Dakar 2018: el año en el que Nani Roma puede aprovechar su condición de 'underdog'

 |  @fernischumi  | 

Toyota GAZOO Racing South Africa vs Peugeot Sport, el Dream Team de Peugeot contra Nasser Al-Attiyah y Giniel de Villiers. Más o menos esto es lo que muchos prevén de cara a la próxima edición del Dakar 2018 que comenzará este mismo sábado en Lima. La renovación sufrida por la Toyota Hilux V8, aprovechándose de las novedades reglamentarias, así como el canto de cisne para los franceses, los cuales se despedirán de los rally-raids tras esta edición de la carrera, dejando con el futuro muy incierto a Sébastien Loeb, Stéphane Peterhansel, Carlos Sainz y Cyril Despres. Tras el rendimiento del año pasado, X-Raid ha pasado a un segundo plano y la mayoría concuerdan en que la llegada del buggy de los de Sven Quandt llega demasiado tarde, sin embargo, muchos siguen olvidándose de la gran novedad del equipo.

Nani Roma y Álex Haro desembarcaban en MINI con la intención de liderar un proyecto que se quedaba sin capitán después de que Nasser y el propio Nani abandonaron la embarcación. Con Peterhansel también en el bando contrario, Quandt confiaba en la rapidez mostrada por Al Rajhi en 2016 y en los novatos, Mikko Hirvonen y Bryce Menzies (ausente por lesión finalmente) para continuar con sus éxitos en Sudamérica, algo que quedaba evidenciado a finales de enero de 2017, mes que cerraba X-Raid sin ninguna victoria de etapa y con el siempre polémico Orly Terranova como mejor representante en sexta posición final. Toda una bofetada que exigía decisiones radicales.

Las altas esferas de X-Raid sabían a la perfección que además de una alternativa al MINI JCW Rally (que terminaría dando lugar al buggy 4x2 presentado hace unas semanas) había que sumar la llegada de un líder, uno con experiencia en gestionar la carrera y con la velocidad suficiente como para plantar cara a los principales rivales del equipo británico-germano. Con el Dream Team bien atado por Peugeot y con Nasser convencido de las posibilidades de la Hilux V8 4x4 con la que se ha vuelto a proclamar Campeón de la Copa del Mundo FIA, Nani Roma era el único y principal objetivo.

El gigante de Folgueroles regresaba a casa, retornaba al equipo con el que consiguió su primer Dakar sobre cuatro ruedas y lo hacia como gran estrella, con poco ritmo de competición, pero sabiéndose líder de una escuadra en la que ya no tiene que compartir bastón de mando con 'Monsieur Dakar'. Tiene un coche fiable, que conoce bien y del que es sabedor de sus puntos fuertes y especialmente los débiles (más allá de que esté quedándose obsoleto). No quiere experimentos con el buggy, busca una edición "tranquila", en la que recuperar sensaciones y luchar por victorias de etapas sabedor de que puede aprovechar su conocimiento de las dunas y de los Dakar más africanos y sacar todo el partido de su gran compenetración con Haro, copiloto y amigo fuera del habitáculo.

¿Por qué elegir el 4x4 en lugar del buggy? Sin kilómetros competitivos en el zurrón, se prevé una edición con muchos quebraderos de cabeza para X-Raid, especialmente si nos ceñimos a la experiencia vivida con los 4x2 comprados a Jefferies Racing. Mikko Hirvonen ha destacado lo bien que se conduce en el fuera pista, especialmente en zonas muy bacheadas en las que el 4x4 sufre demasiado por su peso y por los limitados recorridos de suspensión.

Obviamente, solo tiene dos ruedas motrices y tenemos muchos más recorrido de suspensión, lo que hace que su manejo sea muy diferente al JCW Rally. Cuando llegas a una curva, debes anticipar y ver a qué tipo de curva llegas para atacar realmente, mientras trazas bien. En el caso de una recta larga llena de baches, no tienes que preocuparte por los baches como lo harías con el 4x4, así que puedes aprovechar toda la pista. Realmente no sientes nada dentro del coche.

El propio Nani aseguraba que no le importaría probar el buggy que tenía Toyota GAZOO Racing SA en desarrollo, pero obviamente él quiere ciertas garantías. Para correr un Dakar hay que esperar 12 meses, por lo que cada oportunidad pérdida puede ser una losa muy pesada. Ellos también podrán aprovecharse de las novedades en la reglamentación introducidas por la FIA, por lo que el 'underdog' de este Dakar 2018 puede ser el dúo formado por Nani Y Álex, sorprendente referirnos así a un dos veces ganador de la carrera, el primero de los dakarianos africanos que consiguió ganar en Sudamérica.

Lee a continuación: Así mandan Overdrive e Imperial Toyota sus Toyota Hilux para el Dakar 2018

  • Txesz

    Sin duda la veteranía del Mini es su gran baza. Lo malo es que el Hilux también puede jugar esa carta, casi con más razón.

    Ójala Roma y Haro pisen el podio, aunque sigo queriendo que la victoria sea para Toyota de una vez por todas.

  • Ferran Pistola

    Ojala les vaya muuuuuuy bien.