CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Monoplazas

2 MIN

Polémica y cambio de tercio en la Fórmula 4 británica en Knockhill

Àlex Garcia | 17 Ago 2016
F4 MSA Knockhill 2016
F4 MSA Knockhill 2016

El mundo del automovilismo está de vacaciones. La mayoría de categorías están en periodo de descanso pero siempre hay alguna cosa en marcha y el pasado fin de semana una de las pocas en competir fue la Fórmula 4 británica, que vivió en Knockhill la que de momento puede acabar siendo la polémica del campeonato. Lo que está claro es que como mínimo, ha cambiado el panorama de la general.

En la primera de las tres carreras, un toque entre Petru Florescu y Devlin DeFrancesco dejó a ambos fuera de carrera. Los dos pilotos de Carlin están luchando por el título y la situación iba a ser tensa en todo caso pero lo que nadie esperaba era que el rumano le propinara un puñetazo a DeFrancesco, que gesticulaba con frustración al intervenir un comisario para parar la "batalla".

Oficialmente y aunque el piloto habría sufrido una retirada, Florescu fue descalificado de esa primera carrera y excluído de las dos restantes del fin de semana. El líder de un certamen especialmente competido se encontraba de golpe a pie mientras sus rivales seguían en marcha. Tanto ha cambiado la general que Florescu llegó a Knockhill líder y sale sexto, a 25 puntos del nuevo líder, un Max Fewtrell que solo se subió al podio una vez con un tercer puesto.

Las victorias en un fin de semana extraño fueron para Alex Quinn, Luis Leeds -piloto de Red Bull y segundo en la general- y Zane Goddard. A falta de tres rondas para el final o lo que es lo mismo, nueve carreras, todo puede cambiar mucho. Pero son seis los pilotos que optan a ganar el certamen. Para todos ellos se trata de una oportunidad importante pero para Florescu en particular, será importante resarcirse también a nivel de imagen.