Entrevista. Nani Roma preparado para darle a Toyota la soñada victoria en el Dakar

 |  @fernischumi  | 

Este fin de semana Nani Roma y su copiloto Álex Haro se presentaban en el Rally Todo Terreno Ciudad de Cuenca con la intención de coger ritmo de cara al Dakar. La última prueba antes de preparar la maleta el próximo diciembre supondría más una forma de ponerse de nuevo en ritmo de competición, especialmente en pista donde Nani llevaba sin competir prácticamente desde la Baja y sus anteriores participaciones en el CERT (el Rallye du Maroc es más fuera pista), que una forma de coger sensaciones con el coche que llevará en la próxima edición de la prueba sudamericana.

La unidad de la Hilux V8 que llevaba Nani en la cita conquense fue alquilada a M.R. Racing como ya mencionamos anteriormente, un preparador luso con gran experiencia dentro de la categoría. Obviamente se aseguraban el competir con una montura 100% fiable y con un rendimiento fuera de cuestión alguna, pero también estará muy alejada de la Evolución que mostrará Toyota GAZOO Racing en el próximo Dakar. Allí, en Asunción, veremos una Hilux completamente distinta, con el mismo motor del Lexus IS-F que estrenó la Evo II en la edición 2016 del Rally-Raid más duro del planeta (todavía con la brida de 36 mm instalada en la admisión), pero con otras muchas novedades técnicas que lo han situado en posición de ser la alternativa clara a Peugeot.

Una de las grandes diferencias de la Hilux Spec.2014 que utilizó el de Folgueroles este fin de semana era precisamente el reparto de pesos. Con una nueva disposición de los neumáticos de repuesto y tras ‘vaciar’ la trasera, el comportamiento de esta nueva versión del 4x4 de Toyota se traduce en unas reacciones más neutras, sin tanta insinuación de la trasera especialmente en las frenadas algo que destacaban el propio Nani como su ya afianzada mano derecha, Álex Haro. Las otras grandes novedades se encuentran en la suspensión, área en la que ha trabajado con mucha profundidad el dos veces ganador del Dakar desde su llegada a Overdrive y uno de los puntos en los que más ha avanzado la Hilux V8 durante los últimos meses.

A menos de dos meses para el inicio del Dakar, todos los futuros ocupantes del biouvac saben lo que hay. Peugeot sigue siendo favorita, pero Toyota ha evolucionado aún más, tanto en recursos humanos (contar con Nasser Al-Attiyah y Nani Roma es una garantía de éxito) como en técnicos, tanto, que ya no es una prioridad evolucionar el 4x2, al menos por el momento. La firma japonesa ha decidido que su apuesta deportiva se vea aún más reforzada en 2017, por lo que no se conformarán con ocupar el hueco de MINI X-Raid como segunda fuerza. Este año opositarán tras mucho esfuerzo, y un cambio reglamentario importante, a algo más.

Durante el pasado Rally de Cuenca tuvimos un rato para que Nani nos contara algo más de su nueva etapa con Toyota.

¿Cómo valoras tu participación en esta prueba del CERTT?

Interesante a nivel de entreno conjunto. Las victorias siempre son buenas. Ganes lo que ganes y sea el campeonato que sea. Era una carrera larga, de dos días, casi 800 kilómetros, aunque pueda parecer fácil, no lo es, había muchas trampas. Por lo tanto, saber correr así, saber correr abriendo pista, marcando un poco el tempo, el rally-raid no es siempre ir gas a fondo. Hay que ir a fondo cuando se tiene la pista buena y cuando no, hay que tener el tempo de buscar la pista. Aquí lo hemos hecho y todo ayuda para el Dakar.

¿Hay prevista alguna sesión previa antes del Dakar?

No tenemos previsto hacer más test hasta llegar a Sudamérica, allí se realizará un shakedown previo de un día o dos, normalmente uno si todo funciona. Ahora ya está todo probado, los últimos test en Marruecos todo está probado y decidido, para lo bueno y lo malo y ya no hay cambios. Los cambios ahora son peligrosos, porque cualquier cambio te puede dejar fuera. Ya hace tiempo que entrenamos la parte física, el Dakar se empieza a entrenar en agosto porque ahora entre viajes, eventos y cosas hay días que no puedes ir a hacerlo. Entrenaremos en el CAR (centro de alto rendimiento de Sant Cugat), donde allí también tenemos instalaciones para preparar la altura, hasta el 27 de diciembre que nos vamos a Paraguay.

¿Cuáles son los principales cambios que tendrá la Toyota Hilux del próximo Dakar?

Hemos trabajado básicamente en las suspensiones. El coche es muy bueno, sinceramente, funciona muy bien, está muy bien pensado y es muy fácil, llevamos un súper motor y el coche es muy resistente. El cambio técnico más grande será la brida. Llevamos dos mm de brida más de brida de admisión, lo que hace es que tendremos más potencia. Por un lado nos hace ser más optimistas, pero por otro sí que es verdad que hemos rodado con ella pero veremos qué efecto tiene, porque en el momento que corres más, el coche sufre más, tiene más estrés, por tanto tenemos que ser prudentes, por un lado ganamos, pero tenemos que ver que no se rompa alguna pieza. Pensamos que no porque todo está sobredimensionado, la gente de Toyota del equipo ha trabajado muy bien y es un coche muy resistente.

