Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

5 MIN

Gran Premio de Estados Unidos Este 1979: Gilles Villeneuve y los demás

El Gran Premio de Estados Unidos de 1979 celebrado en Watkins Glen -carrera conocida a menudo como Estados Unidos Este en contraposición con la cita en la costa oeste en Long Beach- fue la última carrera de una temporada triunfal para Ferrari. De esta forma, Estados Unidos recibía a la Fórmula 1 con los títulos decididos y sin tanta emoción en teoría. La compensación llegó en forma de exhibición de Gilles Villeneuve, que estuvo todo el fin de semana en un mundo aparte.

El dominio empezó el viernes, con una tormenta tan increiblemente fuerte que la mayoría de pilotos no se atrevieron a salir a pista en una época donde los competidores habían llegado a pilotar en condiciones impensables a día de hoy. De entre quienes llegaron a rodar, solo seis marcaron un tiempo, con Villeneuve siendo nueve segundos más rápido que el segundo clasificado, un Jody Scheckter que se bajó de su coche pensando que había hecho un gran tiempo en esas condiciones cuando vio el registro del canadiense, quedando completamente sorprendido.

El sábado las cosas cambiaron, con un sol de justicia que ayudó a que Alan Jones consiguiera una espectacular pole position con más de un segundo de ventaja sobre el segundo clasificado. Precisamente su acompañante en primera fila sorprendió a propios y extraños. Nelson Piquet reivindicaba su talento con un gran trabajo a bordo de su Brabham. Gilles Villeneuve y Jacques Laffite partirían desde la segunda fila, en tercera y cuarta posición. Mientras tanto, Jody Scheckter -campeón de 1979- sufrió problemas con el motor de su Ferrari y clasificó décimo sexto, justo por delante del campeón de 1978, Mario Andretti.

De cara a domingo, la previsión apuntaba a un 50% de posibilidades de lluvia y apenas veinte minutos antes de la salida, el líquido elemento llegó y obligó a todos los pilotos a salir con neumáticos para pista mojada... excepto dos participantes que decidieron arriesgar: Nelson Piquet y Mario Andretti. Desafortunadamente para ellos, resultó ser la decisión equivocada. En la salida, el brasileño hizo patinar las ruedas de su coche y perdió tiempo, mientras por detrás el caos empezaba con salidas de pista de Jody Scheckter, Keke Rosberg y Bruno Giacomelli, que terminó fuera de carrera.

En cabeza, Villeneuve tomaba la primera posición y empezaba a marcar su propio ritmo, sintiéndose especialmente cómodo sobre la pista mojada. Tras él, Alan Jones, Carlos Reutemann, Jacques Laffite y Jean-Pierre Jabouille intentaban mantenerse cerca. En la zona trasera la sorpresa la estaba dando Jacky Ickx en la que fue su última carrera de Fórmula 1. A bordo de uno de los Ligier, en dos vueltas remontó desde la vigésimo cuarta posición hasta la duodécima pero al intentar adelantar a Derek Daly, los dos coches contactaron y el belga terminó fuera de carrera una vuelta antes de que su compañero Laffite sufriera una salida de pista en el mismo lugar.

Los accidentes se sucedían uno tras otro, con algunas situaciones fuera de lo ordinario como un Reutemann cuyo extintor se activo espontáneamente y le hizo salirse de pista. En cuanto a los líderes, Villeneuve seguía dominando con mano de hierro mientras Jones ocupaba el segundo puesto por delante de Regazzoni. Los neumáticos eran la clave y a más lluvia, mejor iban los Michelin que montaban los Ferrari en contraposición con los Good Year de los Williams. Con cada vez más agua en pista, Villeneuve se escapaba de sus perseguidores irremediablemente.

La carrera siguió en tensión con un toque entre Keke Rosberg y Didier Pironi que terminó con la caja de cambios físicamente dañada para el primero, que tuvo que abandonar. Pero aunque la lluvia había ido en aumento en un principio, poco a poco fue disminuyendo hasta que alrededor de la vuelta 25, la mayoría de pilotos habían parado ya a boxes. Pero no los líderes, que seguían en pista, con Jones cada vez más cerca de Villeneuve al estarse secando el asfalto. Acabó superándole en la vuelta 31, escapándose el australiano del canadiense antes de que este último parara a boxes para montar neumáticos lisos.

También Jones tenía que parar pero tras un momento de confusión en los boxes, el Williams salió de su standsin que uno de los mecánicos hubiera terminado de fijar la rueda y en la recta trasera, esta se salió, forzando su abandono. De esta forma, Villeneuve heredó un liderato especialmente cómodo. Jody Scheckter estaba a casi una vuelta, listo para completar un gran día para Ferrari pero su neumático se desintegró, impidiendo que llegara incluso a boxes para reemplazarlo. Los demás pilotos estaban más lejos aunque forzando más el ritmo que el líder.

Con un Villeneuve que pilotó con cuidado en las últimas vueltas -al contrario de lo que dice la leyenda, también sabía conservar-, su ventaja fue de "solo" 48 segundos, con René Arnoux y Didier Pironi completando el podio. Elio de Angelis finalizó en cuarta posición, con Hans-Joachim Stuck quinto en su último gran premio de Fórmula 1 y John Watson completando la zona de puntos. Nelson Piquet firmó la vuelta rápida en su intento de remontada pero su transmisión dijo basta a seis vueltas del final. En cuanto a Ferrari, esta sería su última victoria hasta 1981...