"Si conduces, no escribas con tu móvil" al estilo Mark Webber y Porsche 911 GT3 Cup

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Porsche no es la marca que más se caracteriza por aprovechar sus acciones publicitarias para recordarnos mensajes de seguridad vial. Imaginamos que ya tienen suficiente con hablarnos de prestaciones, sentimiento, estilo, competición, historia... Tampoco conocemos a nadie que haya decidido comprar un Porsche por su seguridad, lo cual tampoco quiere decir que pongamos en duda este aspecto. ¿Y qué sucede cuando Porsche habla de seguridad vial? Pues algo tan sencillo como esto, que aprovechan la ocasión para mostrarnos a Mark Webber pisando a fondo al nuevo Porsche 911 GT3 Cup.

Mark Webber puede llevar a fondo el LMP1 de Porsche en Le Mans, y un 911 GT3 Cup, pero no escribir mensajes en su móvil a la vez. Ese es el mensaje de Porsche.

El mensaje no puede ser más explícito. Ni los mejores pilotos pueden escribir en su teléfono móvil mientras conducen. ¿Existe una razón mejor que esa para no hacerlo?

Más allá del interés por la seguridad vial, es uno de esos vídeos que merece la pena disfrutar con las altavoces a todo volumen. Un Porsche 911 GT3 Cup rugiendo en el Dubai Autodrome, derrapando, pasándose de frenada, esquivando el cartel que anuncia que restan 100 metros para la curva, cogiendo pianos, y hasta protagonizando un vuelo. Y todo por distraerse con su móvil.

¡Buen intento Porsche!

Vídeo destacado del Porsche 911

Lee a continuación: 8 consejos sobre cómo no robar un Porsche: la policía de Londres busca al individuo de este vídeo

El Porsche 911 es el gran icono universal de los coches deportivos. Por un lado, incluye lo mejor de la tecnología de Porsche y, por otro, es un coche fiel a una larga tradición de décadas en la que se respeta el esquema original de motor trasero y se mantienen las líneas maestras del primer modelo. El 911 al volante es uno de los mejores coches del mundo, sin lugar a dudas.

Ver todos los comentarios 0

El Porsche 911 es el gran icono universal de los coches deportivos. Por un lado, incluye lo mejor de la tecnología de Porsche y, por otro, es un coche fiel a una larga tradición de décadas en la que se respeta el esquema original de motor trasero y se mantienen las líneas maestras del primer modelo. El 911 al volante es uno de los mejores coches del mundo, sin lugar a dudas.