Hemos intentado cambiar y adaptar a cada uno las suspensiones. Luego hemos intentado fiabilizar cosas, algunas piezas las tendremos que cambiar antes de los kilómetros que lo hacíamos antes, por el tema del estrés que decía antes. Por ahora lo tenemos todo bajo control, pero lo que pasa es que de tener todo bajo control a descontrolarse hay muy poco cuando hablamos de Dakar y la competición. Por te digo lo de la prudencia. El Dakar decide, la carrera decide, el deporte decide.

¿Cuál es para ti la clave del próximo Dakar?

Bolivia va a ser duro, nuevo, difícil. Allí la altura entre 3.000 y 4.000 metros, allí será difícil. El coche pierde mucho al ser atmosférico, allí vamos a perder mucha potencia, por tanto allí va a ser una de las claves, no sé si ‘la clave’ porque mira yo hace dos años el motor, el año pasado el barro, nunca se sabe, pensamos que será Bolivia pero hay que ver cómo va a ir. En principio el efecto del Niño será menor, por lo que la cuestión meteorológica en principio no debe tener la misma importancia que en la pasada edición.

El desierto, aunque parezca muy árido muy muerto, está muy vivo y es muy cambiante, por lo que hay etapas que depende de la meteorología son fáciles o muy difíciles. Si te encuentras un día la temperatura a 50 grados la arena va a estar muy blanda, si la misma etapa a 35, cambia. Hay muchos parámetros que no gestionamos, que es lo genial también, que uno se tenga que adaptar continuamente.

¿Cómo ver la versión 4x2 de la Toyota Hilux V8? ¿Estás dispuesto a probarla?

Lo que pasa con el 4x2, bueno, lo probaron, lo hicieron, seguro que es competitivo, pero tampoco ha habido tiempo para hacerlo. Luego ha habido un momento en el que han tenido que decidir qué hacer y en este caso vieron que no tenía mucho sentido, si no tienes mucho tiempo hacer un 4x2 que vaya muy rápido pero que no ha hecho muchos kilómetros y por eso han parado el proyecto hasta el año que viene. Estaría dispuesto a probarlo, seguro, lo que pasa es que con el 4x4 estoy muy contento.

¿Qué opinas de las quejas realizadas por Peugeot tras Marruecos sobre el nuevo reglamento que según ellos favorece a Toyota?

Lo que está claro es que nunca nadie está contento cuando no le favorece. Nosotros tampoco estamos contentos con el reglamento de buggy. El reglamento al final está para aceptarlo y nosotros aceptamos el suyo el año pasado con todo lo que tenían. Pero las quejas son normales, también nos quejamos nosotros del reglamento que tienen, los otros de los diésel, de los turbos, es una queja constante, pero yo creo que está bien, que haya quejas, criticas, todo avanza, todo cambia y está bien, creo que nos hace ser mejores, nos hace no dormirnos. Ya es por formación profesional, no nos quejamos, pero pensamos que siempre favorecen a lo mejor a los otros aquí o allí, es parte del negocio.

¿Qué te llevó a cambiar MINI por Toyota? ¿Qué opinas de la actual situación de MINI?

Los cambios siempre son buenos. En la vida aunque no nos lo parezca, a veces pensamos que no, pero siempre son buenos. El equipo me ha acogido muy bien y nos encontramos muy a gusto. No puedo decir nada malo de MINI, porque he estado siete años, he ganado un Dakar, me han dado posibilidad de tener grandes coches y por tanto ha sido un placer trabajar con ellos. Conocía los cambios reglamentarios antes de fichar por Toyota. Me convenció el coche cuando lo probé en primavera y luego ya vinieron más cosas que me hicieron acabar de decidirme. Mi contrato acababa con X-Raid en junio, a mitad de año. MINI tiene un gran coche, muy robusto, sí que yo creo que teníamos que entre todos, en el año 2014, 2015, haber pensado en cambiar el concepto de coches, porque hay nuevas geometrías. Son del coche de 2007-2008, por tanto, a lo mejor, cuando ganas es cuando tienes que hacer los cambios porque después es demasiado tarde.

¿Hacia dónde debe avanzar ahora el Dakar? ¿Una vuelta a África impensable?

El Dakar yo creo que debería intentar volver a Chile y Perú, las dunas, sería chulo. No es imprescindible, pero sí debemos volver a la arena, a las etapas largas de desierto. La vuelta a África impensable, pero sí me gustaría.

¿Qué planes tienes para después del Dakar en la temporada 2017?

El año que viene queremos hacer más carreras de la Copa del Mundo, pero por ahora queremos centrarnos en el Dakar. La Copa no creo que la hagamos entera, no interesa por ahora a las marcas. En cuanto a Rallyes de Tierra tenemos que ver con Toyota a ver qué hacemos, porque tengo el MINI preparado (el Proto de PCR), pero no tengo ningún Toyota, por lo que tenemos que ver.

¿Cuáles son tus rivales a batir para el próximo Dakar?

Entre los rivales a batir, primero uno, yo mismo, esto siempre. A veces piensas mucho en los demás y no te parece que hagas errores. Luego están los de siempre, los cuatro Peugeot, Mikko con el MINI, mis compañeros, tanto Nasser como Giniel serán difíciles de ganar, por lo tanto hay entre 8 o 9 tíos difíciles de ganar.

Lee a continuación: Mick Schumacher en la mira del DTM

  • Txesz

    A ver si no le vuelve a pasar eso de quedarse tirado al inicio. Si no gana, pues vale, pero que no le quiten la ilusión sin ni siquiera haber empezado.

    Eso si, mis simpatías van con uno de sus compañeros..