CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Un punto para Carlos Sainz en un fin de semana que prometía mucho más

Iván Fernández | 27 Sept 2015
toro-rosso-carlos-sainz-carrera-f1-2015-gp-japon
toro-rosso-carlos-sainz-carrera-f1-2015-gp-japon

El propio Carlos Sainz estaba muy ilusionado ante su primer Gran Premio de Japón. Suzuka es una pista que suele gustar mucho a los pilotos y en la que sobre el papel, el Toro Rosso podría adaptarse bien a su sección técnica. Es por ello que el ganador de las World Series 2014 se mostraba poco conforme con su actuación durante el sábado, menos aún después de una carrera en la que ha demostrado un buen ritmo, pero que un error le ha dejado como única recompensa un punto del décimo puesto.

En la salida, Sainz se veía superado por Fernando Alonso, manteniendo su décima posición de parrillas, pero teniendo que rodar bastantes vueltas detrás del McLaren Honda del asturiano. El de Toro Rosso trataba de forma cuidadosa al bicampeón del Mundo, únicamente tratando el adelantamiento (a pesar de tener claramente mejor ritmo) cuando lo tuvo claro y en el lugar más adecuado para ello, por el exterior al final de la recta de meta.

La idea de tratar de hacer el undercut para superar a Pastor Maldonado ha terminado con el madrileño golpeando el bolardo de la entrada de boxes y dejándose cualquier posibilidad de seguir escalando posiciones. El madrileño rompía el alerón delantero y debía espera en boxes a que sus mecánicos se lo sustituyeran por otro nuevo. Tras la carrera, Sainz aclararía que el problema se debió a que en el equipo le pidieron hacer una estrategia distinta a la de Pastor y que al no parar el venezolano en boxes tuvo que entrar repentinamente y por eso cometió dicho error.

Carlos destacaba que había realizado unos muy buenos dos primeros tercios de carrera, luchando con los Lotus por la novena plaza, algo que obviamente se veía arruinado por la lenta parada en boxes en la que le tenían que cambiar el morro, perdiendo los 25 segundos de ventaja sobre Max Verstappen. Al regresar a pista, Sainz ‘quemabamuy pronto el juego de duros intentando superar a Sergio Pérez algo que le limitaba mucho a la hora de tratar de aguantar los ataques de su compañero de equipo.

Desde el muro le advertían que no lucharan y Sainz aceptaba las órdenes de equipo sabedor de que había sido error suyo en cuanto a la gestión de gomas. El gesto serio de Sainz al final de carrera demostraba no estar satisfecho con un fin de semana que prometía mucho de haber conseguido un mejor puesto en parrilla. Décima posición y un punto más para el casillero.