CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

Toyota GAZOO Racing trabaja bajo secreto de sumario en su WRC

Iván Fernández | 2 Dic 2015
TMG Yaris WRC Test
TMG Yaris WRC Test

Finalmente la sede en Puuppola de TMR está sirviendo para que el equipo Toyota esté realizando sus primeros pasos tras prácticamente arrancar de raíz todo el trabajo realizado por TMG durante estos dos últimos años. Aproximadamente treinta ingenieros se encuentran trabajando a puerta cerrada en las instalaciones de Tommi Mäkinen alejados de las miradas de curiosos y de prácticamente toda la prensa internacional.

Esa ha sido uno de los motivos por los que Mäkinen ha decidido basar el equipo Toyota GAZOO Racing en su país de origen, dificultando mucho la logística con el resto de Europa y dependiendo tal vez en demasía del Aeropuerto de Helsinki. La decisión de instalarse en Finlandia (buscando la paz y tranquilidad y estar escondidos del resto del mundo) fue uno de los primeros requisitos que el cuatro veces Campeón del Mundo de Rallyes puso sobre la mesa de Toyota para aceptar la dirección del proyecto. Sólo el tiempo dirá si estaba en lo cierto, aunque siempre podrá echarse atrás y buscar la colaboración de Toyota Motorsport GmbH y su sede de Colonia.

Al igual que Citroën, en Toyota declinaron inscribirse en la próxima temporada con el objetivo de poder saltarse la limitación de sólo 40 días de test por año a las que sí se expondrán Hyundai y Volkswagen. Poco más de un mes que según Mäkinen son muy pocos días de test para un equipo completamente nuevo. Por el momento, dentro de la fábrica de Puuppola hay sitio para nueve unidades, entre las que seguramente haya también espacio para la creación de un modelo R5 o incluso R2. Por ahora, Tommi no quiere poner un coste máximo del World Rally Car, asegurando que será considerable y que no se reparará en gastos con el objetivo de utilizar piezas de la mejor calidad.

Este último punto no de ja de ser una gran preocupación para los observadores externos, asegurando gente como David Richards que Mäkinen se equivoca pensando que la creación de un WRC es como un mecano gigante en la que únicamente hay que juntar piezas. La normativa técnica que entrará en 2017 y que llevará a los motores a rendir ‘cerca’ de 400 CV de potencia se mantendrá por lo menos hasta 2022, por lo que será vital tener un coche competitivo desde el primer momento.

En cuanto a los pilotos, Mäkinen no ha querido desvelar nombres, pero ya ha dejado claro que habrá al menos un piloto finlandés desde el principio. Opciones no le faltan. Mikko Hirvonen ya hará las labores de piloto de test (al igual que el propio Tommi), mientras que entre los probadores se mantiene Teemu Suninen tras la salida de Eric Camilli que fichaba este lunes por M-Sport para las dos próximas temporadas. Otros nombres como Esapekka Lappi o Jari-Matti Latvala pueden ser tentados por el jefe de equipo de Toyota. Tampoco se descarta que de las tres unidades que haya en el futuro también se encuentre un piloto japonés, algo en lo que ya se está trabajando con la formación de dos pilotos en campeonatos tan potentes como el de Finlandia.

Vía | hs.fi