Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

2 MIN

Bernie Ecclestone y Max Mosley: el dúo dinámico de la F1 busca independientes

¿Sabéis ese compañero de clase que siempre aprovechaba los peores momentos (o los más oportunos)para meter aún más el dedo en la llaga? Pues a la Fórmula 1 le han salido dos llamados Bernie Ecclestone, actual mandatario de la FOM, y Max Mosley, ex-presidente de la FIA. Del primero ya estamos acostumbrados a sus ideas. Coches clientes, tres monoplazas por equipo, calendarios imposibles o la llegada del Gran Circo a países que no se han interesado por la Fórmula 1 nunca han sido algunas de sus fechorías.

Uno de los discursos más repetidos por el propietario de los derechos televisivos de la Fórmula 1 es la necesidad de traer unos motores nuevos que sustituyan a los V6 Turbo híbridos que actualmente propulsan a los monoplazas. Ecclestone quiere que vuelvan los V8, aun sin el consentimiento de los equipos o de los fabricantes y lo quiere ya, para la temporada 2016. Una auténtica locura si tenemos en cuenta que muchas escuderías ya llevan meses diseñando sus futuros monoplazas en torno al motor V6, entre ellas Ferrari, la cual podría ver su ‘remontada’ cortada de raíz.

Además de la posibilidad de volver a los V8 atmosféricos, paso anterior a lo que tenemos actualmente en la Fórmula 1, Bernie lleva semanas tratando de encontrar un proveedor independiente de motores que pueda suministrar a equipos como Red Bull y Toro Rosso. O lo que es lo mismo, que no tenga intereses secundarios (como pueden tener Ferrari o Mercedes-Benz) a parte de los meramente económicos al nutrir sus productos a los diferentes equipos.

Concretamente, se habla de que Ecclestone tendría apalabrado un plan B en forma de V6 biturbo de bajo presupuesto que utilizaría un sistema KERS básico y algo que ha apoyado Max Mosley (en su regreso a la primera plana de un campeonato que tampoco le ha echado de menos a pesar de la aparente pasividad de Jean Todt), opción que se sumaría a la de utilizar el V8 de Cosworth que ya se barajó en el pasado. Por el momento, en Red Bull siguen negociando con Renault su reconciliación y este fin de semana finalmente utilizarán la evolución del propulsor galo con 11 de los 12 tokens que tenían para evolucionar esta temporada.