Dakar 2018: analizamos categoría por categoría los favoritos a la victoria

 |  @fernischumi  | 

Tras nuestro repaso a los pilotos españoles, toca echar un vistazo categoría por categoría a los que son los principales favoritos para llevarse el próximo 20 de enero la victoria en el Dakar 2018. Será una edición muy exigente, en la que KAMAZ, Peugeot y KTM tratarán de extender su reinado un año más, pero con un recorrido en el que las dunas de la primera semana pasarán mucha factura a algunos de los que sobre el papel son los grandes candidatos a llevarse el triunfo.

Motos. Todos contra las KTM Factory:

KTM se recuperó muy bien de la pérdida de su núcleo duro durante los últimos años. La marca austriaca tiene ahora un equipo muy equilibrado, capaz de sobreponerse a cualquiera de las incidencias que pueda retrasar a los Sam Sunderland, Walkner o Toby Price. Por descarte, le debería tocar a Matthias saborear la gloria, sin embargo, la carrera ha sido dura en las últimas ediciones con la firma que buscará aquí su 17º triunfo en el Dakar consecutivo. Nombres con menos galones como Antoine Meo, el privado Stefan Svitko, el propio Gerard Farrés, Olivier Pain, Laia Sanz e Iván Cervantes, son los otros nombres que están llamados a protagonizar la prueba en nombre de los de Mattighofen.

Si ellos se han asegurado un gran relevo generacional, el resto de marcas también se han reforzado y han ido ganando en rendimiento. Joan Barreda será de nuevo la punta de lanza del equipo HRC-Monster Energy, aunque también presionado por el espectacular rendimiento que están mostrando Ricky Brabec, Kevin Benavides o el siempre espectacular y valiente, Paulo Gonçalves. Las Yamaha de Adrien Van Beveren y Xavier de Soultrait, Husqvarna con Quintanilla y Txomin Arana, así como la Sherco de Joan Pedrero, son nombres ya habituales en el guion de la carrera durante los últimos años. A tener en cuenta especialmente en la lucha por las victorias de etapa y posibles sorpresas en la general final.

Coches. MINI y Toyota listas para la batalla:

Quizás los coches son la mayor incógnita en 2018. Peugeot Sport llega de nuevo con el Dream Team para tratar de despedirse por todo lo alto. Será el adiós no sólo de la marca del león, sino que también puede significar la última ocasión en la que podremos disfrutar de Carlos Sainz y Monsieur Dakar, Stéphane Peterhansel, así como el incierto futuro de Despres y Loeb. Queda la incertidumbre de saber cuánto ha mejorado con la nueva configuración Maxi el Peugeot 3008 DKR, el cual no se dejó ver sólo en una ocasión durante el Ruta de la Seda, sin rivales de entidad.

MINI ha dado un paso muy importante este año con la apuesta por el nuevo John Cooper Works Buggy construido por X-Raid en colaboración con Magna Steyr. Ha puesto parte de los ‘huevos’ en esa cesta, con la explosividad de Menzies y Al-Rajhi, así como la regularidad de Mikko Hirvonen. En el otro lado de la formación dirigida por Sven Quandt, Nani Roma llega para liderar de nuevo un proyecto que había quedado huérfano con su salida y la de Nasser. Junto a él, el siempre impredecible Orly Terranova, los dos con las versiones del JCW Rally 4x4, el cual puede estar ante uno de sus últimos años en competición especialmente en el caso de que la nueva normativa técnica no le permita recortar la brecha.

En cuanto a Toyota GAZOO Racing, quizás la decisión más continuista dentro de la alineación, apostando por Bernhard Ten Brinke para la tercera unidad, pero manteniendo a la velocidad de Al-Attiyah y la actitud fondista de Giniel de Villiers. La Toyota Hilux V8 ha sido renovada y se espera que muestre incluso mejores prestaciones en los últimos años, algo que puede servirles para marcar el ritmo especialmente en la última semana, una vez se hayan pasado las dunas y la altitud de Bolivia. Veremos si es suficiente y si para entonces mantienen el tren de la carrera.

Al contrario que en otras categorías, parece difícil que aquí alguien vaya a dar una gran sorpresa, hay claramente un grupo de cabeza muy bien definido, al que sigue un primer vagón con nombres como Khalid Al-Qassimi, las Duster de Sousa y Spataro, Lucio Álvarez, Nicolás Fuchs con el Borgward o Martin Prokop y su particular Ford F-150, alias ‘Shrek’.

