ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

Problemas de última hora dejan a M-Sport sin evolución de motor para el Ford Fiesta WRC

A pesar de que su futuro ha quedado resuelto, Sébastien Ogier ha tenido lo que podemos considerar una semana convulsa previa al inicio de la prueba británica, la que puede ser para él la primera bola de break en contra en este partido a tres sets. Tras luchar por retenerlo hasta el último día, M-Sport no pudo hacer otra cosa hace una semana que desearle buena suerte en su futuro con Citroën al que actualmente es su piloto y prometerle que lucharía con todos los elementos de los que disponían para tratar de ganar otro título juntos.

Sin embargo, los resultados de los test no salieron como debería y el Ford Fiesta WRC del francés, que presuntamente debería estrenar nuevas mejoras en el área de motor este fin de semana en Gales finalmente no las montará. Al parecer, un fallo de motor durante el test del pasado sábado llevó a M-Sport a optar por no utilizar esta nueva versión del propulsor, en teoría ligeramente más potente, especialmente porque los datos recabados durante las pruebas no eran suficientes como para optar por la opción menos probada.

Es por ello que la unidad que el francés utilizará durante el Rally de Gales 2018 ha salido esta mañana al shakedown con el motor de la anterior especificación y también luciendo la configuración aerodinámica que se empleó en Turquía, distinta a la que se estrenó para los rallyes de Finlandia y Alemania únicamente en el coche de Ogier. Se espera que después de un nuevo test que ya refleje datos más completos acerca del rendimiento del motor M-Sport pueda estrenar el propulsor para el Rally de Catalunya.

Chris Williams, jefe de ingeniería de los de Cumbria reconocía en declaraciones a Autosport la necesidad de estar muy seguros acerca de las prestaciones y fiabilidad de las nuevas mejoras en el motor (principalmente en la parte del Hardware) antes de homologarlo, ya que después de esta decisión no se podrá revertir.

Necesitamos sentirnos cómodos con eso y no lo estamos ahora. Habría sido un riesgo traerlo a Gales. Lo que tenemos es ganancia, pero no estamos hablando del 10%, estamos hablando de algunos caballos de potencia, pero tenemos que estar seguros de que es fiable. Hemos estado trabajando con nuestros amigos en los EE.UU. [Ford Performance], los muchachos de allí realmente están trabajando muy duro en ello… La decisión estuvo cerca, el lunes por la mañana había dos motores sentados junto al auto: ‘¿elegimos este o el otro? ‘ Si fracasas, se acabó el juego, pero ahora solo estamos unos cuantos caballos de potencia por debajo y aún podemos hacer algo.

Vía | Autosport

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Iván Fernández

Cargando...