 se vendan al menos medio millón de eléctricos, aunque el objetivo ideal es tener en circulación un millón de eléctricos e híbridos enchufables para 2020. Actualmente, en el parque móvil alemán circulan 25.000 vehículos eléctricos y 130.000 híbridos, frente a los 44,5 millones de coches de combustión interna. Una gota en el mar, en definitiva.

Está claro que el objetivo a largo plazo pasa por prohibiciones a los vehículos de combustión interna, que desgraciadamente terminarán llegando de una manera u otra. Ya estamos viendo las orejas al lobo con la prohibición de París a la circulación de vehículos anteriores a 1997, o el plan de Formentera, que sólo quiere tener coches eléctricos en sus carreteras. Sólo hace falta que un gran país se comprometa en firme con las cero emisiones. Ese será el punto de no retorno, y podríamos llegar a él antes de lo que parece.

Fuente: The Globe and Mail
En Diariomotor: