CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

De último a primero; Sébastien Bourdais logró la proeza en San Petersburgo

Humberto Gutiérrez | 13 Mar 2017
Sebastien_Bourdais_IndyCar_SP_17-17
Sebastien_Bourdais_IndyCar_SP_17-17

Tras padecer problemas con sus frenos durante la sesión de clasificación, Sébastien Bourdais fue relegado hasta el último lugar en la formación de salida, en un circuito callejero. Lo que parecía un fin de semana complicado, por lo improbable de alcanzar un buen resultado, se transformó en una hazaña memorable ya que el piloto francés fue capaz de ganar en San Petersburgo. Para destacar, además de la habilidad de Bourdais, la estrategia aplicada por el equipo Dale Coyne Racing, quienes apostaron por mantener a su piloto en pista mientras los líderes entraron a boxes durante un período de precaución.

Bourdais tomó la punta a falta de cinco vueltas para finalizar la carrera y pudo contener a Simon Pagenaud, para luego tomar una ventaja determinante de diez segundos. El actual campeón de la serie también se benefició de un período de bandera amarilla ya que pudo ascender desde el puesto catorce hasta el primero, lugar que cedería a James Hinchcliffe en la vuelta 21. El canadiense mantuvo el liderazgo desde entonces, hasta que el sorprendente Bourdais heredó el comando. Scott Dixon logró el último escalón del podio también con mucha suerte, el piloto de Chip Ganassi se había mostrado muy veloz el sábado, partió desde la primera fila, pero en la carrera descendió hasta el puesto 14 y desde allí logró remontar. Dos equipos impulsados por Honda en los tres primeros lugares parecen indicar que esta temporada será muy disputada entre los motores japoneses y sus similares de Chevrolet.

Si para Bourdais fue un día inolvidable, para Will Power fue un día para olvidar. El australiano, quien partió desde la pole, tuvo una carrera muy complicada desde el inicio ya que no pudo imponer el ritmo en ningún momento. Primero perdió el liderazgo ante Takuma Sato y posteriormente, cuando pudo adelantar al japonés, apenas pudo sostenerse por ocho vueltas en la delantera. Problemas en su motor a falta de 15 vueltas para finalizar, le hicieron abandonar la carrera. Salvo el podio de Pagenaud, los pilotos de Team Penske tuvieron un día gris ya que Helio Castroneves fue sexto y Josef Newgarden culminó octavo, ambos sin ser candidatos a destacar.

En palabras de Bourdais:

Pasé de la devastación a la gloria de ayer a hoy, no sé qué decir excepto gracias a mis muchachos. Ayer pensaba que tendría un gran fin de semana porque el coche funcionaba muy bien, creía que estaría en el top 5, pero entonces sucedió el desastre, no podía creerlo, me sentí miserable, acababa de tirar todo el trabajo de mi equipo a la basura. En carrera cambiamos la estrategia, fuimos creativos y tuvimos la mejor suerte, poco a poco avanzamos. Estaba en el puesto 14 cuando se reinició la carrera, logré rebasar a dos pilotos y luego fui a pits como lo planeamos porque no queríamos quedar atrapados si sucedía otra bandera amarilla. Luego todos los que iban adelante pararon y me encontré en la cabeza.

Vía | Racer