Los nuevos R2 comenzarán a llegar a los rallyes en 2019

 |  @fernischumi  | 

La nueva generación de vehículos R2 estaba esperando su momento para entrar en acción y parece precisamente que esa situación ha llegado. Los tracción delantera llevan desde hace años completando las listas de inscritos de campeonatos internacionales y nacionales, siendo además un buen primer escalón para las jóvenes promesas. Después de temporadas discutiéndose la nueva normativa técnica, parece que todos los fabricantes han terminado por llegar a un punto común.

Con Hyundai esperando a las decisiones acerca de dicha reglamentación desde 2016 para apostar o por crear una versión de su i20 que acompañe a las ya existentes del WRC y R5, la FIA ya parece haber dado el visto bueno al futuro de la categoría. Precisamente es M-Sport una de las más adelantadas en la llegada de la nueva generación, ya en test del nuevo Ford Fiesta R2 desde hace meses y esperando a que sea homologado con la llegada del nuevo año, justo tras la presentación de dicho vehículo en las próximas semanas.

Según Rallye-Magazin, esta nueva generación de la versión de competición del popular utilitario de la firma del ovalo comenzará a competir desde febrero de 2019 con el estreno del JWRC. Seguirá utilizando el motor turbo 1.0 litros de 3 cilindros, aunque se espera que sea más competitivo frente a la versión actual. En cuanto al resto de fabricantes, parece que Peugeot Sport es la mejor situada dentro del Grupo PSA para tener una variante R2 con motor tres cilindros turbo del nuevo Peugeot 208 que será presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra.

Cedric Mazenq será el nuevo director técnico de la sección carreras-cliente de PSA y por tanto la firma del león aprovechará de esta forma la libertad en cuanto a carga de trabajo que le supondrá el no tener ningún programa deportivo internacional en 2019 después de la finalización de su proyecto en rally-raids el pasado mes de enero y tras el anuncio de que cesará su participación en el Mundial de RallyCross a finales de 2018. Citroën apuntó hace dos años que el principal objetivo era diseñar y construir un R5, algo similar a lo sucedido con Hyundai Motorsport, aunque ahora con ambos desarrollados y compitiendo puede ser el momento de mirar a estas opciones.

Por su parte, Opel anunciaba hace unas semanas que no habrá recambio para el Opel Adam de producción, algo que ya de por sí limitaba las opciones de ver un nuevo R2 de la firma de Rüsselsheim. Se espera que el Opel Corsa tenga la misma plataforma que el Peugeot 208 ahora que todas forman parte del mismo conglomerado, sin embargo, los responsables del Grupo PSA todavía quieren aumentar la rentabilidad de la marca germana antes de pensar en su primer proyecto deportivo.

Vía | Rallye-Magazin

Lee a continuación: La Fórmula 1 de 2019: un tercio menos de pérdida de carga aerodinámica para tener más adelantamientos