ESPACIOS
Cerrar CERRAR
Competición

2 MIN

Para Patrick Head, la rivalidad interna en Mercedes es una fiesta de niños

Según la opinión de Patrick Head, la situación del equipo Mercedes, tras el choque entre Nico Rosberg y Lewis Hamilton en Barcelona, no posee el carácter conflictivo que han experimentados otras escuderías, como el caso de Williams, a mediados de los años ochenta, donde la rivalidad entre Nigel Mansell y Nelson Piquet originó un clima interno insostenible que derivó en la división del equipo y hasta en la inmediata salida del piloto brasileño después de alcanzar el título mundial. Estima Head que Hamilton y Rosberg limarán sus asperezas en las carreras por venir porque ninguno es capaz de poner sus ambiciones por encima de Mercedes.

Head, quien además de co fundador de Williams se mantuvo durante 27 años al frente del departamento técnico de la escudería de Grove, declaró a Sky Sports que la dinámica de un equipo de primer nivel debe contemplar funcionar con dos pilotos aspirando al título, pero no que el desempeño de uno sea perjudicial para el otro. Durante dos temporadas consecutivas Lewis Hamilton ganó el título y en ese tiempo todo se mantuvo en armonía dentro del equipo, pero ahora sucedió lo de España y se iniciaron los rumores de que Rosberg desea irse.

Indicó Head que en Mercedes no se observa un ambiente de hostilidad en buena parte porque ambos pilotos se conocen desde hace muchos años y han madurado juntos, de allí que se niegue a creer sobre alguna posibilidad de romper un programa ganador por un choque y más cuando faltan 16 fechas para concluir el campeonato. Agregó que, según su criterio, en las próximas carreras todo volverá a la normalidad e inclusive Rosberg renovará contrato con el equipo alemán.

Vía | speedweek

Cargando...