ESPACIOS
Cerrar CERRAR

Los Volkswagen aprovechan un fin de semana de TCR pasado por agua

Pese a volver a cargar con lastre, Pepe Oriola tenía una ocasión de oro para dar un puñetazo sobre la mesa en TCR International Series. Lideraba la primera carrera a placer, sus máximos rivales apenas puntuaban… pero todo se torció y Stefano Comini sale de Salzburgring como líder del campeonato de turismos de Marcello Lotti por sólo un punto de ventaja sobre el piloto español.

La lluvia fue protagonista del fin de semana en Austria desde la sesión de clasificación. Llegó en la parte final de la Q1 y eso ya dejó fuera del corte a Stefano Comini, que arrastraba problemas de caja de cambios. Y en Q2 se vivió un sorpresón con la pole del debutante Harald Proczyk. Sin embargo tanto él como su compañero en WestCoast Gianni Morbidelli recibieron sanciones de dos puestos en parrilla por no respetar una bandera roja, heredando el primer puesto en parrilla Jean-Karl Vernay, quien estaría acompañado en primera fila por Pepe Oriola. Jordi Oriola fue quinto y saldría cuarto por la sanción al italiano.

El resultado de Vernay fue claramente gracias a la lluvia, pues los Volkswagen Golf se mostraron mucho más competitivos en mojado que en seco, donde la velocidad punta les penalizaba en exceso, y ello se volvió a ver en la primera carrera. También aprovechó las difíciles circunstancias para brillar el checo Petr Fulín en su primera participación al volante del segundo Alfa Romeo Giulietta.

Poco duró Vernay en cabeza tras la salida de la primera carrera, donde hubo montonera protagonizada por los Honda de Proczyk y Morbidelli con Fulín como víctima colateral, situándose al frente Pepe Oriola y viendo pronto cómo le alcanzaba como un tiro el Honda de su hermano Jordi. Pero la mecánica se cebó con la familia Oriola. Primero debió retirarse Jordi y tras un Safety Car para sacar de la grava el maltrecho coche de su compañero Afanasyev empezó a rodar lento Pepe. Con ello heredó el liderato Mikhail Grachev para obtener su segunda victoria consecutiva.

En el podio acompañaron al ruso los SEAT de James Nash y Mat’o Homola, después de que Dusan Borkovic tirara por la borda todo su trabajo (adelantamiento del año en la primera curva incluido) en la última vuelta al tocarse con el británico, pinchar y acabar contra las barreras. Ello permitió que puntuaran todos los supervivientes: Morbidelli, Vernay, Tassi, Kajaia, Comini, Janits y hasta el Alfa Romeo de Michela Cerruti.

Justo antes de la segunda carrera cayó el diluvio universal sobre Salzburgring y mientras unos fueron espabilados y montaron neumáticos de lluvia, a otros les tocó entrar a boxes antes de la salida, dejando una parrilla aún más despoblada de lo que ya estaba tras las ausencias de Borkovic, Fulín y Pepe Oriola, incapaz de solucionar los problemas electrónicos de su SEAT León. En estas circunstancias volvieron a surgir los Volkswagen, que además acertaron a nivel estratégico, quedándose Vernay en cabeza seguido de los otros tres Golf de la parrilla.

Un precioso duelo entre Kajaia y Comini terminó con el georgiano pasándose de frenada en la primera curva y yéndose contra los neumáticos, provocando un Safety Car tras el cual se vieron errores muy similares por parte de Vernay y Comini, llegando a colocarse líder Afanasyev, pero el francés no tardó en volver a colocarse en cabeza y llevarse el triunfo por delante del ruso y Comini. Cuarto fue James Nash, seguido de Homola, Morbidelli y Jordi Oriola, séptimo. Cerraron la zona de puntos Tassi, Grachev y Janits.

Como decíamos al principio, este fin de semana sale líder Stefano Comini por sólo un punto de ventaja sobre Pepe Oriola, mientras que James Nash es tercero a ocho y Vernay y Morbidelli se sitúan a trece puntos. La próxima cita del campeonato tendrá lugar en Oschersleben dentro de dos semanas.

Foto | TCR Series

Foto de Eloy Entrambasaguas

Eloy Entrambasaguas

Cargando...