Las 21 horquillas de Alpe d’Huez sirven para decir adiós al equipo Peugeot del World RX [Vídeo]

 |  @fernischumi  | 

Como ya decíamos el pasado domingo, la cita del Ciudad del Cabo del Calendario del Mundial de RallyCross 2018 se puede considerar como el final de una era. Allí no solo decía adiós el equipo formado por Audi Sport y EKS RX, sino que también se despedía una parte importante de la parrilla, con Olsbergs MSE con un futuro incierto y tras la decisión de Peugeot Sport de poner punto y final a su programa deportivo en el World RX después de que las máximas autoridades decidieran tras el Salón de París adoptar una nueva estrategia de cara a las restricciones que se impondrán a los fabricantes por parte de la Unión Europea en 2030.

Se cerraba una etapa, no en el caso de la firma del león como equipo 100% oficial, situación que apenas ha durado una temporada y que les ha reportado una única victoria en Mettet, sino que finaliza una unión con el equipo Hansen Motorsport que se extendía durante el último lustro. Sin estructura, sorprendidos al igual que Sébastien Loeb por el anuncio, la familia Hansen se ve obligada a volver a sus inicios, negociando al igual que la formación dirigida por el alsaciano, SLR, a negociar con Peugeot Sport la posibilidad de adquirir las unidades del Peugeot 208 WRX para seguir compitiendo en 2019.

Tal y como reconocía el propio Loeb en una carta abierta después de la cita sudafricana del World RX, el rallycross es la vida de esta familia sueca y pocos entendemos ya la categoría reina del Mundial sin el apellido de 14 veces Campeón de Europa Kenneth Hansen y el testigo tomado por sus hijos Timmy y Kevin.

El fin de semana terminó con una comida y una velada con todo el equipo Peugeot Sport. Adiós después de una aventura donde todos lo han dado todo. Todos trabajamos duro, especialmente con la llegada de nuevos desarrollos en la mitad de la temporada. Realmente quiero agradecerles nuevamente y aunque no ganamos tanto como hubiéramos esperado, todos pueden estar orgullosos de su progreso. Realmente tengo un pensamiento para todos y también para toda la familia Hansen. El Rallycross es su vida. Han dado tanta energía en este programa que están atravesando un período delicado. También deseo que se recuperen lo antes posible y les agradezco que me hayan dado la bienvenida a la familia Rallycross durante estos años. Obviamente, la retirada de Peugeot y Mattias este fin de semana pone en duda muchas cosas, creo, para el futuro de la disciplina. Les deseo a todos que encuentren soluciones para salvar este hermoso campeonato en el que me he divertido mucho y descubierto un mundo totalmente diferente al que conocía en el Rally. Para un ‘novato’, creo que he demostrado cosas hermosas.

Además de esta emotiva despedida, el equipo, junto a su patrocinador principal, Red Bull, ha querido dejarnos una imagen para el recuerdo, en este caso una que muchos pedían: ver a un Supercar del Mundial de RallyCross en un tramo de rallyes. Y en este caso no es solo uno, sino que Loeb y el menor de los hermanos Hansen, Kevin, se han encargado de pilotar sus dos unidades del 208 WRX en la conocidísima carretera de Alpe d’Huez, con sus 14 kilómetros en los que se contabilizan hasta 21 horquillas en las que el Peugeot de casi 600 CV encuentra un escenario muy adecuado para dar rienda suelta a su caballería. Una forma de decir adiós al que sin duda ha sido uno de los proyectos deportivos más agridulces para Peugeot Sport.

Lee a continuación: Mattias Ekström confirma su decisión de abandonar el World RX a tiempo completo