CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

Mads Ostberg y su programa lejos del WRC. ¿Por qué?

Iván Fernández | 22 Abr 2017
AUTOMOBILE: WRC SWEDEN - WRC -09/02/2017
AUTOMOBILE: WRC SWEDEN - WRC -09/02/2017

Si hace unos días hablábamos de ‘temporada extraña’ para Kevin Abbring, no se puede calificar de forma muy distinta el 2017 de Mads Ostberg. Tras quedarse sin su asiento en M-Sport, el noruego apostaba formar equipo con de los privados, Martin Prokop, para tratar de afrontar un programa casi completo en el Mundial de Rallyes. Ante la imposibilidad de tener una unidad del Ford Fiesta RS WRC 2017 disponible ya para Monte-Carlo, el noruego retrasaba su inicio de año hasta Suecia.

Allí se destapaba en el shakedown. Lograba el mejor tiempo en un tramo de pruebas en el que no todo el mundo quería correr con el objetivo de reservar neumáticos. Tras ello, los tiempos no salían y finalmente la pérdida del alerón trasero le obligó a decir adiós a la carrera al considerar que no se podía rodar en dichas condiciones. Tras ello, decidía saltarse México ante el inminente nacimiento de su primer hijo, algo que significaría casi una baja por paternidad después de que el propio Mads decidiera no tomar la salida en el Tour de Corse unas semanas después al considerar que no había realizado los kilómetros necesarios de test sobre asfalto.

Ahora más asentado y con su Ford Fiesta RS WRC ya en tierras argentinas de cara a la quinta cita del Mundial 2017 que se disputará la próxima semana, Ostberg reconocía en el ‘nuevo programa-tertulia’ de Colin Clark, que sus opciones para este año van más allá del campeonato intercontinental. En principio, tiene programadas competir en dos citas del Campeonato de Europa de Rallyes al volante de un Ford Fiesta R5 (previsiblemente Evo2) de M-Sport. En principio serían el Rallye di Roma Capitale y la cita polaca, el Rallye Rzeszow, posiblemente elegidas para coger algo más de rodaje sobre asfalto, superficie que tradicionalmente se le ha atragantado al escandinavo.

Su programa para lo que resta del año cuenta además con otras peculiaridades, como la no participación en el Rally de Australia, última carrera del WRC de este año, y su presencia, en un número de pruebas todavía por determinar, del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. Lo dicho, todo parece tener una explicación, tomar feeling con un terreno que a los pilotos criados en los lagos helados siempre les ha costado mucho, además no es de extrañar que como ya ha pasdo anteriormente, un potente patrocinador le haya convencido para ello.

No será el único Wild Card que realicen los pilotos del WRC en los próximos meses. Thierry Neuville seguirá el camino marcado por Hayden Paddon (estuvo en el pasdo Rallye San Remo) y disputará el Ypres Rally, prueba que organiza el team manager de Hyundai, Alain Penasse, y que este año será valedera para el Tour European Rally Series.