Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Otros circuito
Logo Icon

2 MIN

El futuro GTE de BMW podría realizarse sobre la base del Serie 8

Después de la confirmación de un nuevo proyecto oficial de la mano de BMW Motorsport con el objetivo de regresar a las 24 Horas de Le Mans dentro de la competida categoría GTE/GTLM muchas fueron las teorías sobre la base elegida por la firma bávara. Dentro de su catálogo las opciones son variadas tal y como demuestra que actualmente tiene en competición el BMW M6 GT3, el M4 del DTM y dentro de poco más de un año se unirá una nueva versión GT4 de este último aprovechando el aprendizaje acumulado hasta ahora. Pero, ¿y si el coche protagonista todavía ni se ha presentado?

Para los asiduos lectores de Diariomotor, recordareis que hace un mes más o menos, mi compañero Mario Herraiz os habló del rumor de que BMW estaba trabajando en una nueva Serie 8 y que incluso podría venir de la mano un M8. Pues precisamente, esa es según la prensa gala la base que los muniqueses habrían elegido para su nuevo modelo de la categoría GTE Pro. Las fechas coinciden, en teoría, los primeros indicios apuntan a que este nuevo modelo de producción llegaría entre 2018 y la versión deportiva en 2019 (la de calle), justo a tiempo para el regreso de la firma de la hélice a Le Mans.

Según las primeras teorías, el M8 contaría con espectacular bloque V8 de 4.0 litros que erogaría unos 600 CV de potencia derivada directamente al eje posterior, cifras en las que se mueve también el último modelo en llegar a los GTE, el Ford GT. Según los ecos del paddock este pasado fin de semana en Shanghái, la primera opción habría sido la de utilizar un hipotético nuevo Z5, cuyo chasis había sido desarrollado al alimón con Toyota, la cual lo habría utilizado para el Supra, sin embargo, todo apunta a que finalmente será el nuevo Serie 8 el elegido, completando así la espectacular gama de competición de BMW.

Vía | AUTOhebdo (edición impresa)