CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Opel

8 MIN

Probamos el nuevo Opel Zafira: espacio, tecnología y aburrimiento a raudales

opel-zafira-2016-portada-prueba-mdm
Se queda clavado en una estética y un nivel de calidad algo justos para luchar con fuerza en el mercado actual

Tras probar el nuevo Opel Zafira nos preguntamos ¿puede un coche recién actualizado parecer obsoleto? ¿Puede un coche con punto de acceso Wifi, con control de crucero adaptativo y faros matriciales LED ser un coche antiguo?

El "nuevo" Opel Zafira nos demuestra que sí es posible, con un restyling que afecta al frontal volviéndolo más clásico que el anterior y también al salpicadero, que ha visto notablemente simplificadas sus funciones pero que se queda clavado en una estética y un nivel de calidad algo justos para luchar con fuerza en el mercado actual.

El precio del nuevo Zafira parte desde los 22.300 € y está a la venta desde septiembre 2016.

Breve historia del Opel Zafira: un poco de perspectiva

El Zafira fue el primer 7 plazas compacto del mercado en 1999

El Opel Zafira fue un auténtico pionero. En 1999, Opel lanzaba al mercado el primer 7 plazas compacto del mercado, y lo equipaba con un brillante e ingenioso sistema de plegado de los asientos nunca visto hasta entonces. El producto tuvo mucho éxito y el concepto encajó rápidamente entre un público que supo ver de inmediato su polivalencia.

17 años más tarde y 2,7 millones de unidades vendidas después, Opel continúa ofreciendo esencialmente el mismo producto igual de amplio y polivalente, igual de práctico y económico, pero "demasiado igual" que aquel primer modelo, en un mercado que ha dado varias vueltas desde entonces (Kia Carens, Dacia Lodgy, Nissan X-Trail, Volkswagen Touran) rivales que entran desde todos los flancos a por el jugoso mercado de los 7 plazas con nuevas armas y nuevos enfoques.

Principales novedades del Opel Zafira

El nuevo Zafira pasará desapercibido desde el día de su lanzamiento. Es bastante soso.

Desde un punto de vista estético podemos considerar este restyling como un cambio suave en el que se modifica el frontal, aproximándolo a su hermano pequeño el Opel Astra y abandonando el único elemento diferenciador y original del Zafira, que eran sus faros en forma de boomerang.

Aprovechando la incorporación de los nuevos faros matriciales LED, se adoptan ahora unas ópticas de formas más clásicas y una parrilla de forma más convencional, dando lugar a un coche que pasará desapercibido allá donde vaya desde el mismo día de su lanzamiento. Es bastante soso.

100
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Interiormente, la consola central gana una pantalla táctil multifunción que simplifica la superpoblada zona de botones de la anterior generación y de paso también la vida de sus ocupantes, dando lugar a una interfaz mucho más moderna y atractiva. Un claro punto a favor, y más aún cuando la pantalla reacciona bastante bien al contacto, aunque la navegación por menús no es tan intuitiva como podría ser.

A partir de aquí, se han incorporado interesantes funciones de conectividad como la función Mirror-Link que representa en la pantalla del coche tu pantalla de teléfono (más o menos) incorporando por tanto muchas de sus funciones a la interfaz táctil. Promete una conectividad completa con Apple CarPlay y Android Auto, así que se llevará bien con tu smartphone sea cual sea su marca.

El Zafira también cuenta con un punto de acceso a Internet por Wifi para hasta 7 dispositivos simultáneos, una función especialmente útil para los usuarios de tablet que suelen viajar en el asiento trasero (niños) a los que conviene tener distraídos a la hora de viajar. Muchos padres de familia lo agradecerán.

La otra gran novedad en el equipamiento del nuevo Zafira es su iluminación adaptativa AFL con tecnología LED, una tecnología de última generación (opcional) que va un paso más allá de los faros direccionales (que también lo son) y del control automático de la luz de carretera y cruce (que también lo tiene) consiguiendo todas esas funciones mejoradas junto con un haz de luz más potente y más blanco y sin necesidad de piezas móviles.

Estos faros son una virguería tecnológica que no hemos podido probar ya que la toma de contacto fue estrictamente diurna, pero si funcionan igual de bien que los del Opel Astra, (ver prueba del Opel Astra con faros LED) pueden ser un extra realmente interesante.

Impresiones generales del nuevo Opel Zafira

El Zafira brilla con luz propia como transporte polivalente

El Zafira promete ser ante todo un gran monovolumen de 7 plazas, con un interior totalmente configurable asiento por asiento. Por lo que hemos podido comprobar, cumple con nota ese cometido, ya que la fila central puede abatirse y desplazarse asiento por asiento generando un coche con más maletero, con más espacio para las piernas o incluso un 7 plazas bastante desahogado.La combinación de 5 plazas con un descomunal maletero de 710 litros será probablemente la más utilizada.

