Stefano Comini se corona en las calles de Macao

 |  @eloy_eg  | 

La primera edición de las TCR International Series llegó a su fin este pasado fin de semana en el marco del Gran Premio de Macao, donde se jugaron el título Pepe Oriola, Jordi Gené y Stefano Comini. Y pese a los intentos de los españoles de Craft Bamboo, el helvético, excampeón de la Mégane Trophy, aguantó todas las perrerías habituales en una carrera clásica de turismos para llevarse el título en un campeonato que a mediados de temporada amenazaba con abandonar por falta de presupuesto.

La treintena de vehículos inscritos en esta cita rápidamente se vio reducida con el paso de las sesiones de entrenamientos, donde accidentes y averías irreparables dejaron fuera entre otros a Alain Menu y el Subaru de Top Run o el segundo de los Opel Astra de Campos Racing, en esta ocasión y tras media docena de cambios en la lista de inscritos en manos de Dan Wells. Además, tres pilotos de TCR Asia no lograron bajar del 115% en clasificación, vetando así su participación en carrera.

El invitado de excepción en esta cita, Rob Huff, arrancó de la mejor de las maneras al hacerse con una pole position incontestable: segundo y medio endosó al estadounidense Kevin Gleason, pilotando ambos un Honda Civic, mientras que Comini ampliaba ligeramente su ventaja al frente del campeonato al ser tercero, por delante de Gené y Oriola. El suizo afrontaba así las carreras del domingo con cuatro puntos de margen sobre Pepe y 35 sobre Jordi. El menor de los Oriola, Jordi, partiría séptimo siendo el enemigo en casa para Comini pues también pilotaba un SEAT de Target.

El inicio de la primera carrera fue espectacular, pues una mala arrancada de Huff permitió a Gené y Comini lanzarse a por el británico, llegando a rodar los tres en paralelo hasta que sucedió el inevitable accidente múltiple, en el que la peor parte fue para el joven luso Francisco Mora. Tras limpiar la pista, Gené intentó atacar a Huff sin éxito y pronto se puso a hacer labores de equipo intentando frenar en la parte alta del circuito de Guia a Stefano Comini para así dar opciones de adelantamiento a Pepe Oriola. Pero por más que lo intentó éste, Comini se defendió excepcionalmente. Victoria pues para Huff, que igualaba el récord absoluto al ganar por octava vez en Macao, seguido de Gené, Comini, Pepe y Jordi Oriola. Gené quedaba apeado de la lucha por el título y Oriola necesitaría endosar ocho puntos a Comini en la segunda manga, dado que el empate favorecía al suizo.

Veinte coches tomaron la salida de esta segunda carrera del día y tras una sola curva tan sólo quedaron nueve. Jordi Gené se lanzó por el interior de la primera curva ante la salida torpe de Huff y al tocarse ambos se fueron contra los guardarraíles, formando la montonera. Posteriormente los comisarios culparían a Gené del accidente, pero lo más importante, tras comprobar que todos salían indemnes, seguía siendo la lucha por el título. Comini mantuvo el liderato pese al ataque de Oriola previo a la bandera roja y con una parrilla ya muy mermada sus únicas opciones de título pasaban por que tanto él como su hermano pasaran a Comini o éste abandonase.

Por todos los medios lo intentó Oriola, viéndose frenadas de infarto, trayectorias alargadas por parte de Comini para tapar cualquier hueco, toquecitos… pero a tres vueltas del final y tras dañar el frontal de su SEAT, Pepe se vio abocado al abandono. Se acabó. Y encima su hermano Jordi recibió un drive through, para poco después terminar abandonando. Pese a todo los hermanos se clasificaron octavo y noveno. Las dos vueltas restantes fueron de paseo para Stefano Comini, quien escoltado por su compañero Andrea Belicchi no sólo se proclamó campeón él sino que también dio el título por equipos a Target Compétition ante el fiasco de Craft Bamboo. Completó el podio Mikhail Grachev.

En lo que respecta al certamen TCR Asia, las dos victorias fueron para el local Rodolfo Avila, quinto además en la segunda carrera, pese a lo cual el título fue a parar a manos de Michael Choi que lo tenía prácticamente hecho antes de este fin de semana en Macao.

Foto | TCR Series

Lee a continuación: Porsche gana y aguanta en Bahréin para hacer pleno de títulos