comscore
MENÚ
Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

El nuevo Hyundai i20 WRC: un coche para una única temporada

hyundai-ir-wrc-2015-neuville-descontento-monte-carlo

Es la cruda realidad. Los retrasos en el programa de Hyundai han llevado a que la tan esperada nueva versión del Hyundai i20 WRC vaya a ser un coche para una única temporada, ya que 2017 será el año de la entrada del nuevo reglamento del Mundial de Rallyes. Un programa que nació con un coche (el que actualmente está compitiendo) que iba a ser simplemente de transición, para ganar experiencia y aprender de los errores durante la primera temporada, y que ahora se ha convertido en la gran esperanza de conseguir victorias en 2015.

Sobre el papel, el programa tenía los plazos marcados. Primera temporada de aprendizaje, tal vez conseguir algún podio. La segunda estaría dirigida a conseguir la primera victoria, mientras que la tercera y última (la de 2016) estaría orientada a luchar con Volkswagen por los títulos. El proyecto parecía que iba lanzado, después de conseguir en el pasado Rallye de Alemania el primer triunfo del equipo en el Mundial tras la debacle de Volkswagen y el imperdonable error de Kris Meeke. A partir de ese momento, todo parece haberse estancado y tras el primer retraso del nuevo i20 WRC hasta la prueba germana de 2015, finalmente el equipo ha tenido que aplazarlo de nuevo hasta el Rallye de Monte-Carlo 2016 y además utilizar un modelo distinto del previsto.

Esa es una de las cosas negativas de la decisión. Esto significa que hacemos una gran inversión para sólo un año, pero bueno, no podemos cambiar nada. Todavía es posible utilizar el WRC de 2016 en 2017, pero esto no va con nuestro espíritu.

Según las declaraciones de Michel Nandan, director del equipo, no tiene nada que ver con una posible reducción del presupuesto, unos 70 millones de euros, por parte de la sede de Frankfurt, sino que ha sido el retraso en la homologación de ciertas piezas las que han provocado dicha situación. En concreto, Autosport habla de que sólo 7.000 de las 25.000 unidades obligatorias para la homologación de un World Rally Car han sido construidas, lo que ha hecho que se haya tenido que cambiar el plan inicial de utilizar el modelo Coupé por el cinco puertas.

A pesar de que el actual modelo también es tres puertas, según los técnicos de Hyundai se podrá trasladar todo lo aprendido durante estas dos temporadas ya que la plataforma mecánica es idéntica y sólo se tendrá que trabajar en la carrocería. Aun así esperan estar desde el primer rally de la temporada 2016, Monte-Carlo, peleando por las victorias de forma regular. Sin embargo, todo parece indicar que para 2017 tendrán que desarrollar un coche nuevo.

Los fabricantes estamos todos en el mismo punto y de acuerdo en mantener los reglamentos que nos permitan mantener la mayor cantidad de la actual normativa como nos sea posible. Por supuesto es nos ayudará que la diferencia entre el coche de 2016 y 2017 no sea tan grande.