Existe incluso la posibilidad de eliminar la plaza central, desplazando los dos asientos laterales hacia el centro del coche y convirtiéndolo en un inmenso 4 plazas. Con respecto a las dos plazas auxiliares, comentar que la barra que recoge la bandeja trasera no tiene ninguna ubicación prevista dentro del coche una vez que hemos de quitarla para desplegar los dos asientos adicionales. Acabará suelta por el suelo bajo nuestros pies.

Las tipografías de los relojes del cuadro de mandos me recuerdan a un Opel Corsa de 1982

La sensación de calidad general me ha parecido algo pobre: el tacto y sonido de puertas, mandos y botones, el hecho de que el portón trasero no cierre solo al dejarlo caer (habrá que mancharse los dedos en muchas ocasiones) o la forma de algunos elementos como la trampilla para acceder al puerto USB. También hay mandos muy antiguos (luces) y las tipografías de los relojes del cuadro de mandos me recuerdan a un Opel Corsa de 1982.

La pantalla del ordenador, situada entre los dos relojes principales, es monocromática y está saturada de información por lo que resulta difícil encontrar el dato que estamos buscando.

La gama del nuevo Opel Zafira no cuenta con novedades en motorizaciones, que van desde los 120 hasta los 200 CV aunque el más potente (1.6 Turbo gasolina de 200 CV) no estará inicialmente disponible en España.

¿Cómo de espaciosas son las plazas del maletero?

Pues más de lo que parece y desde luego son perfectas para niños que puedan entrar y salir solos y abrocharse el cinturón sin ayuda. Les veo la limitación de que no incorporan anclajes Isofix, por lo que los pasajeros de la tercera fila tendrán que conformarse con llevar un elevador o una silla que no necesite este tipo de anclaje. El cinturón queda algo lejos para que un adulto lo abroche desde fuera del coche, aunque es posible hacerlo estirándose un poco.

Por ello y por la dificultad de acceso, son plazas ideales para niños a partir de 5 ó 6 años que sean autónomos para entrar y salir, e idealmente desde 1,35 m (que ya pueden viajar legalmente sin sillas) hasta aproximadamente 1,50 m de estatura. A partir de ahí el espacio se va haciendo más justo.

Sí sería posible transportar a 7 adultos siempre que no sean altísimos y siempre que el trayecto no sea muy largo

Para adultos de hasta 1,80 m es factible colarse ahí atrás con una leve contorsión, aunque nos quedan las rodillas a la altura del pecho y la fila central tendrá que renunciar a casi todo el espacio para las piernas; incluso el pasajero delantero debería desplazar su posición lo más adelante posible para repartir la longitud total.

Con todo, sí sería posible transportar a 7 adultos siempre que no sean altísimos y siempre que el trayecto no sea muy largo. Con niños, podríamos viajar al fin del mundo, eso sí, con poco equipaje o con un cofre en el techo, ya que las plazas traseras anulan el maletero en gran parte.

El sistema de plegado es sobresaliente: fácil, rápido y con el resultado de un maletero totalmente plano. Además, los asientos son bastante cómodos a pesar de ser muy finos. Realmente está muy bien pensado.

Conclusiones

Un monovolumen espacioso, práctico y versátil, con tecnología de última generación

El nuevo Opel Zafira es un monovolumen espacioso, práctico y versátil en el que acomodar pasajeros o carga escogiendo entre infinitas posibilidades de reparto del espacio disponible. Destaca por su sistema de desplazamiento y plegado de asientos que nos permite configurar un pequeño autobús, un inmenso 4 plazas, un vehículo de carga o todas las combinaciones que podamos imaginar entre estos extremos.

El Zafira también destaca por su dotación tecnológica y de conectividad, contando con elementos muy destacados como el punto de acceso Wifi, los faros matriciales inteligentes LED y una conectividad muy completa basada en Apple Car Play / Android Auto.

Falto de personalidad, calidad o estilo para convertirse en un objeto de deseo

A partir de aquí y a pesar de esas notables cualidades, el Zafira es un coche gris. Su interior es un mar de plástico negro de calidades heterogéneas, el tacto de puertas, mandos y botones se lleva un aprobado justo y el diseño interior y exterior es clásico y aburrido. Lo definiría mejor como un Opel Corsa sobredimensionado que como un familiar de lujo.

En definitiva, un coche perfecto para alquilarlo durante una semana de vacaciones con la familia, pero falto de personalidad, calidad o estilo para convertirse en un objeto de deseo.

Nos vemos en Hertz.