Este Dakar vale más que una moneda de 10 francos

 |  @fernischumi  | 

El Dakar siempre despierta curiosidad. Es prácticamente inevitable ver las imágenes de estos aventureros atravesando desiertos sin sacar a colación alguna de las anécdotas que protagonizaron la carrera. Obviamente una de las más conocidas es aquella que cuenta cómo Jean Todt y una moneda de 10 francos determinaron qué piloto Peugeot, Ari Vatanen o Jacky Ickx, se quedaba con el triunfo en el Dakar 1989, con impresionante cabreo del belga que un año más tarde estaba enfrentándose al finlandés y al resto de la escuadra francesa al volante de un Lada Samara T3.

Casi 30 años después, muchos han comenzado a elucubrar sobre la posibilidad de que vivamos una situación parecida con Bruno Famin, actual director del equipo Peugeot Sport, Stéphane Peterhansel y Carlos Sainz como protagonistas. Todo ello sin ni siquiera haber llegado al ecuador de la prueba, afrontando a partir del sábado la etapa maratón y con las exigencias que supondrán los caminos bolivianos y argentinos hasta la llegada de la carrera a Córdoba. Ocho etapas que determinarán el ganador en cada una de las categorías, siendo hasta ahora la de motos y la de coches las dos más abiertas.

Muchos se temen que la firma del león, a través de Famin, quiera dar por finalizada la batalla, que sea en este caso Sainz el que adopte el papel de Peterhansel en el pasado Ruta de la Seda y que escolte a este hasta la llegada a la meta, tal y como lo hizo Monsieur Dakar con Cyril Despres hace unos meses. Por detrás, los tres Toyota oficiales, incluida la sorpresa Ten Brinke que se mantiene por delante de Al-Attiyah y De Villiers. Ante este escenario, obviamente existe la tentación de desempolvar la moneda de 10 francos, sin embargo, este Dakar 2018 vale más que esa mísera cantidad.

Vale más por el espectáculo vivido en estas cinco primeras etapas, vale más por la tortura a la que se ha sometido a todos los participantes, los cuales acaban de recordar que todavía no han llegado ni tan siquiera al ecuador de la carrera mientras intentan recuperar sus castigados y doloridos cuerpos en la altura de La Paz. Vale más porque es la despedida de Peugeot del Dakar y una marca no puede irse dejando un recuerdo así después de afrontar un proyecto atrevido, del que nadie estaba seguro que, fuera a salir bien después del desastre vivido en la edición de 2015.

Incluso me atrevería a decir que no hay dinero en el mundo o moneda lo suficientemente valiosa que pueda arrebatarnos un duelo entre Stéphane Peterhansel y Carlos Sainz, el que puede ser el último gran duelo de sus respectivas carreras. No nos lo pueden quitar ni a nosotros como apasionados del deporte, ni a dos talentos repletos de ambición como lo son ellos. Vale mucho más que 10 francos el respeto a toda una vida en las carreras, a un matador que aprendió a navegar sin levantar el pie del acelerador, que aumentó el ritmo de una carrera que hasta 2005 se medía en horas y no en minutos. Un piloto que le enseñó a sus hijos que después de cada tropezón hay que levantarse y trabajar aún más.

En el caso de Monsieur Dakar, su sobrenombre y sus 13 victorias no son casualidad. Ha demostrado ser todo un camaleón, adaptándose a los cambios en el escenario de la carrera, sino también al paso de las motos a los coches, la evolución de las mecánicas y especialmente se consiguió amoldar a la llegada de sus nuevos rivales venidos del Mundial de Rallyes. No sólo ha hecho valer su experiencia en el desierto, sino que ha demostrado que puede correr tanto como los Sainz, Nasser o Loeb.

Nos queda una semana de emoción, de segundos que valen oro a pesar de diferencias que se miden en decenas de minutos. De un piloto que saldrá a cazar y de otro que sabe cómo defenderse en este tipo de situaciones. Ya lo demostró hace un año, frente al ‘caníbal’ Loeb. Queda mucha carrera y a buen seguro el Dakar 2018 volverá a hacer su solución natural antes de llegar a Córdoba… Lo único que puedo decir es que este Dakar no puede volver a dirimirse con una simple moneda de 10 francos.

Lee a continuación: El videojuego oficial del Dakar 2018 presenta su primer tráiler [Vídeo]

  • Daniel

    Ojalá puedan luchar por la victoria hasta el último día, y consigan dar emoción hasta el final a esta buena edición del dakar, se lo merecen, son dos grandes. Pero, y ojalá me equivoque, dudo que Peugeot se lo permita.

  • almafuerte

    Creo q para Peugeot sería una gran publicidad q estos dos grandes se debatan por la victoria. A dia se hoy, de ayer en realidad, tenian una ventaja importante al respeto, la lucha entre ambos, en el peor de los casos, acaba con uno de ellos fuera y el correspondiente "paseo triunfal" para el otro, pero la victoria no se le escaparia al equipo frances, no por la lucha entre compañeros. Diferente sería con un Toyota o Mini a pocos minutos. Ojala lo piensen y lo vean como yo. Los titulares de esa lucha, minitos restados, minutos sumados. Mucho mejor q "ordenes de equipo en Peugeot"

  • Txesz

    Lo cierto es que Famin quedaría como un señor se hiciese una declaración pública confirmando que ambos pilotos tien vía libre.

    Pero eso implica que PSA opine que la imagen de competitivad que se desprende vale tanto como una muy posible victoria con un posible doblete.

    Porque hay que contar con que uno de ellos tenga problemas y el otro también, ya sea un accidente o un fallo mecánico. Por mucho que Despres o Al-Qashimi actuen ahora como mochileros de lujo, siempre hay que esperar lo inesperado.

    Es decir, ¿consideraría PSA que la imagen de deportividad pura puede compensar unos posibles problemas que le regale la victoria a Toyota?

    • almafuerte

      Ojala q si. Los demas están muy lejos. Este el el Dakar donde Peugeot tiene se dejar correr y como dices, quedarían muy bien en los titulares.

  • Toneo

    Me quito el sombrero con el articulo... Hay frases que me han puesto la piel de gallina... Ejemplo"Vale mucho más que 10 francos el respeto a toda una vida en las carreras, a un matador que aprendió a navegar sin levantar el pie del acelerador, que aumentó el ritmo de una carrera que hasta 2005 se medía en horas y no en minutos"

  • Basauri

    El artículo está muy bien, pero creo que te has precipitado un poco. La carrera está siendo tan dura que es pronto para pensar en la victoria. Por ahora se trata de sobrevivir. Ya llegará el terreno para apretar y ahí veremos si los dejan competir. Tampoco creo que Peterhansel necesite ayuda para ganar un Dakar.

    • Bueno, ya dejé bien claro en una de las frases: "Queda mucha carrera y a buen seguro el Dakar 2018 volverá a hacer su solución natural antes de llegar a Córdoba…" A la vista ha quedado después de lo de hoy...

      • Basauri

        A eso me refería. Hoy los problemas los ha tenido Peterhansel. Es ridículo que a estas alturas del Rallie, se le pida a Peugeot aclaraciones sobre las órdenes de equipo, más viendo lo complicado que es este año.