El ganador de la 208 Rally Cup ya no competirá en el Campeonato de Europa

 |  @fernischumi  | 

Sin querer robarle demasiado el protagonismo al lanzamiento del Citroën C3 R5 y su llegada masiva a los principales campeonatos internacionales, la Peugeot 208 Rally Cup se ha presentado un año más como una de las referencias entre los torneos monomarcas para jóvenes promesas. La intención sigue siendo la misma, atraer a pilotos de todas las partes de Europa con el objetivo de que se batan el cobre frente a los locales y que el mejor disponga con el siempre ansiado premio que supone el tener un vehículo R5 de primer nivel para competir una temporada más tarde en un campeonato de relevancia frente a otros participantes en la misma categoría.

El formato ha ido cambiando durante los últimos años, especialmente desde que José Antonio ‘Cohete’ Suárez se impusiera en 2015 en la monomarca francesa y pasara a disputar el WRC2 con el Peugeot 208 T16 R5. El mal rendimiento de la montura, sumado a los constantes problemas de fiabilidad llevaron a que la Peugeot Rally Academy hiciera una excepción e incluyera al asturiano en un doble programa dentro del Campeonato de Europa y a su vez en el ERC Junior U28 junto a Pepe López que tampoco resultó cómo se esperaba, con ambos pilotos españoles lejos de poder batir al ganador final, Marijan Griebel.

Precisamente el alemán es ahora uno de los pilotos que está sufriendo los muchos problemas de rendimiento que tiene el 208, decidiendo incluso abandonar el Rally Azores para ahorrar presupuesto y ante la impotencia de no poder estar en los tiempos de cabeza. Laurent Pellier tampoco tuvo un inicio destacado, sufriendo varios pinchazos y problemas eléctrico que también le obligarían a retirarse. El francés, ganador de la 208 Rally Cup en 2017 será el último piloto en seguir el modelo actual que permite a los vencedores de la monomarca disputar al año siguiente un programa internacional con un Peugeot 208 T16 R5 mantenido por Saintéloc.

En un comunicado emitido hace sólo unos minutos, Peugeot Sport ha confirmado que el ganador de la 208 Rally Cup 2018 seguirá disponiendo de un asiento oficial, pero que gracias a las sinergias del Grupo PSA, este pasará a ser uno de los nuevos Citroën C3 R5 y, en lugar de competir en el Campeonato de Europa, el premio para 2019 será el de competir con dicha montura en el Campeonato Francés de Rallyes. Esta decisión obviamente afectará al interés de los pilotos foráneos por dicho programa (este año entre los 19 participantes hay confirmados competidores de Reino Unido, Suiza, Finlandia, Emiratos Árabes Unidos y Sudáfrica), sabedores de que será difícil reclutar patrocinadores para un programa a corto-medio plazo centrado en Francia y que además no habrá un salto posterior internacional.

Lee a continuación: Citroën nos cuenta todos los detalles del C3 R5 a días de su debut

  • Txesz

    Esto vale si el C3 sale mejor que sus predecesores...

    En todo caso era lógico que el ganador de una copa de promoción disputada en Francia diese un salto de categoría de vehículo y no también de campeonato.

    • JrgExp

      No será muy complicado mejorar el 208.