Camiones. Los peligros de ser el gran favorito:

En camiones se confirmó la no presencia del que ha sido el gran rival de los KAMAZ durante los últimos años. Gerard De Rooy cumplió su amenaza y no estará en la salida de Lima. El liderato de los IVECO queda en manos del Coyote Villagra, el cual ya ha demostrado que está en condiciones de ganar, especialmente ahora que ya no es un novato dentro de la categoría. Puede parece que estamos en una edición de transición a la espera de los nuevos camiones de 2019 y que, en estas condiciones, la Blue Armada debería imponerse con facilidad con los Nikolaev, Mardeen, Sotnikov y Shibalov, sin embargo, todos los años nos encontramos sorpresas entre estos gigantes del desierto.

El MAZ del bielorruso Valisevski, los Tatra de Loprais y Kolomi, el segundo IVECO de Ardavichus y el Renault de Martin Van Den Brink parten como los otros grandes protagonistas este año dentro de la lista de inscritos y principales actores que pueden pelear a los camiones rusos su papel de protagonistas. Volverán a estar una edición más los camiones Hino, con el incombustible Yoshimasa Sugawara, el cual afrontará a sus 76 años la 35ª participación en el rally-raid más duro del planeta que nunca ha conseguido achicar a este japonés de salud de hierro. Obviamente se echará de menos a los grandes ausentes: Gerard De Rooy o ‘nuestros’ Albert Llovera y Pep Vila.

Quads y UTV. A decidirse en la segunda semana:

Entre los quads, este año la batalla se presenta apasionante. Siguen faltando los hermanos Patronelli, ya ‘forfait’ en la edición de 2017, pero contaremos de nuevo con el duelo entre el chileno Ignacio “el perro’ Casale, el defensor de la corona Sergei Kariakin, el veterano Rafal Sonik y nombres como Pablo Copetti, Walter Nosiglia, Jeremías González, Nelsón Augusto Sanabria o Axel Dutrie. Se nota la ausencia de la particular “Pantera Rosa” del Dakar, la piloto y fotógrafa italiana, Camelia Liparoti, la cual ha decidido pasarse a los UTV y encabeza la lista ante la decisión de no defender su victoria por parte del brasileño Leandro Torres.

Precisamente los UTV o SSV afrontan su segunda participación como la quinta categoría del Dakar sin un favorito claro. La llegada de Perú al recorrido puede hacer que pilotos locales como Juan Carlos Uribe destaquen por su conocimiento del terreno, aunque no habrá que olvidarse de nombres como Maganov Ravil, Leo Larrauri o Reinaldo Varela. La pobre fiabilidad de los vehículos Yamaha en 2017 ha hecho que este año los Can-Am y SSV de Polaris hayan plagado la lista de participantes.

Lee a continuación: Así es el Borgward BX7 DKR, el quinto fabricante del Dakar 2018 en coches

  • Txesz

    Realmente no se que pensar. A Honda le toca, como mínimo, ocupar 2 plazas de honor, pero no tengo claro que puedan vencer a un equipo tan experimentado como KTM, que sabe que no puede dormirse en los laureles.

    En coches tengo una incertdumbre absoluta. Todos han evolucionado y las nuevas normas deberían recortar la ventaja que tiene un equipo 100% oficial como Peugeot. Pero ahí está la gracia de los franceses, que es una marca con todo su poderío.

    En camiones, Iveco pierde a su jefe pero mantiene a un piloto que ha dado guerra sin cuartel, asi que son serios candidatos. Pero Kamaz querrá despedir al viejo modelo por todo lo alto.

    Y en cuanto a pilotos concretos, me limitaré a animar a De Villiers.

  • Ferran Pistola

    ¿El mini 4*4 de Roma y Terranova tiene también el mayor recorrido de suspensión de los Toyota?
    En motos le toca ya de una vez a Barreda, después de merecerse al menos 2 victorias ya. A ver si este año no falla la moto y falla él... Esperemos que no, que tengo ganas de ir a Torreblanca a celebrar su Dakar.
    En cuanto a los camiones, creo que los grandes olvidados y que daran mucha guerra serán los Renault de Van den Bink.
    Y hecho en falta en la lista de inscritos a los MAN de Hans Stacey y Peter Versluis del equipo EVM Rally Team.

    • Txesz

      Las normas de la ASO referentes a suspensiones han cambiado este año: se mantienen los 300 mm de recorrido para esquemas de eje rígido y se sube de 250 a 280 mm para el resto de diseños.

      Buen apunte lo de que faltan Stacey y Versluis.