CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Monoplazas

2 MIN

La IndyCar se carga sus aerokits

Eloy Entrambasaguas | 15 Sept 2016
indycar-aerokits-2016
indycar-aerokits-2016

Se venía rumoreando y el anuncio ha terminado cayendo en los días previos al esperado desenlace de la temporada 2016. Los aerokits introducidos en 2015 sólo durarán una temporada más, quedando congelado desde ya su desarrollo, antes de que la IndyCar Series entregue un paquete aerodinámico único a todos sus equipos de cara a la temporada 2018. Los monoplazas norteamericanos desandarán por lo tanto el camino recorrido los últimos dos años.

Los aerokits fueron ideados durante el último proceso de selección de monoplazas, aquel en el que se descartó el DeltaWing, cuando se propuso que sobre la base ofrecida por Dallara cualquier empresa pudiera desarrollar un kit aerodinámico. Así se abría la puerta a que empresas del sector aeronáutico o mismamente una bebida energética pudieran participar en IndyCar con un coche que portara su nombre y se respondía a la voluntad de los aficionados de ver variedad en parrilla. Pero el tiro salió por la culata.

Para empezar Chevrolet y Honda mostraron su oposición a que cualquiera pudiera entrar en IndyCar y competir bajo su nombre usando sus motores, de ahí que los promotores dieran marcha atrás y sólo permitieran desarrollar aerokits a los motoristas. Y encima antes incluso de que debutaran se dieron cuenta de que las cargas aerodinámicas estimadas no daban ni para que el resto de componentes desarrollados por Dallara aguantaran en pista, ante lo cual hubo que rediseñar y retirar carga a los diseños de Pratt & Miller y HPD.

Sí, se han visto coches diferentes en pista y se han batido récords de pista, como en Watkins Glen hace unas semanas. Pero no ha caído el que todos deseaban ver batido, el de Indianápolis, y encima como no podía ser de otra manera, la mayor carga aerodinámica ha perjudicado el espectáculo en ruteros y ha facilitado la vida a algunos en óvalos. Lecciones que se pueden tomar de cara a otras categorías en las que tantos desean libertad reglamentaria. Sólo queda esperar que la IndyCar nos sorprenda con el aspecto de su nuevo monoplaza para 2018, ahora que el rendimiento puro y duro pasará a un segundo plano.

Foto | IndyCar Series