Volkswagen, gran beneficiada de la visita de los TCR a Singapur

 |  @eloy_eg  | 

Como ya ocurrió en la temporada inaugural, las TCR International Series visitaron Marina Bay el pasado fin de semana como teloneras del Mundial de Fórmula 1. Y en el trazado urbano de Singapur sobresalieron los Volkswagen de Leopard Racing, dominadores tanto a una vuelta como en carrera, pese a lo cual James Nash se mantiene al frente del campeonato por sólo dos puntos. Pepe Oriola en cambio cae al tercer puesto y deberá remontar en las dos citas restantes.

En una sesión de clásificación modificada para adecuar el formato a las exigencias de un Gran Premio de Fórmula 1, Jean-Karl Vernay fue el más rápido al volante de su Volkswagen, seguido de Gianni Morbidelli y Mat'o Homola, pero el italiano fue uno de los numerosísimos pilotos sancionados a posteriori por no respetar los límites de la pista. Ello promocionó a Stefano Comini hasta el tercer puesto, compartiendo fila con Pepe Oriola. Su hermano Jordi estuvo lejos de los tiempos de cabeza con su Opel y además fue sancionado, lo cual lo empujaba a salir desde el fondo de la parrilla en ambas carreras.

Una salida perfecta de Vernay y Comini dejó a los pilotos de Leopard en cabeza, mientras Oriola debía defenderse de Nash en la lucha por el podio, sumándose a la fiesta Homola. Y aunque Comini se dejó ir para tratar de incordiar a los SEAT, las posiciones apenas variaron en cabeza, imponiéndose Jean-Karl Vernay por delante de su compañero de equipo y Pepe Oriola. Homola superó a Nash, seguidos de Afanasyev, Borkovic (pese a un toque en la salida), Gleason, Tassi y Morbidelli (otra víctima de la salida). Jordi Oriola cruzó meta 12º.

Al día siguiente y ya bajo la luz natural se disputó la segunda carrera, que Mikhail Grachev afrontaba desde la pole. Y el ruso no la desaprovechó, obteniendo así su cuarto triunfo de la temporada. Por raro que suene la salida debió ser la parte más limpia de toda la prueba, desencadenándose los toques apenas unas curvas más tarde, como el que casi provocó el trompo del retornado Kevin Gleason. Dos vueltas más tarde un toque de Tassi mandó a Afanasyev contra el muro y el lío por detrás terminó con Morbidelli y Oriola emparejados y tocándose también al no encontrar el español espacio con Comini cerca. Lo increíble del asunto es que un toque como cualquier otro acabó con Oriola recibiendo un drive through, terminando 14º.

La resalida prometía mucho, pero las posiciones delanteras no cambiaron, imponiéndose Grachev por delante de Borkovic, Nash y Comini. Y como no podía ser de otra manera, la carrera acabó bajo Safety Car tras un encontronazo entre el francés Galiana y el chino Wei. No será consuelo para Jordi Oriola, pero el menor de la familia superó a Pepe en esta segunda carrera, en la que vio meta en 11ª posición. Por desgracia, ni el Opel, ni el Ford, de regreso en Singapur, estuvieron a la altura.

En la clasificación general 28 puntos separan a los cuatro primeros: además de los dos que separan a Nash y Comini, Oriola queda a 16 del británico y Jean-Karl Vernay se sitúa a 28 tras su sexto puesto en la segunda carrera. Sepang será el siguiente escenario que visiten las TCR International Series, de nuevo como teloneras de la Fórmula 1.

Foto | TCR Series

Lee a continuación: Tequila Patrón ESM regresará a la IMSA en 2017