Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
WRC
Logo Icon

2 MIN

Así de rápidos pasan los árboles finlandeses cuando te lanzas en un WRC en sexta a fondo

Sólo faltan unas horas para que el Rally de Finlandia de comienzo oficialmente y ya tenemos las primeras polémicas a raíz obviamente de las cuatro decenas de chicanes artificiales que han surgido en el recorrido de la prueba para evitar que las medias se disparen hasta los 140 km/h. Tras algunas opiniones encontradas, con Jari-Matti Latvala encabezando el reducido grupo de pilotos a favor de esta medida y con Sébastien Ogier defendiendo que este no es el sistema adecuado, es hora de regresar a la competición y ver una pequeña muestra de lo que nos ha dejado el Shakedown.

En un rally en el que pilotos y copilotos están casi el 30% del recorrido literalmente ‘volando’ entre salto y salto, Red Bull ha tenido la brillante idea de situar unas cuantas cámaras OnBoard dentro del Ford Fiesta RS WRC de Sébastien Ogier para que podamos apreciar con una vista subjetiva lo que se sienten en los poco más de dos minutos de recorrido en la zona de Jamsa.

En ella podemos apreciar cómo Ogier y Benjamin Veillas se enfrentan a cada uno de los despegues y repentinos aterrizajes del tramo de pruebas, una pista que contiene las principales características de las especiales rápidas y anchas que pueblan el itinerario de la prueba. Quinta, sexta a fondo para volver a pasar a quinta en una curva rapidísima tras otra. Siempre con la sensación de que va haber un momento en el que la suspensión no va a llegar a ponerte en contacto con el suelo y la inercia hará que salgas volando en mitad de la curva.

Indescriptible el golpe que sientes cuando el World Rally Car vuelve a respetar las leyes de la física y cae de nuevo sobre la tierra. Tal y como se puede apreciar en las imágenes, el impacto es importante, teniendo Ogier que agarrar fuerte el volante y Veillas (sustituto de Ingrassia en los test) hacer lo propio con las notas. Como experiencia, posiblemente una de las más increíbles que puedas experimentar dentro de un coche de rallyes y si bien es cierto que no es lo más cómodo del mundo, hay que aclarar que las suspensiones sirven para hacer el aterrizaje mucho más llevadero para la columna… lo juro.