En el DTM esperan con ansias correr en Monza

 |  @X3Humberto  | 

Tras confirmarse que el DTM desembarcará en Monza a partir de 2020, han aumentado las expectativas de los organizadores y participantes del campeonato puesto que las características del circuito permitirán constatar qué tan potentes pueden llegar a ser los coches de la generación Class One, de la cual se espera logren superar los 300 km/h en el trazado italiano.

El dejar atrás los motores V8 de 4 litros para dar paso a los cuatro cilindros con turbo, y además incluir a coches del Super GT, ha sido el principal desafío para la primera generación de coches DTM adaptada al nuevo reglamento técnico. Si bien las cifras de potencia se han establecido alrededor de los 610 caballos, en ningún circuito se ha logrado establecer una velocidad punta superior a los 300 km/h, ni con el DRS y el push to pass activado.

Quien más cerca ha estado de alcanzar tal cifra ha sido Mike Rockenfeller, quien registró 291 km/h con el RS5 Turbo del Audi Sport Team Phoenix. Habrá que ver si para 2020, cuando el DTM haga su presentación en Monza, los coches ya sean capaces de establecer récords de velocidad, sobre todo por la presencia de los invitados japoneses, el Honda NSX-GT, el Nissan GT-R Nismo y el Lexus LC 500.

Para el piloto de Aston Martin, Ferdinand von Habsburg, sí se podrá llegar a los 300 Km/h en Monza ya que el DRS se podrá utilizar en distintas zonas, aprovechando así las largas rectas para acelerar los coches a su máxima potencia por un lapso de tiempo que no concede ningún otro circuito.

Vía | Speedweek

Lee a continuación: Àlex Palou, por fin en el podio del Super GT: "Cuando llueve, podemos competir"