Marcus Grönholm habla de los nuevos WRC y sus similitudes con los del DTM

 |  @fernischumi  | 

Vimos los primeros bocetos, las primeras fotografías de los prototipos, leímos las primeras opiniones y voces críticas y ahora incluso tenemos los primeros vídeos. Lo cierto es que lo que sobre el papel parecía un reglamento más atractivo que el actual, comienza a tener unos tintes algo dramáticos. Además de las declaraciones de los pilotos que aseguran que los WRC de 2017 pueden ser demasiado rápidos en algunas zonas, se suman algunas voces autorizadas que apuntan a que le puede pasar factura a la espectacularidad las nuevas medidas.

En este caso, Grönholm reafirmaba frente a la prensa portuguesa la opinión que ya ha dejado entrever en el pasado. El finlandés, ahora mano derecha de Andreas Eriksson en el equipo Olsbergs MSE en el World RX 2016 (además de piloto de pruebas de Volkswagen), dejaba claro que las reacciones de la mula de pruebas del Polo R WRC 2014 con piezas de 2017 no le terminaban de convencer en términos de espectáculo, ya que según él, en asfalto se parecerán mucho a un coche del DTM.

Y es que todo parece indicar que el aumento de carga aerodinámica y la llegada del diferencial central electrónico han hecho demasiado eficientes a estos World Rally Cars del futuro… Si en el caso de la Fórmula 1 se critica la volatilidad de los reglamentos, en el Mundial de Rallyes estamos en el otro extremo, es muy difícil ver cambios de reglamentos, por lo que nos podemos enfrentar a una normativa a largo plazo que haga todavía menos atractivos a estos coches.

No en tierra. En estas condiciones el coche todavía se siente derrapar e ir de lado. Pero tal vez en asfalto se parezca más a un coche del DTM, muy rápido y estable. Es muy fácil de pilotar, por lo que quedé un poco sorprendido.

Vía | AutoSport.pt

Lee a continuación: Citroën mueve ficha y muestra las primeras imágenes oficiales del C3 WRC

  • Txesz

    Es decir, que los temores de muchos de nosotros se van confirmando.

    La última frase de Marcus es demoledora.

    • ismol

      Exacto. Se ha hecho justo lo contrario de lo que pedía la afición.

      A veces no sé en manos de quien coj**** estamos: resulta que hace unos años quitan los diferenciales activos por qué aquello era un coñazo y ahora lo vuelven a poner. Encima con más agarre (aerodinamica). En fin, que se cargarse el WRC para mandarnos a todos al rallycross, que es una especialidad mucho más controlada (en circuitos y recintos acotados), más televisable y por tanto más lucrativa para ellos

  • Victor Hernandez

    Puede que se cargue el espectáculo, pero ¿que espectáculo? ¿el de los coches derrapando en las 5 pruebas de asfalto? ¿El de una sola marca ganadora? Quien sabe si estos reglamentos coloca en mismas condiciones a Hyundai, Citroën y VW (remoto, pero posible) y de verdad trae un espectáculo: rallys que se definan por milésimas o un titulo que no se defina 5 fechas antes del final de temporada

    • Txesz

      Así planteado, siempre podemos albergar la esperanza de que un nuevo reglamento iguales las cosas. Pero no es menos cierto que con los WRC de 2011 el binomio Citroën-Loeb continuó siendo superior al resto.

      Y el problema que tenemos ahora es que Volkswagen lleva trabjando en los nuevos ajustes desde el otoño pasado, con aquel Polo híbrido 2015-2017. LLevan casi medio año de ventaja al resto.

  • Mati03x .

    En asfalto será como ver a esos autos de Hillclimb con todos esos aprendices. Pero igual me gusta esa potencia , ese par. Necesita un cambio el WRC.