Johan Kristoffersson le da la primera victoria al Volkswagen en la locura de Mettet

 |  @fernischumi  | 

El trazado belga nos ha deparado las que han sido sin duda las carreras más accidentadas de la temporada, en gran parte a las estrecheces de la pista y que los pilotos han ido ganando confianza una vez superado el primer tercio de la temporada. Precisamente ha habido que esperar cuatro careras para ver por primera vez a Mattias Ekström ser superado por uno de sus rivales, en este caso era el Polo GTI desarrollado por Volkswagen Motorsport el encargado de ello.

Sin embargo, no era Petter Solberg, jefe del equipo PSRX-Volkswagen Suecia, el encargado de darle el primer triunfo al modelo germano frente al Audi S1 EKS RX. Sería su compañero de equipo, Johan Kristoffersson el encargado de realizarlo tras lo que a punto ha estado de ser un fin de semana perfecto. Y es que el joven piloto sueco se ha anotado tres de las cuatro victorias en las clasificatorias (sumada a un segundo puesto en la Q1, sólo superado por Petter Solberg), obteniendo el pase a las semifinales en lo más alto de la clasificación intermedia.

Sébastien Loeb parecía ser el principal rival de los Volkswagen una vez llegados al inicio de la determinante Q4, sin embargo, el alsaciano se veía encerrado en la salida y terminaba contra el muro interior de la primera curva. El nueve veces Campeón del WRC quedaba muy retrasado ocupando las posiciones más retrasadas, algo que le hacía pasar a la Semifinal 1 en sexta posición, lo que se traducía en tener que salir desde la segunda línea de parrilla. Peor le iban las cosas a Kevin Hansen, el cual protagonizó aquí el año pasado un fuerte accidente en la cita del Euro RX y que aquí sufriría un fuerte vuelco en Q3 que le impediría tomar parte de la Q4. Obviamente con estos resultados se quedaba fuera de semifinales, al igual que Timo Scheider, Janis Baumanis, Niclas Grönholm, Reinis Nitiss y el wild-card François Duval.

El líder de la general destacado, Mattias Ekström también se complicaba la vida después de un toque en la salida de la quinta carrera de la Q4 (la misma en la que Loeb se iba por primera vez contra el muro). El sueco recibía un pequeño golpe de uno de los Volkswagen que le dañaba la rueda delantera izquierda, mientras que Loeb también se estrellaba contra la parte trasera derecha del Audi S1 EKS RX. El pinchazo sufrido y la suspensión doblada le llevarían finalmente a perder mucho tiempo y a sufrir un trompo, además de tener que escuchar el enfado de Solberg tras su encontronazo en pista. Le tocaba compartir segunda línea de parrilla junto a Ken Block en la segunda semifinal.

La cercanía de la gran final y la posición retrasada de algunos de los favoritos hizo que las carreras fueran aún más duras. En la Semi 1, tanto Heikkinen como Sébastien Loeb eran empujados contra las protecciones, siendo el alsaciano el que más damnificado salía del lance, con todo el frontal de su Peugeot 208 WRX destrozado. Sébastien tomaba la joker en la primera vuelta, esperando que la batalla delante siguiera cobrándose sus víctimas. Sólo Kristoffersson podía seguir el ritmo de Timmy Hansen, mientras que los dos pilotos del Team Austria cedían segundos e incluso permitían a Loeb soñar con la opción de temerse tercero cuando rodaba tras Scheider y este debía hacer todavía el paso por el trazado alternativo. Sin embargo, Eriksson lo arrollaba y terminaba de destrozar el 208. Hansen se anotaba el triunfo seguido por Kristroffersson y Eriksson.

La otra semifinal no sería menos dura, especialmente en la salida en la que una gran salida de Ken Block y de Bakkerud ponía contra las cuerdas a Petter Solberg. Esto daba opción a Mattias Ekström para recuperar posiciones, situándose a espaldas del bicampeón del World RX. Block, al igual que Solberg tomaba la joker lap muy pronto y todo parecía indicar que el ritmo del noruego le podría abrir la puerta de semifinales, sin embargo, el estadounidense se salía y allanaba el camino a Ekström para entrar dentro del Top3, siguiendo a Petter Solberg y Andreas Bakkerud.

En la final, salida limpia que dejaba entrever una bonita lucha entre el Peugeot de Timmy Hansen y los dos Volkswagen, mientras que Ekström en última posición tenía complicado el mantener su racha de triunfos. Solberg fallaba en la entrada a meta de la segunda vuelta, dejando abierta la puerta para Hansen, el cual no tendría ningún miramiento en luchar puerta con puerta con el noruego y superarle en la frenada de final de recta. Petter se iba largo, y en su regreso a pista mandaba a Bakkerud contra el muro (‘Baby Blue’ se quedaría a pie de pista para reprochárselo).

Hansen se quedaba sólo al frente de la prueba, siendo el último junto a Ekström en tomar el camino a la Joker Lap. Parecía que el Peugeot 208 WRX Spec.2017 conseguiría su primer triunfo, sin embargo, un pinchazo en la rueda delantera izquierda en la última vuelta le permitiría el triunfo a Kristoffersson, llegando Solberg tercero al aguantar Timmy la segunda plaza en un final de infarto. Ekström era cuarto, por delante de Eriksson. En RX2, Cyril Raymond se llevaba la primera victoria de la temporada.

Resultados de la final - Mettet 2017:

Pos Piloto Tiempo Puntos cto.
1. Johan KRISTOFFERSSON 04:02.316 8
2. Timmy HANSEN 04:03.240 5
3. Petter SOLBERG 04:03.251 4
4. Mattias EKSTRÖM 04:05.373 3
5. Kevin ERIKSSON 04:13.585 2
6. Andreas BAKKERUD 01:24.655 1

 

Clasificación del World RX 2017 tras 4 citas:

Piloto Puntos
Mattias EKSTRÖM 101
Johan KRISTOFFERSSON 98
Petter SOLBERG 87
Timmy HANSEN 72
Sébastien LOEB 61
Andreas BAKKERUD 52
Timo SCHEIDER 49
Toomas HEIKKINEN 42
Ken BLOCK 39

 

Lee a continuación: Cristian García vuelve a ser líder del Nacional tras ganar en Adeje